10 Errores comunes que cometemos al comprar utensilios para el hogar

Comprar utensilios para la cocina suena fácil, pero se complica cuando no conocemos muy bien qué necesitamos. No importa si eres primerizo en el arte de adquirir artículos para el hogar o si llevas años cocinando como todo un experto, seguro alguno de estos consejos te salvará de una mala elección.

Genial.guru recordó algunos de los errores más comunes que cometemos y que con un poco de ayuda pueden ser muy fáciles de evitar. Quédate y te contaremos cómo lograr que todo lo que haya en tu cocina sea funcional y duradero.

1. Comprar demasiadas cosas

A todos nos pasa: nos emocionamos cuando estamos frente a utensilios que nos gustan y queremos llevarnos todo a casa. Para evitar esto, antes de salir a comprar asegúrate de tener una lista detallada de lo que necesitas.

Comienza por anotar lo más importante, lo que vas a utilizar todo el tiempo como platos, vasos y cubiertos. Después puedes añadir ollas, cacerolas y hasta accesorios como cafeteras o tostadoras. Si haces esto, además de ahorrar, tendrás menos problemas a la hora de mantener tu cocina ordenada.

2. No conocer los materiales

Este es un error bastante común, sobre todo si es la primera vez que compramos una vajilla. Uno de los materiales más resistentes es la porcelana, aunque puede ser algo costosa. El vidrio es otra buena opción que soporta el uso constante, pero ten cuidado, porque puede rayarse fácilmente.

Entre las mejores opciones están el barro y la loza. Con el primero encontrarás piezas de un grosor mayor al normal, lo que ayuda a que tengan una vida más larga. La loza es de los materiales más utilizados actualmente, y aunque no es tan resistente como la porcelana, es una opción menos costosa y de buena calidad.

3. Comprar plástico

Los productos de este material parecen una gran opción por la variedad de diseños, tamaños y su precio, pero no son muy confiables a largo plazo. Cuando están en contacto con el calor, algunos plásticos liberan disruptores endocrinos como el BPA, que es perjudicial para nuestra salud, pues es capaz de alterar el comportamiento de nuestras hormonas.

Por eso, lo más económico no siempre es la mejor opción.

4. Decoración con metales

Nos encantan estos artículos, pero recuerda que es importante tener un cuidado especial al momento de comprar una vajilla con decoraciones hechas con metales. En ocasiones, los materiales utilizados pueden no ser aptos para estar en contacto con alimentos y no se recomiendan, incluso si las decoraciones son pequeñas.

En piezas hechas con cerámica, por ejemplo, se puede llegar a encontrar plomo, sobre todo si son artículos antiguos.

5. Diseño de platos

A veces queremos tener piezas únicas que nos ayuden a mostrar nuestro estilo.

Si decides adquirirlas, hay un par de cosas que debes considerar:

  1. Ten en cuenta tu espacio de almacenamiento para saber cómo puedes organizar lo que vas a comprar sin que su tamaño y forma sean un problema.
  2. Asegúrate de que sean funcionales. No servirá mucho tener un plato hermoso si no es práctico al momento de comer.

6. Desconocer el mix and match

Si te gusta lo clásico, una vajilla de un solo color o estampado será perfecta. Pero si prefieres darle un toque atrevido a la cocina, el mix and match (“mezclar y combinar”) será tu mejor aliado.

Elige colores, estampados y diseños diferentes, y combínalos hasta lograr un set único que represente tu estilo. Lo importante aquí es que el resultado final se vea armonioso y estético.

7. Tipos de estufas

Esto puede no parecer un problema, pero es muy importante al momento de elegir sartenes y ollas. En una estufa de gas podrás utilizar cacerolas de cualquier material. En una que cuente con placas de inducción necesitarás utensilios hechos de un metal magnético especial para este tipo de fuente de calor, como el hierro o peltre.

8. Cuchillos desafilados

Contrario a lo que muchos solemos creer, no hay nada más peligroso en la cocina que un cuchillo con poco filo. Cuando estos están bien afilados, los cortes son más rápidos, firmes y se evitan resbalones o que hagamos mucha fuerza.

Afila tus instrumentos de cocina cada seis meses para garantizar un uso seguro.

9. Material de las sartenes y ollas

Hay dos materiales que son bastante duraderos y de buena calidad. El acero inoxidable es el más recomendable, siempre y cuando no se utilice sal o alimentos ácidos en exceso a la hora de cocinar. Y el hierro es resistente y no representa un riesgo al estar en contacto con alimentos.

Otra opción es una sartén antiadherente, pero recuerda reemplazarla cada tres a cinco años, dependiendo de su uso. Lo que nunca debes elegir son utensilios de aluminio, pues pueden llegar a ser tóxicos.

10. Cubiertos

Lo más importante al elegir los cubiertos es que sean firmes y de peso balanceado, ni muy ligeros ni muy pesados. Así evitarás que comer con ellos sea una molestia y que al momento de utilizarlos se rompan o deformen.

Una gran opción son los cubiertos de acero inoxidable. Puedes encontrarlos en una gran variedad de diseños que seguro irán bien con el estilo de tu cocina.

Estos son algunos de los errores más comunes al momento de comprar nuevos utensilios para nuestra cocina. ¿Has cometido alguno? Nosotros sí, pero ahora sabemos cómo evitarlos.

¿Qué otros errores crees que debemos evitar? ¡Cuéntanos!

Compartir este artículo