10 Plantas comunes que pueden ser letales para nuestros gatos (y algunas que son beneficiosas para ellos)

Las plantas son grandes aliadas a la hora de decorar los espacios de la casa y renovar el aire. Pero si tienes un gatito, deberías saber que algunas de ellas pueden ser muy peligrosas para su salud. Las hojas, las flores, las semillas, los frutos y hasta el polen pueden resultar amenazantes para nuestros adorables y curiosos felinos.

Genial.guru es un amante de los gatitos, por lo que preparó esta lista de algunas plantas muy comunes que quizá tengas en tu hogar y no sabías que podían ser tóxicas para tu mascota. Y no te pierdas el bono al final del artículo, donde encontrarás especies del reino vegetal que son saludables para estos amigos de cuatro patas.

1. Kalanchoe

El Kalanchoe es un género que incluye una gran variedad de especies muy decorativas para el hogar. Estas plantas florecen desde comienzos del invierno hasta la primavera, y nos regalan flores hermosas y coloridas. Pero para los gatitos, pueden ser muy peligrosas. Todas sus partes contienen toxinas y, si nuestra mascota las ingiere, puede experimentar síntomas como vómitos, diarrea y exceso de saliva. Además, si las consume en grandes cantidades, podría tener arritmia cardíaca y convulsiones. Así que, ya sabes, si tienes una de estas plantas en casa, lo mejor será mantenerla alejada de tu gato.

2. Potus

El potus quizá sea una de las plantas de interior más comunes. Cuidarlo es muy simple y, además, es fuerte y resistente. Sin embargo, también puede hacer estragos en la salud de nuestros gatitos. Los felinos son tan curiosos que suelen acercarse a esta planta para masticar sus hojas y sus ramas. Y es allí cuando comienzan los problemas, porque esta especie contiene algunas sustancias dañinas que pueden generar irritación en la boca, los labios y la lengua, exceso de saliva, vómitos y dificultades para tragar. Si quieres conservar tu potus en casa, lo recomendable es colocarlo en algún sitio al que tu gato no pueda acceder.

3. Ciclamen

También conocida como pan de puerco, el ciclamen es una planta que habitualmente se mantiene en el interior de los hogares. En este caso, la toxicidad se concentra más que nada en los tubérculos, pero las flores y las hojas también son peligrosas. La sustancia que la hace tan dañina es la ciclamina, la cual produce vómitos, diarrea, anormalidades en la frecuencia cardíaca, convulsiones y hasta la muerte en gatos.

4. Narciso

El narciso es una planta muy valorada por los amantes de la jardinería porque sus flores son muy lindas y poseen una fragancia muy rica. Pero para las mascotas, esta especie puede ser una gran amenaza. Los bulbos contienen licorina, una sustancia que puede resultar venenosa si se consume en grandes cantidades. Por eso, procura alejar a tu gatito de los narcisos, ya que pueden causarle convulsiones, diarrea, temblores, disminución de la presión arterial y arritmia cardíaca.

5. Lirios

De acuerdo con un estudio, el 73 % de las personas cuyos gatos fueron expuestos a los lirios no sabían que la planta era tóxica para sus mascotas. Si el felino ingiere una o dos hojas de esta especie, o si consume una pequeña cantidad de polen mientras se acicala, puede sufrir un fallo renal agudo. También puede ser peligroso que el gato tome el agua de un florero en el que estaban las flores de esta planta. Los síntomas de intoxicación incluyen pérdida de apetito, debilidad, taquicardia, desorientación y convulsiones.

6. Cica

Esta “falsa palmera” consigue darle un toque tropical y cálido a cualquier hogar. Sin embargo, debes saber que es venenosa tanto para los gatos como para los seres humanos. Pero los felinos son quienes están más expuestos a ella, porque les resulta muy sabrosa al masticarla. Toda la planta es tóxica, pero el peligro principal está en sus semillas, las cuales contienen niveles muy altos de la toxina cicasina. Los síntomas más frecuentes que aparecen luego de su ingesta son desvanecimiento, vómitos, diarrea, fallas en el hígado y hemorragia nasal, entre otros.

7. Crisantemo

En China, el crisantemo es un símbolo de sabiduría; en Japón, es la flor nacional, y en México está asociado al Día de Todos los Santos. La belleza de esta flor es indiscutible, pero también es muy peligrosa para los gatitos, quienes pueden verse atraídos a masticarla por su forma y textura. Los síntomas que experimentarán luego de ingerirla son dermatitis, diarrea, vómitos, excesiva producción de saliva y dificultades para coordinar los movimientos.

8. Laurel

El laurel es muy utilizado en la gastronomía. Solemos colocarles unas hojitas a las sopas, los guisados y las carnes. Pero a pesar de darles un gusto riquísimo a las comidas, a nuestros amigos felinos puede producirles problemas en el corazón, debilidad, disminución de la presión arterial, diarrea y vómitos.

9. Eucalipto

El eucalipto y los gatos no son una buena combinación. No es habitual que haya un árbol de esta especie en casa, pero sí solemos tener un poco de su aceite esencial, porque podemos usarlo como repelente para mosquitos o descongestivo. Es muy importante que los felinos no tengan acceso a la planta ni mucho menos a su aceite, ya que allí se concentra la mayor proporción de toxicidad para ellos. Solo con ingerir algunas gotas o inhalarlo pueden sufrir dificultad para respirar, debilidad y excesiva producción de saliva, entre otros síntomas.

10. Hiedra

La hiedraHedera puede estar en el interior de nuestra casa en una maceta o trepando por alguna pared en el exterior. El follaje de esta planta es tóxico, pero el problema principal está en sus frutos. Se trata de unos circulitos carnosos que pueden ser de color púrpura o amarillo, y concentran sustancias venenosas tanto para los felinos como para los seres humanos. A los gatos puede provocarles dolor abdominal, hipersalivación y diarrea.

Bono: plantas beneficiosas para la salud de tu gato

Son varias las especies del reino vegetal que resultan peligrosas para nuestros gatitos. Pero tener un felino no significa que sea el final para las plantas en casa. Hay algunas que no solo son inofensivas para nuestras mascotas, sino que también pueden ser muy beneficiosas para su salud.

1. Hierba gatera

También conocida como menta gatuna, se trata de una especie que resulta irresistible para los felinos. Desprende un suave olor cítrico que los atrae y hace que la huelan, mastiquen sus hojas y froten todo su cuerpo en ella. Les produce un estado de éxtasis increíble, y hace que se comporten de manera divertida y juguetona. Si quieres que tu gatito pase un momento de felicidad, puedes colocar una maceta con hierba gatera en alguno de los espacios de tu casa.

2. Enebro

El enebro es otra de las plantas seguras para los gatitos. Tiene propiedades antisépticas y antimicóticas, y podemos utilizar su aceite para combatir los parásitos de nuestra mascota. Además, si tienes esta especie en casa, podrías dejarla secar y usarla para saborizar carnes, salsas y rellenos.

3. Romero

El romero es una planta aromática que tiene múltiples beneficios. Por un lado, podemos utilizarla para saborizar distintas comidas, pero también es muy útil para la salud de nuestros gatos. Ayuda a reducir los síntomas de las alergias, los dolores y los problemas respiratorios. Para que los felinos la ingieran, puedes triturarla y mezclarla con el alimento o dárselas en infusiones.

4. Orquídea

Si eres de los que aman las flores, pero también quieres cuidar a tu mascota, la orquídea es una buena opción para ti. Con sus colores brillantes le dará una sensación de vitalidad a tu hogar sin poner en riesgo la salud de tu gato. Sin embargo, si tu amigo de cuatro patas suele disfrutar mordiendo las hojas de las plantas, procura colocarla en un lugar donde no pueda alcanzarla para asegurarte de que crezca fuerte y sana.

¿Conocías estas especies peligrosas para los gatitos? ¿Qué otra planta segura para los felinos agregarías a la lista?

Compartir este artículo