10 Datos sobre el suavizante que nos hicieron pensar si deberíamos usarlo al lavar la ropa

El suavizante para la ropa tiene muchas ventajas que nos hacen seguir utilizándolo en nuestros hogares. Logra que las texturas se sientan esponjosas, añade un rico aroma a las prendas, reduce la estática en algunos materiales, facilita el planchado (para quienes planchan) y evita arrugas marcadas (para quienes no quieren planchar). Pero hay que saber algo más: sus componentes pueden ser tóxicos y causar efectos negativos en la ropa, en el ambiente y en nuestra salud.

Genial.guru quiere compartir varios datos sobre este producto que te harán preguntarte si no sería mejor disminuir su uso o buscar opciones más naturales. Al final del artículo, encontrarás un bono con algunas de ellas, por si te quieres animar a probar otras alternativas.

1. Puede ocasionar mal olor en la ropa deportiva

Cuando se trata del cuidado de las telas, los expertos aconsejan que no utilicemos suavizante en nuestra ropa deportiva. Estas prendas están elaboradas con materiales que absorben la humedad y las hacen más transpirables. El suavizante dejará un residuo en sus fibras que impedirá que cumplan su función, como una capita que tapa los “poros”. ¿El resultado? La textura podría retener los malos olores que se producen cuando nos ejercitamos y sudamos mucho.

2. Elimina el superpoder absorbente de las toallas

Sabemos que es muy desagradable usar toallas ásperas después del baño, y si hasta ahora creías que la solución para que no raspen la piel es el uso de suavizante, lamentamos decirte que no es así. Una de las características de este producto de lavandería es que con el tiempo, hace que las toallas pierdan su poder de absorción; además puede causarles mal olor, como pasa con la ropa deportiva.

3. Puede ser responsable de algunas manchas misteriosas

Uno de los problemas más molestos que se presentan al lavar son las manchas. Si son azules o grasosas, quizá tengan como “culpable” al suavizante; esto puede suceder cuando el producto toca la tela sin estar bien diluido en el agua o cuando lo agregamos directamente en alguna pieza. ¿Te ha pasado? Seguro te viste obligado a lavarla nuevamente o, al menos, a frotar la mancha a mano con jabón para eliminarla.

4. No puede aplicarse en todas las telas

Cuando investigamos acerca de las desventajas de este producto, encontramos que algunos expertos dicen que no actúa igual en todos los tipos de telas: puede ser más eficaz en fibras naturales como el algodón y el lino, pero en fibras sintéticas como el poliéster o el nailon, no tiene la misma efectividad. Lo mejor que podemos hacer ante la duda es revisar la etiqueta de nuestra ropa, donde el fabricante indica si se puede usar o no. Muchas veces la instrucción está en inglés, puede ser una frase como esta: Do not use softeners.

5. No es el mejor amigo del ambiente

Actualmente el lavado de ropa está en la mira de los ecologistas, porque la mayoría de nuestras prendas están hechas con telas como el poliéster, de las cuales se desprenden muchos microplásticos que van a parar a los océanos. Agregar suavizante al final del ciclo de lavado sumaría más contaminación debido a sus componentes químicos.

6. Sus envases de plástico (también) son contaminantes

No solo su composición afecta al medioambiente, sino también sus envases. Muchos son de plástico y van a parar a vertederos y océanos una vez que se termina el producto. Un informe que publicó la ONU dice que la contaminación del mar con plástico se ha multiplicado por 10 en tan solo 40 años, y que cerca del 80 % de la basura que hay en los océanos es plástico. Esto perjudica enormemente a la fauna marina.

7. Es mejor evitarlo en los hogares de personas con asma

Una de las características que más nos atraen de estos productos es que son perfumados, pero esto puede representar una amenaza para las personas con asma. Los médicos les suelen indicar a estos pacientes que eviten cualquier producto de limpieza con fragancias, porque podrían desencadenar un ataque.

8. Podría causar alergias

Los ingredientes de este producto contaminan el aire que respiramos en nuestro hogar, y tanto sus fragancias sintéticas como sus componentes antiestáticos pueden ser causantes de alergias. Otra razón más para desenamorarnos de sus aromas.

9. No se aconseja usarlo en la ropa interior femenina

Se encuentra en la lista de productos que los especialistas recomiendan evitar al lavar las pantis, porque algunos de sus químicos, especialmente los perfumes, pueden originar alguna infección vaginal o una irritación de la piel en esa delicada zona.

10. Puede causar irritación en la piel del bebé

Muchos padres desean obtener los beneficios del suavizante en la ropita de sus bebés, pero los especialistas no recomiendan su uso, porque sus químicos pueden provocar irritación en la piel y sarpullido (erupción) en caso de que utilicen pañales de tela y estos sean enjuagados con el producto.

Bono: Cómo puedes reemplazarlo

  • El truco más popular de los expertos en lavado es agregar un chorrito de vinagre blanco a media taza de agua para enjuagar la ropa. Ayudará a eliminar los restos de jabón y a mantener las prendas suaves. Puedes añadir unas gotitas de tu aceite esencial favorito, comienza con pocas y ve agregando más hasta conseguir el aroma que deseas.

  • El bicarbonato de sodio es otra alternativa, pero como podría decolorar, lo recomendamos solo para la ropa blanca o clara. Puedes añadir media taza de bicarbonato en el ciclo de enjuague, cuando la lavadora esté llena de agua. Si lavas algunas prendas a mano, disminuye la cantidad en proporción a la cantidad de agua, y no las dejes mucho tiempo en remojo.

  • Algunos ambientalistas incluyen el uso de bolas de lana para secadora como sustituto del suavizante entre sus ideas eco friendly para el hogar, porque pueden contribuir con el ahorro de tiempo de secado y, en consecuencia, de energía eléctrica, entre otros beneficios. Aquí también puedes aplicar unas gotas de aceite esencial, el de lavanda se encuentra entre nuestros favoritos.

Si ya has empleado algunos de estos productos en tu lavado, ¿podrías decirnos cuál funciona mejor para ti? ¿Tienes otra idea para sustituir el suavizante en el hogar?

Compartir este artículo