Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

13 Plantas decorativas para el interior del hogar que son muy fáciles de cuidar

Si eres amante de la jardinería o de la decoración, o si simplemente tienes tiempo libre y necesitas algo terapéutico para hacer, te interesará saber que hay plantas decorativas para el interior del hogar que, además de ser bellas y resistentes, son muy sencillas de cuidar. Estas plantas aportan oxígeno a los espacios, además de color, vida y elegancia. Ingresar a un ambiente decorado con plantas es, sin duda, una grata experiencia, y más aún si ese ambiente es tuyo y fue acondicionado por ti.

Genial.guru quiere presentarte una selección de 13 plantas que son ideales para el interior del hogar, ya que son decorativas, resistentes y, además, son fáciles de cuidar.

1. Plantas suculentas o crasas

Existen varias especies de este tipo de suculentas no cactáceas, o plantas crasas, y todas son realmente hermosas y decorativas. Estas plantas requieren muy poco mantenimiento, ya que no necesitan mucho riego debido a que contienen un almacén de agua dentro de ellas. Este, generalmente, se encuentra en sus hojas, aunque también puede estar en los tallos o en ambos lugares. Gracias a esta adaptación, pueden vivir en climas áridos y secos. Al ser pequeñas, no ocupan mucho espacio; puedes hacer o comprar unas lindas macetas para estas crasas y colocarlas en mesas, muebles o estantes.

2. Cinta o malamadre

La Chlorophytum comosum, mejor conocida como cinta o malamadre, es ideal para verla crecer cerca de tu ventana o para colgarla en algún lugar de la sala. Es muy resistente y se adapta a muchos ambientes. Esta planta no requiere de mucho mantenimiento, solo procura asegurarle una buena dosis de luz, pero sin exponerla al sol directo. Si ves que tiene las puntas secas, puede ser que esté recibiendo demasiada luz solar o que le falte humedad. Lo ideal es regarla cada 5 días o una vez a la semana en otoño e invierno; en climas más calurosos, debes aumentar la dosis a dos o tres veces por semana.

3. Orquídeas alevilla o mariposa

Este tipo de orquídea es la más conocida de todas y es ideal para el hogar debido a la duración prolongada de sus flores (de dos a tres meses) y por su resistencia a los interiores. Esta planta necesita luz, pero sin el contacto directo del sol fuerte, por ello puedes colocarla junto a una ventana orientada al este o al oeste, con una cortina fina de por medio. La planta tiene unas pocas hojas que son grandes y gruesas, pero no muy largas. Las flores son hermosas y pueden aparecer en cualquier momento del año. Sus colores pueden ser rojo violáceo, rosa, blanco, entre otros.

4. Ludisia discolor u orquídea joya

Esta planta es una de las favoritas de los amantes de las plantas de interior, ya que sus hojas tienen un gran valor ornamental y sus flores, si bien son pequeñas, también son hermosas. Muchos la eligen para decorar sus casas porque puede durar muchos años, siempre y cuando esté en una habitación iluminada y con alta humedad ambiental. Para esto, puedes colocar varios vasos de agua alrededor de la planta o un humidificador. Puedes regarla dos o tres veces por semana en verano y bajar la frecuencia el resto del año. Procura mantenerla alejada del aire acondicionado o el ventilador, y disfruta de su grata compañía por muchos años.

5. Potus

Epipremnum aureum, comúnmente conocida como potus, es una planta de interior trepadora decorativa muy fácil de cuidar. Sus hojas tienen diferentes tonalidades de verde y es una de las preferidas para decorar oficinas e interiores de vivienda. No es muy pequeña, pero si la colocas en una maceta chica, no crecerá mucho y podrás usar una guía para indicarle hacia dónde quieres que se extienda. Otra ventaja es que es muy resistente y ayuda a disminuir la contaminación ambiental en interiores. Para que el potus se desarrolle mejor, es recomendable la luz media indirecta, porque los largos periodos de luz solar directa podrían quemar sus hojas.

6. Violeta africana

La violeta africana es una planta de interior que prefiere los ambientes luminosos para prosperar. Gracias a su intensa floración, su pequeño tamaño y belleza decorativa, esta planta goza de mucha popularidad. Si bien hay muchas variedades, la más común es la de color morado intenso y es común verla en las casas de los aficionados de las plantas de interior sobre la mesa de la sala principal. Las flores de la violeta africana pueden aparecer en cualquier época del año; tras la floración, procura podar los tallos florales marchitos.

7. Peperomia caperata o cola de ratón

Peperomia caperata, también llamada cola de ratón, es una pequeña planta de interior compuesta por una roseta de abundantes hojas. Su atractivo radica, en gran parte, en la marcada nervadura de sus hojas, que pueden ser de diversas tonalidades de verde oscuro, mientras que en la parte interior tienen un color rojizo. Sus flores suelen ser de color blanco. Esta bella planta de interior no es muy exigente en cuanto a cuidados, solo procura colocarla en un entorno con luz moderada y regarla cuando su tierra esté seca, evitando que se empape mucho.

8. Sansevieria o lengua de suegra

La Sansevieria, también conocida como lengua de vaca o lengua de suegra, es una planta universalmente popular por sus hojas verticales y veteadas, y por la facilidad con la que puede ser propagada. Cuando esta planta recibe suficiente iluminación, nos regala unas flores blancas con un dulce aroma. Además, es muy resistente y tiene buena reputación de purificar el aire de la casa, por lo que es recomendable que la ubiques en las habitaciones en donde descansas. La única contra es que puede ser levemente tóxica para gatos y perros, ya que puede causarles náuseas, diarrea o vómito.

9. Aloe vera o sábila

Además de contar con muchísimas propiedades, la sábila es muy sencilla de cultivar porque se adapta perfectamente a espacios reducidos y brinda un aspecto muy interesante y sobrio. Puedes colocar la maceta en una ventana donde reciba algunos rayos de sol. En los climas de verano, es necesario regarla más seguido; pero en invierno, con regarla cada dos o tres semanas será suficiente. Procura que no quede agua estancada en su maceta, ya que puede hacer que se pudra con facilidad.

10. Tillandsia

La Tillandsia es una planta de la familia de las bromeliáceas, es muy resistente y puede vivir tanto en el exterior como en el interior. Para el interior, es preferida por su exótica flor espigada de color magenta que da vida al hogar. También es llamada bromelia y está emparentada con el típico clavel del aire que cuelga de muchos balcones. Esta planta necesita de mucha luz, pero no le gusta el sol directo. Casi no hace falta que la riegues, solo necesitas rociar sus hojas dos o tres veces por semana y con eso será suficiente.

11. Kalanchoe

El Kalanchoe puede crecer en cualquier rincón luminoso de la casa y es estéticamente muy bello por sus exóticas flores y el color de sus hojas. Además, como algunas especies de esta suculenta son pequeñas, se suelen utilizar para hacer composiciones con otras plantas, aumentando aún más su valor ornamental. Como toda suculenta, su riego debe ser escaso: durante el verano, solo una o dos veces por semana, y el resto del año, cada 10 o 15 días.

12. Echeveria

Esta es una de las suculentas favoritas para decorar los hogares. Mientras la sitúes en un lugar bien iluminado y soleado, podrá desarrollarse bien. Por lo general, crecen en rosetas con hojas preciosas en una variedad de colores y, en ocasiones, les salen imponentes flores. Respecto a los cuidados, ten presente no dejar que el agua se asiente en la roseta, ya que puede causarle hongos o putrefacción. Procura eliminar las hojas muertas de la parte inferior de la planta a medida que esta va creciendo.

13. Geranio

Los geranios son plantas de flor muy bellas para engalanar los espacios, incluso quedan muy decorativas sobre una mesa central. Muchos las eligen para el interior porque son fáciles de cuidar y tienen un tiempo de floración prolongado. Para que crezcan mejor, procura conseguirles un lugar en donde reciban varias horas de sol. Solo ten presente que, si está junto a una ventana por la cual pasan los rayos solares directo al interior, no debes colocar la planta justo delante de los vidrios, ya que las hojas se podrían quemar como consecuencia del efecto lupa.

¿Qué piensas de estas plantas como decoración? ¿Has cultivado plantas de interior? ¿Cómo ha sido tu experiencia? Te esperamos en la sección de comentarios.