Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Increíbles usos del pan que no imaginabas que fueran posibles

El pan, en cualquiera de sus formas, es uno de los alimentos más populares en la mayoría de los hogares del mundo. Muchos lo consideran un ingrediente indispensable para la mesa diaria. Lo que pocos saben es que el pan también puede ser una pieza clave para solucionar diversos inconvenientes que solemos enfrentar en nuestro día a día.

Genial.guru ha investigado sobre los distintos usos que podemos darle al pan en nuestra vida cotidiana, además de comerlo.

1. Limpiar paredes

Utilizando una porción de pan de molde, es posible decir adiós a las manchas generadas por los roces de manos sobre la superficie de las paredes. Es más: este truco también es válido si las marcas están sobre paredes empapeladas.

2. Vidrio roto

Cuando se rompe algo de vidrio en nuestra casa, lo más fácil es levantar los grandes pedazos rotos que quedan sobre el piso. Con un pedazo de pan blandito, es posible levantar los pedacitos chiquitos que son casi imposibles de ver a ojos humanos. ¡Ten cuidado para no lastimarte al momento de tirar el pan!

3. Pinturas al óleo

Las pinturas al óleo son realmente magníficas, pero la realidad es que, con el paso del tiempo, también se ensucian muy fácilmente. Frotando una rodaja de pan blando suavemente sobre su superficie es posible quitar suciedades, mugre y polvo.

4. Limpiar telas de gamuza

Si tienes camperas, calzados, carteras o cualquier otro objeto confeccionado con tela de gamuza, debes saber que es un material muy delicado y demanda un cierto cuidado al momento de realizar su limpieza. Una solución muy práctica es frotar suavemente un pedazo de pan duro sobre la superficie de gamuza.

5. Tratar los callos

Empapa un pedazo de pan en vinagre de manzana, cúbrelo y luego lo dejas reposando durante una noche sobre el área de tus pies afectada por el callo. Esta idea es un alivio para personas con pies sensibles y que sufren con tan solo pensar en comprar un calzado nuevo.

6. Drenar forúnculos

El pan es una buena alternativa para realizar el drenaje de un forúnculo, que solo quien ya pudo sentirlo en su piel sabe lo molesto que puede llegar a ser. Remoja una rodaja de pan en un poco de leche y aplícalo en el área afectada. Luego, debes pegar el pan sobre la superficie y dejarlo secar durante la noche.

7. Cortar cebollas puede ser más fácil

¿Cuántas veces has evitado cocinar algo con cebolla para no tener que cortarlas? Para evitar las lágrimas, pon en la boca una rebanada de pan mientras la estás cortando. ¡Es casi magia!

8. Una solución para el arroz quemado

Preparar el arroz no es una tarea fácil. Si eres principiante es muy probable que te hayas enfrentado la frustración de comerlo con un gusto a quemado. Para la próxima oportunidad, intenta colocar unas rebanadas de pan sobre el arroz, tapa la cacerola y después de 5 a 10 minutos ya no tendrá más el sabor a quemado.

9. Evitar el arroz húmedo

Otro gran inconveniente que tenemos que lidiar al cocinar arroz es cuando nos pasamos con la cantidad de agua y lo tenemos que comer un poco húmedo. Cuando te vuelva a pasar esto, prueba poner un pedazo de pan sobre el arroz, cúbrelo y déjalo reposar unos minutos. Después, solo ocúpate de disfrutar de un arroz sequito.

10. Reemplazar cucharas

Después de cocinar, limpiar todo lo que se ensució durante el proceso es un problema. El pan es una buena opción de reemplazo para las cucharas que solemos utilizar para revolver la comida que estamos cocinando. Después no hace falta lavarlo y es una increíble opción de guarnición para tu comida.

11. Pastel siempre fresco

Al cortar un pedazo de un pastel, suele pasar que la frescura y suavidad de la parte que queda expuesta al aire se arruine. Para evitar ese problema, puedes colocar una rebanada de pan al lado de la parte cortada. Un gran consejo es unir las dos superficies con palillos de dientes.

12. Ayuda a mantener las galletas sabrosas

Las galletitas son ricas, pero a veces no tenemos ganas de comerlas todas de una sola vez, por lo que nos toca guardarlas y, unos días después, enfrentar la triste realidad de que ya no estén más tan crujientes como antes. Si las guardas en un recipiente sellado con un par de rebanadas de pan, vas a poder mantenerlas frescas por un buen tiempo.

13. Limpiar la grasa

La superficie del pan logra absorber muy bien los derrames de grasa que eventualmente quedan sobre las superficies después de cocinar la comida. Usar el pan para limpiar las paredes o el piso afectado por la grasa es una buena alternativa.

14. Aprovechar al máximo el azúcar

Con el paso del tiempo, suele pasar que el azúcar se acumula y su uso se hace un poco difícil, principalmente cuando queremos utilizar poca cantidad. Prueba dejarlo reposando con una rebanada de pan durante algunos días, se soltará naturalmente.

15. Quitar la grasa de la sopa

Si eres de los que disfruta de una comida sana, una buena alternativa para quitar la grasa de una sopa es sumergiendo un pedazo de pan tostado al plato. ¡Rápido se nota la diferencia!

¿Conocías estos distintos usos del pan? ¿Tienes alguno para sumar a nuestra lista? Déjanos saber en los comentarios.

Ilustradora Ekaterina Gapanovich para Genial.guru