8 Cosas simples de evitar al decorar un comedor, y consejos para que ese espacio se vuelva único

El comedor y la sala de estar son de esos lugares en la casa donde más tiempo se está con las visitas. Todo lo que va allí es visible, por lo tanto, hay que poner atención en la decoración de ese espacio, ya que sin armonía, tanto las personas del hogar cómo los que asisten regularmente a la casa no disfrutarán del lugar.

En Genial.guru, nos gusta que nuestro hogar sea disfrutable, y por esta razón preparamos la siguiente lista con detalles a evitar si quieres que tu comedor sea un digno contexto de los buenos momentos.

1. Mejor evitar: comedor y zona de estar muy pegadas

Cuando el espacio no sobra, poner prioridades es lo mejor para no caer en la compra de muebles innecesarios o excesivamente grandes. Estas malas decisiones terminan reduciendo considerablemente el comedor y la zona de estar, generando una sensación de agobio e incomodidad.

Solución: tomar medidas antes de realizar compras, prescindir de ciertos elementos, quizás elegir una mesa con alas abatibles o que esté adosada a la pared, si es que no se utiliza tanto esta zona.

2. Mejor evitar: mala iluminación sobre la mesa

Esto sucede cuando la bombilla está muy alta o muy baja, o cuando se elige una forma que no coincide con la forma de la mesa, dando como resultado una iluminación incómoda.

Solución: idealmente, la bombilla tiene que estar situada entre 70 y 80 cm por encima de la mesa. Lo mejor es utilizar luces incandescentes, ya que las halógenas emanan demasiado calor. En cuanto a la forma, si la mesa es rectangular, opta por bombillas alargadas, o por dos, pero colgadas a cierta distancia una de otra; en cambio, si la mesa es redonda, una luz circular puede ir mejor.

3. Mejor evitar: sillas con brazos muy anchos

La elección de las sillas tiene que ser acorde al tamaño de la mesa, y hay que tener en cuenta que las que tienen brazos ocupan 10 cm más que las que no.

Solución: no forzar nada. Es mejor optar por sillas sin brazos para los laterales, y en las cabeceras pueden ir otras con brazos o diseños más anchos. Combinar distintos diseños pueden dar un comedor con más carácter.

4. Mejor evitar: alfombra de medidas incorrectas.

Esto sucede cuando se piensa el mobiliario del comedor como algo estático, sin tener en cuenta que las sillas se mueven todo el tiempo. En este caso, si la alfombra queda justa con las sillas pegadas a la mesa, cuando alguien se siente y la corra hacia atrás, las patas quedarán sobre el piso.

Solución: elegir una alfombra que sobresalga al menos unos 60 cm de la mesa (con las sillas metidas en su lugar). De esta forma, al retirar las sillas hacia atrás, siempre permanecerán sobre la alfombra. Además, se aconseja que la alfombra tenga la misma forma de la mesa.

5. Qué evitar: piezas demasiado llamativas

Los muebles con colores fuertes, como el naranja o el rojo, pueden parecer atractivos en el momento de comprarlos, pero suelen cansar o aburrir pasado un tiempo.

Solución: si la idea es dar un toque atrevido y tener un comedor con cierta personalidad, los detalles pueden darse en manteles, jarrones, accesorios, cosas pequeñas que puedan reemplazarse fácilmente. En cuanto a los muebles grandes, lo mejor es elegir colores sobrios y claros que no cansan y, a su vez, dan luz y espacio.

6. Mejor evitar: equivocarse con los materiales

Algunos materiales pueden resultar atractivos a la vista y no ser tan costosos, pero también son más frágiles o de menor calidad y durabilidad. Por eso hay que tener todos los factores en cuenta antes de poblar el comedor de cosas que a los meses no seguirán en las mismas condiciones, ya sea por los hijos o por el trato de las personas de la casa.

Solución: si hay chicos en el hogar, materiales como el vidrio o la madera lacada son algunos a evitar, ya que son frágiles y se rayan o rompen con facilidad. Hay materiales que resisten el peso, los golpes y el calor, como, por ejemplo, la cerámica o la chapa de madera.

7. Mejor evitar en comedor pequeño: mesas rectangulares

Cuando no hay mucho espacio, hay que aprovechar cada centímetro al máximo. La mesa es fundamental en un comedor, y una rectangular puede ocupar mucho lugar.

Solución: elegir una mesa cuadrada o una redonda. Sumado a esto, para brindar más espacio y luz, lo mejor sería elegir una de color claro o de un material como el vidrio.

8. Mejor evitar en comedor pequeño: colores fríos

Solución: los colores cálidos y pasteles son más recomendables en espacios pequeños. Para darle destellos de personalidad al lugar, una buena opción es colocar objetos con tonos contrastantes, pero sin abusar en cantidad, ya que la armonía puede irse por las nubes.

Bono: más consejos para armonizar el comedor y darle tu toque personal

Fundas para sillas

Cambiar las sillas antiguas por unas nuevas o retapizarlas puede ser muy costoso. Por eso, una buena opción es conseguir fundas de telas naturales, como el algodón o el lino, y de un color neutro, que combinan con todos los colores y estilos.

Decorar con plantas

Las plantas de interior aportan armonía y dan un aspecto más acogedor. Una buena opción es optar por una maceta pequeña, blanca en lo posible, para ubicarla como centro de mesa, o comprar una de tamaño medio y colocarla en una esquina del comedor.

Colocar espejos

Otra manera de dar luz y ampliar el comedor es utilizando espejos. Su efecto de duplicidad refleja la luz tanto natural como artificial, y esto da una sensación de amplitud.

Recuerdos de viajes

Detalles que pueden darle carácter propio a un comedor son algunos recuerdos de ciertos viajes especiales. Un jarrón, una pequeña escultura, un juego de velas, entre otras cosas. No solo le dará el toque de estilo al espacio, sino que además otorgará cierta emotividad y nostalgia, ya que son recuerdos personales.

¿Cómo es actualmente tu comedor? Si tuvieras presupuesto ilimitado, ¿cómo lo decorarías?

Compartir este artículo