Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Alimentos adictivos y la razón científica de por qué son tan irresistibles

¿Te has preguntado por qué no puedes resistirte a una buena rebanada de pizza? Un estudio realizado en la Universidad Estatal de Colorado logró enumerar los diez alimentos más adictivos y, además de este delicioso platillo de origen italiano, aparecen otros que seguramente están entre tus favoritos.

Genial.guru se ha dado a la tarea de investigar qué hay detrás de estas diez comidas que, al parecer, son simplemente irresistibles, además de decirte cómo puedes vencer a su sabor.

1. Pizza

De acuerdo con este estudio, la pizza es la reina de los alimentos adictivos y esto se debe en gran parte a esa base de queso fundido que la conforma, pero también a que este se lleva muy bien con la masa y la salsa, ingredientes principales que la conforman. Por otra parte, hay que pensar que la pizza puede ser de cualquier sabor y tener los ingredientes que se te ocurran, por lo que está hecha a la medida para el cerebro y para el paladar.

2. Chocolate

A casi todo el mundo le gusta el chocolate en cualquiera de sus formas y, probablemente, esa haya sido la causa por la que es el segundo en el listado. Al parecer, la razón por la que puede generar adicción es porque contiene grasas y azúcar, dos sustancias que al juntarse generan en el cerebro la sensación de bienestar similar a la de una droga. Además, también se demostró que el quitarle a alguien el chocolate por cierto tiempo le genera un estrés similar al que presentan individuos con síndrome de abstinencia.

3. Frituras

Es muy común que en una fiesta o reunión el anfitrión coloque al centro de la mesa un plato con papas fritas y, hay que decirlo, siempre son un éxito, pues no hay quien pase cerca sin tomar unas cuantas. Esto no es de extrañarse luego de saber que estas papitas contienen grasa, sal y carbohidratos, un conjunto de sabores que, según una prueba realizada en ratas, es irresistible, y más cuando se le agrega el factor crujiente, algo que resulta placentero para el cerebro, según determinó el estudio.

4. Galletas

Gracias a diferentes investigaciones, se ha podido determinar que en el cerebro hay receptores de dopamina llamados D2. Una persona sana contiene una buena cantidad de estos, haciéndola menos propensa a ser adicta a algo. Sin embargo, parece que alimentos como las galletas pueden reducir la función de estos receptores, haciéndolos querer más, tal como funciona con drogas como las metanfetaminas, esto debido a su alto contenido de azúcares y grasas.

5. Helado

Además de contener lácteos y ser alto en grasas y azúcares, que, como ya se dijo, son factores importantes para generar la adicción en la comida, el helado tiene dos peculiaridades que hacen que sea irresistible: la textura y la temperatura. Según los expertos, la primera, al ser cremosa, ayuda a que la sensación de placer sea todavía mayor pero además, el frío en la boca suele ser refrescante y gratificante, sobre todo si hace calor, lo que podría explicar por qué es uno de los favoritos.

6. Papas a la francesa

Una de las razones por las que son irresistibles es la sal, la cual, al igual que el azúcar, puede generar adicción, sobre todo entre personas con altos niveles de estrés. Esto sucede debido a que este mineral ayuda a controlar el cortisol, sustancia que se libera cuando alguien está estresado. Así que, si eres de los que busca unas buenas papas a la francesa cuando tiene muchas cosas en la mente, esta puede ser la razón.

7. Hamburguesa con queso

Queso, los carbohidratos del pan, el azúcar de la kétchup y la carne son elementos suficientes para que el cerebro reaccione de forma positiva al darle una mordida a una hamburguesa. De acuerdo con la ciencia, esta creación culinaria genera picos en los niveles de azúcar que nos hacen felices y nos relajan por un rato, sin embargo, al ser tan repentinos, después de un rato de haberla consumido se experimenta un “bajón”, motivo por el que el cuerpo pide más.

8. Refrescos

De acuerdo con los expertos, estas bebidas contienen un alto grado de azúcar y cafeína, sustancias que juntas causan en el cerebro un efecto similar al de la heroína. De acuerdo con Laura Moreno Altamirano, investigadora de la UNAM, tras consumir un refresco, la producción de serotonina y dopamina, ambas responsables de generar placer, aumenta en gran cantidad haciéndote querer beber más. Si a eso se le suma que en realidad ninguna de sus presentaciones quita realmente la sed, se genera una adicción que es bastante difícil de combatir.

9. Pastel

La mezcla entre el azúcar y las grasas produce una sensación de felicidad similar a la de las drogas, pero, además, existe el factor de que siempre está relacionado con buenos momentos: una celebración, un cumpleaños, cualquier fiesta, por lo que, inconscientemente, se busca para regresar a esos instantes, de acuerdo con especialistas.

10. Queso

Los expertos han demostrado que la caseína, una proteína que se encuentra en los lácteos, al ser procesada por el organismo, genera una sustancia llamada casomorfina, la cual crea reacciones físicas similares a las de un opioide. En el queso, esta proteína se concentra en mayor cantidad, haciendo que te sientas feliz después de comerlo y, por consecuencia, quieras más. Naturalmente, esto ocurre para que los mamíferos quieran alimentarse de la madre y busquen sin problemas su leche.

Bono: ¿Qué hacer si tu favorito está en la lista?

No se trata de dejar de comer lo que te gusta, sino de disfrutarlo de manera moderada y siempre buscando primero las opciones más saludables. Es bueno que te des tus gustos de vez en cuando y, según recomiendan los médicos, si sientes que estás comiendo en exceso, lo importante es ser consciente de por qué lo haces. Si las razones son emocionales, busca ayuda de un psicólogo para que te oriente a identificar soluciones.

Además, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos recomienda que busques que la mitad de tu plato sea siempre de vegetales, agregar granos enteros a tu dieta, disminuir tu consumo de sodio, beber agua en lugar de refresco, así como reducir la cantidad de azúcar que comes a diario.

¿Alguno de estos alimentos es tu favorito? ¡Cuéntanos!