Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10+ Trucos gracias a los cuales la comida en los anuncios publicitarios se ve tan apetitosa

Cada vez que ves un anuncio de comida, se te despierta el hambre. Las delicias siempre se ven muy apetitosas en las fotos o en los videos, pero comprándolas en la tienda o cafetería, por desgracia, obtienes algo bastante diferente. Y todo porque los anunciantes recurren a los trucos (a veces bastante sucios) para hacer que los alimentos parezcan más atractivos.

Genial.guru revelará algunos trucos usados por los profesionales de publicidad para hacer que los alimentos se vean como los “Marilyn Monroe del mundo de los productos alimenticios” en la pantalla. Y al final del artículo te espera un bono que te va a revelar algunos secretos impactantes de la industria alimentaria.

Helado

Si el helado fuera una modelo, sería una diva. Es extremadamente caprichoso y se derrite una vez expuesto a la luz de los focos. Es por eso que siempre se reemplaza con una masa de textura similar. Cada fotógrafo tiene su propio secreto, pero esto es lo que más se usa en lugar del helado:

  • masa de gel o silicona;
  • puré de papas con tintes;
  • harina o azúcar glas con sirope de maíz o crema.

Los barquillos hermosos también son difíciles de encontrar, por lo que a menudo los fotógrafos los retocan o usan una “réplica”. Y para que la mermelada chorree con elegancia de la superficie del helado, debajo de ella se coloca una capa de polietileno fino.

Sopas y cereales

Durante el rodaje de sopas publicitarias (igual que cereales), el problema principal es que los ingredientes se hunden y no se ve nada. Por lo tanto, en el fondo del plato se coloca una capa de gelatina, después se cubre con un poco de caldo o agua y se colocan los ingredientes.

Para los anuncios de los cereales no usan leche sino pegamento PVA o protector solar para la capa superior: es más denso, parece leche, mientras que el desayuno saludable no se empapa con él y mantiene un aspecto apetitoso durante mucho más tiempo.

Espaguetis

Los espaguetis para publicidad se hierven muy poco tiempo, solo 2-3 minutos, de lo contrario pierden su forma. Si toman primeros planos, los espaguetis se separan en el plato con pinzas, así es como se crean las fotos perfectas.

Pollo

El pollo en la foto y el video debe verse perfecto. Pero durante su preparación se encoge, pierde su forma y se aplana en la parte lateral. Para evitar este problema, los fotógrafos utilizan varios trucos.

A veces, el pollo se seca con una pistola de calor para que adquiera una corteza dorada, pero se mantenga crudo por dentro. De esta manera la carne no se deforma y se ve jugosa y apetitosa.

A veces el ave permanece cruda, se rellena con toallas de papel para conseguir el efecto de densidad y plenitud, además, se cubre con tintes especiales, autobronceadores o cremas para calzado con el propósito de hacerla dorada.

Ravioles

Los ravioles que se ven tan apetitosos en la publicidad causan muchos problemas a los estilistas de alimentos. Cada pieza que aparece en el anuncio tiene que ser esculpida a mano para que se vea perfecta. En este caso, no se rellenan con la carne ya que el relleno transparenta creando manchas oscuras en la superficie, por lo que se reemplaza por masa. Es por eso que los ravioles tienen un color tan ideal. Si es necesario, se mojan con agua justo en el proceso de rodaje.

En lugar de crema de leche, se usa una herramienta probada: el pegamento PVA. Se ve espectacular, es espeso y no se derrite por la temperatura, como lo hace la crema de leche.

Cerveza

La cerveza perfecta tiene una hermosa espuma blanca. Para preservarla y rodar el anuncio de la bebida, se agregan detergentes a la cerveza y se baten suavemente con un batidor.

Papilla

La gelatina es el ingrediente que se agrega con frecuencia a la papilla antes de la sesión de fotos o rodaje, por lo que se espesa y se pueden hacer esas ondas hermosas, conocidas por todos los que alguna vez han visto su anuncio. A veces como espesante se utiliza la harina o el almidón.

Carne

Si hay que hacer el anuncio de la carne asada, generalmente se asa solo un poco, hasta que aparezca la costra apetitosa, o se “sella” con un soplete. Así que la carne en la publicidad es casi siempre cruda.

Para darle más color, el producto se tiñe con yodo o fueloil. Y los hermosos marcos de la parrilla se pintan con un marcador especial o se crean manualmente: calientan el pincho y lo aplican suavemente al filete.

El fijador de cabello se aplica como un toque final para agregar jugosidad y crear la impresión de aceite chorreando.

Papas fritas

Para que la papa se vea elegante, se fija con los palillos de dientes. Cada pieza se coloca en un palillo de dientes, y toda la estructura descansa sobre una esponja para lavar platos, lo que ayuda a formar las filas de papa, que es simplemente imposible lograr de otra manera.

Aquí está el resultado del trabajo duro y una foto real de una porción de papas fritas.

Vapor

El delicioso vapor que se levanta de los platos merece nuestra atención especial. Naturalmente, la comida recién hecha no se mantiene caliente por mucho tiempo. ¡Ni te imaginas a qué trucos tienen que recurrir los fotógrafos para crear un hermoso vapor! Para ello, utilizan pistolas de vapor, inciensos y otros medios. Pero la opción más común es calentar en el microondas una esponja húmeda o un tampón: se colocan detrás de la comida de esta forma creando el efecto necesario.

Refrescos fríos

El mayor problema al fotografiar los refrescos es el hielo que se derrite en un abrir y cerrar de ojos. Es por eso que en la publicidad siempre usan cubitos de hielo artificiales, generalmente acrílicos o de silicona.

El vaso se ve sudado, no porque la bebida esté fría. De hecho, es una mezcla de agua y glicerina que cubre la vajilla para crear una sensación de frescor.

El champán requiere una atención especial: para las sesiones de fotos se hace de agua, salsa de soja y tabletas efervescentes para obtener más burbujas.

Sándwiches y hamburguesas

El proceso de fotografiar un sándwich también puede ser un gran problema. Las deliciosas hamburguesas “de varios pisos” no son nada estables. De hecho, cada capa se coloca por el fotógrafo. Para agregar volumen, se utiliza algodón o esponja de maquillaje, y los ingredientes se fijan con palillos para sostener toda la estructura.

El queso se ve perfecto porque se calienta solo en las esquinas para que se derrita un poco pero no se convierta en una masa sin forma.

Las chuletas brillan porque se cubren con el fijador de cabello. El aceite para freír no se usa porque se absorbe casi instantáneamente.

¿Ves estas semillas de sésamo ideales en la superficie de los bolos de hamburguesa? De hecho, estos bollos no existen en la naturaleza. Justo antes de la sesión de fotos, una persona muy diligente pegó cada semilla en su lugar con la ayuda de las pinzas y paciencia increíble. ¡Y no es ninguna broma!

Ensaladas

Las ensaladas y verduras que ves en los anuncios tampoco son muy naturales. Estos son productos precocinados, que se colocan cuidadosamente en un plato y luego se cubren con spray para el cabello o glicerina para que brillen.

Postres

Los pasteles hermosos de múltiples capas, como regla general, se hacen con la ayuda de cartón. Se coloca una cartulina gruesa entre las capas y solo después, los huecos se rellenan con la crema.

Así se ve el resultado:

Este truco sirve para cualquier producto de múltiples capas.

Por cierto, la crema tampoco es auténtica. Al igual que el helado, se derrite rápidamente debido a la iluminación, por lo que los fotógrafos suelen usar espuma de afeitar, ya que mantiene la densidad y forma necesarias.

Tacos y otras comidas mexicanas

El relleno que se ve en los anuncios de tacos en realidad son esponjas, pegamentos y tintes cosméticos. El relleno es difícil de fotografiar: los tacos se empapan con él y pierden su forma. Es por eso que la mayoría de los fotógrafos simplemente pintan las esponjas de maquillaje y las colocan en el interior de la comida. En lugar de tomates, en la mayoría de los casos se usa el pimiento rojo debido a su color más brillante.

Y las tortillas se mantienen juntas, porque a menudo se pegan una a la otra.

La comida mexicana, por supuesto, es muy sabrosa, pero no es la más fotogénica. Este es un verdadero dolor de cabeza para los fotógrafos. Por ejemplo, para dar volumen y belleza a las enchiladas, se utiliza puré de papas (por cierto, también se usa pare rellenar las empanadas e incluso carne para que se vea más apetitosa). Luego, solo en los bordes de la tortilla se agregan verduras, y el queso que se derrite con una pistola de calor para que se ase, pero sin derretirse.

Café

El café nunca se ve bien en la foto, por lo que también se reemplaza con la salsa de soja, a veces con gelatina para darle consistencia y un aspecto más “suave”.

Cuando necesitas sacar la foto de un capuchino, la espuma de leche suele ser real. Pero para mantener las hermosas burbujas en la espuma, se agrega un poco de detergente. Y, a veces, las burbujas incluso se esparcen manualmente a lo largo del borde de la taza.

¿Y tú, sabes algunos trucos para que las fotos de comida salgan perfectas?

Imagen de portada 5-Minute Crafts