Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

12 Alimentos que se pueden consumir después de la fecha que viene impresa en la etiqueta

La cantidad de alimentos en buen estado que se desperdicia al año es muy grande. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, “un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano se pierde o se desperdicia, lo que equivale a casi 1 300 millones de toneladas por año”. Una situación que se puede revertir con mayor conciencia son las condiciones en las que se pueden consumir los alimentos una vez que ha pasado la fecha de consumo preferente que se indica en su empaque.

Genial.guru comparte contigo cuál es tiempo máximo de los alimentos para poder comerlos en buen estado y algunos consejos de conservación para reducir el impacto de estos desperdicios.

Grandes desperdicios de alimentos a nivel mundial

El Consejo Nacional para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC, por sus siglas en inglés) y la Clínica de Leyes y Políticas Alimenticias de Harvard, preocupados por la cantidad de alimentos que se desperdician en el mundo, realizaron un análisis sobre las condiciones de los alimentos una vez que ha pasado la fecha de caducidad que indica su empaque y presentaron un informe en donde revelan que el 90 % de los estadounidenses desecha la comida buena por seguir esta indicaciones.

Información que no siempre es precisa

Dana Gunders, una de las autoras de este informe, reveló cuánto es el tiempo máximo que se pueden consumir diferentes productos después de la fecha que se indica en la etiqueta. En el caso de Estados Unidos, el manejo de la información que se imprime ahí no está regulada por el gobierno federal, lo cual hace que se haga a discreción del fabricante.

Todo depende de la conservación

  • Gunders asegura que la gente suele tirar a la basura los huevos incluso cuando estos aún están en buenas condiciones. Según el Instituto de Estudios del Huevo, estos se pueden conservar hasta 28 días después de su fecha de caducidad. Sobre todo, consideran importante mantenerlos refrigerados, con la cáscara en buen estado y limpia.
  • Respecto a las tostadas de maíz, Gunders indica que, si se consumen un mes después de su fecha preferente de expiración, lo que podría suceder es que dejen estar crocantes. Para conservarlas, ella recomienda guardarlas en un envase hermético, pues esto evitaría el contacto con la humedad. Y para devolverles su textura crujiente, se le puede esparcir aceite para después meter en el horno.
  • Las mermeladas contienen azúcar, que es un conservador natural de los alimentos, por lo que si se consumen después de la fecha que se indica en su empaque y se han mantenido cerradas al vacío, pueden ser de consumo humano.

Por consumo consciente

  • Las conservas tienen un mayor rango de preservación. Lo ideal es mantenerlas en buen estado, evitar que se oxiden o que tengan algún hueco en su estructura o abolladuras. Las de baja acidez, como las verduras, pueden durar de 1 a 5 años. Las de alta acidez, como frutas cítricas, pepinillos o tomates, pueden durar de 12 a 18 meses. De igual forma, es conveniente mantenerlas en un lugar fresco y seco, lejos de altas temperaturas.
  • La Organización de Consumidores y Usuarios de España indica que los refrescos y el alcohol se pueden consumir días e incluso semanas después de su fecha preferente de consumo. De hecho, las bebidas alcohólicas con una graduación superior al 10 % del volumen no tienen fecha de caducidad.
  • Las sopas de sobre contienen sal, almidón de trigo y potenciadores de sabor, los cuales actúan como conservadores de la comida. Eso sí, lo mejor es tenerlas en un lugar oscuro, fresco y seco para poder mantenerlos en buen estado por más tiempo.

No necesariamente son tóxicos para consumo humano

  • El tiempo máximo de consumo de los yogures es de seis semanas una vez que haya pasado su fecha de expiración, asegura Gunders. Para conservarlos, se recomienda evitar colocarlos en la puerta del refrigerador, pues es la zona menos fría y, por el contrario, ubicarlo en el último estante de la parte baja.
  • Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, los quesos firmes, duros y extraduros, “que no sean quesos madurados con mohos/blandos y que no se destinan a ser comprados como tales por el consumidor final”, no están obligados a tener una fecha de duración mínima, si acaso solo la fecha de fabricación.
  • Los embutidos duros o secos y semisecos pueden ser almacenados por largos periodos. Los primeros, 6 semanas en la despensa y de manera indefinida en el refrigerador y los segundos, 3 meses y de 1 a 2 meses en el congelador.

Los mejores aliados: la vista y el olfato

  • Las papas fritas pueden durar hasta un mes después de su fecha de expiración. Esto dependerá también de la manera en la que se conserven, ya que, si no se cierran bien, puede entrar humedad y alterar su consistencia.
  • Los pastelillos americanos, como los Twinkies, no duran más de 50 años, como decía la leyenda urbana. Pueden durar hasta 25 días sin sus empaques, aunque se recomienda refrigerarlos en este caso.
  • Al llegar la fecha de caducidad del pan, no necesariamente implica que ya es tóxico. Se puede poner en bolsas selladas de plástico para alargar su vida útil y confiar en el olfato en caso de percibir algún aroma más ácido o percibir moho en su textura.

Fecha de consumo preferente y de expiración

Es importante considerar que no es lo mismo la fecha de consumo preferente y la de expiración. Respecto a la primera, es conveniente que, si ya pasó, se revise que tenga buen aspecto, que huela y sepa bien, así como seguir las instrucciones de conservación. Para el segundo, es importante considerar si son alimentos como carne o pescado crudo, pues lo ideal es no consumirlo tras vencer su fecha. Para conservarlos, es mejor refrigerarlos o congelarlos.

¿Cómo conservas tus alimentos para prolongar su vida útil? ¡Compártelo en los comentarios!

Compartir este artículo