Genial
Genial

12 Productos que no deberías comprar ni con descuento

Cuando entramos en una tienda y vemos algún producto en oferta, nos dan ganas de adquirirlo inmediatamente: es una oportunidad beneficiosa, hay que comprar y mucho. Sin embargo, existen artículos que no deberías adquirir ni con descuento, y no solo porque su sanidad puede ser más que sospechosa, sino porque el ahorro puede resultar irrelevante.

En Genial.guru también conocemos la sensación de querer comprar productos en oferta. Pero nunca está de más entrar en detalles y comprender si una rebaja en verdad justifica la compra de un artículo u otro. Esto es lo que averiguamos.

Queso fundido

El comienzo es bueno: el queso fundido se hace con queso natural. Pero lo que sigue ya no es tan agradable. Al queso natural le agregan grasas saturadas (lo que eleva su colesterol), una gran cantidad de sal (lo que prolonga el vencimiento, da más sabor y, al mismo tiempo, aumenta el riesgo de distintas enfermedades) y colorantes alimentarios artificiales (desde hace muchos años, varios científicos del mundo han estado discutiendo sobre la sospechosa seguridad de estos).

El objetivo principal de los fabricantes de queso fundido es prolongar su vencimiento y vender la mayor cantidad posible. Incluso a un precio que, habitualmente, no es muy diferente del de un queso natural de buena calidad.

Pan multicereal

Menos harina blanca y más cereales, justamente en eso se basa la gente a la hora de comprar este pan “sano” de trigo integral con estéticas semillitas que se asoman por la superficie. Pero la verdad es que el pan multicereal, en la mayoría de los casos, es uno común enmascarado como “saludable”. Habitualmente se trata de harina blanca mezclada con harina integral, a las cuales les agregan semillas de lino y trigo molido.

No siempre es posible verificar la lista de ingredientes, más aún si compras el pan en un supermercado con su propia panadería: en la mayoría de los casos, simplemente no la indican. La salida más conveniente es comprar pan de fábrica: por lo general, en este producto sí puedes encontrar la lista de ingredientes.

Puré de frutas para niños empaquetado

La verdad es que el puré de frutas empaquetado resulta muy cómodo. Es saludable y te da la seguridad de que su contenido es inofensivo. Y no es solo para niños, ya que, de vez en cuando, un adulto también puede consumir uno mientras espera el almuerzo.

Pero presta atención: en la mayoría de estos purés, el ingrediente principal es la manzana. Es la fruta más barata en varias regiones (el precio del kilo es de 1,30 — 1,50 USD aproximadamente). Un paquete de puré cuesta 0,30 — 1 USD. ¿Cuántas manzanas crees que se necesitan para hacer uno de 90 gramos?

Yogures y quesos cottage con aromatizantes

Las estanterías con yogures y quesos cottage ocupan decenas de metros en los supermercados. La variedad de productos es inmensa: de banana, frutilla, vainilla, mango y muchos más sabores. La gente con gusto compra estos artículos, ya que son “muy saludables”. Pero, lamentablemente, sanos son solo los yogures naturales sin aditivos. En cambio, a la mayoría de productos parecidos aromatizados se les agregan altas dosis de azúcar, agentes espesantes y conservantes. Además, si comparas el precio de un yogur griego natural con el de uno de fruta del supermercado, te darás cuenta de que el primero de ellos suele ser más barato.

Mezcla de nueces

Es un snack muy popular: es rico, se ve muy estético, y además te da la seguridad de que no estás comiendo cualquier cosa. Pero si te fijas bien en el contenido del paquete, te darás cuenta de que la mayor parte está compuesta por frutas abrillantadas, maní barato y pasas de uva. En cambio, la cantidad de componentes caros como almendras y nueces de la India es muy baja.

Estas mezclas no salen baratas. Pero no te apresures a comprarlas con descuento, ya que te costará menos preparar una igual tú mismo. Además, de esa manera podrás regular la cantidad de frutas abrillantadas y hacer el producto aún más saludable.

Condimentos molidos

Algunos condimentos y especias contienen aceite, lo que les da el sabor y aroma. Por eso, es mejor usar estos productos justo después de molerlos. No conviene conservarlos durante años, ya que pierden el sabor y aroma muy rápido. Tampoco puedes prohibirte el uso de condimentos molidos en caso de que no tengas la posibilidad de comprarlos enteros. Igual le darán sabor y aroma a la comida, solo que estos no serán muy intensos. Pero no todos los condimentos son así: estamos hablando del comino, nuez moscada, cardamomo, clavo de olor, cilantro y todos los tipos de pimienta. Sin embargo, las verduras secas (como zanahoria y apio) y hierbas pueden fácilmente conservarse durante años en la estantería de la cocina.

Por cierto, trata de prestar atención a la lista de ingredientes de los condimentos que se usan para preparar alguna comida en especial (“para pescado”, “para albóndigas”, “para barbacoa”). Muchas veces, en estas mezclas pueden encontrarse agentes saborizantes y estabilizantes. Esto no suele ocurrir con los condimentos de un solo tipo.

Mezcla para hornear

Desde hace muchos años, en las tiendas puedes comprar la mezcla seca para hornear pasteles, hot cakes o galletas. Muchos la adquieren debido a que parece muy práctica: hay que agregar solo 1-2 ingredientes, batir y la masa está lista.

Pero no hay que olvidarse de que, además de la harina, huevos en polvo y azúcar, estas mezclas contienen aromatizantes, estabilizadores y colorantes. Por eso, si realmente quieres preparar alguno de los platillos mencionados, es mejor utilizar productos sin tratamiento previo. Es más, la mayoría de estas mezclas llevan un máximo de 5 ingredientes que puedes encontrar en casa.

Pescado y carne

El filete cortado de cualquier pescado siempre va a costar más caro que una pieza entera. Alguien gastó su tiempo y fuerzas para esa labor, y tendrás que pagarlo. Si compras un pescado entero, te tomará tiempo limpiarlo y cortarlo. Sin embargo, el resultado será mucho más barato, y estarás seguro de que el producto fue tratado en condiciones sanitarias adecuadas.

Lo mismo puede decirse de la carne avícola, por ejemplo: un pollo entero siempre será más barato que sus partes cortadas.

Arroz para sushi

A muchos les gusta este plato japonés, pero no todos pueden permitirse comprar sushi hecho en restaurantes. Debido a eso, prepararlo en casa es algo bastante habitual. En esos casos, las personas suelen comprar el arroz en cuya etiqueta dice “para sushi”. Sí, es verdad que existen tipos de granos que se utilizan especialmente para este platillo: contienen gran cantidad de fécula; por eso se sienten muy pegajosos después de cocinarse.

Sin embargo, si tomas un arroz de grano común y lo cocinas de la forma correspondiente, el resultado será el mismo. Solo una persona muy gurmé podrá notar la diferencia.

Conservas de pescado en aceite

Las conservas de pescado son adoradas por todo el mundo: las porciones no son grandes, el producto está listo para el consumo y contiene casi la misma cantidad de vitaminas que un pescado fresco. Habitualmente, hay 2 tipos de conservas: en agua con sal y en aceite (claro que lo segundo es más jugoso). Pero si quieres obtener el máximo de vitaminas del pescado, mejor compra aquel que fue conservado en agua y sal. Por ejemplo, una de las porciones (en la foto) contiene 20 % menos de omega-3 que la otra, ya que en el primer caso, el atún pierde solo el 3 % de este ácido graso: se preserva en el líquido de la conserva. En cambio, si fue conservado en aceite, le quedará un 15-25 % menos del valioso contenido. Esto se debe a que el omega-3 se disuelve en grasas.

Sal aromatizada con especias

Muchos tratan de variar la comida casera con distintos condimentos y especias. Es verdad que agregando condimentos, un guiso puede obtener un toque exótico. Pero no te apresures a comprar especias a base de sal, ya que, por lo general, la mayor parte de su contenido es simplemente sal, la cual cuesta muy barato. En cambio, las mencionadas mezclas de condimentos se venden bastante caras.

Si compras la sal y los condimentos aparte, el resultado será mucho más barato que si adquieres un paquete bonito con el mismo contenido.

¿Qué productos no compras incluso cuando están en oferta y por qué?

Genial/Cocina/12 Productos que no deberías comprar ni con descuento
Compartir este artículo