8 Formas deliciosas de hacer que tu taza de café sea más saludable

Llegas tarde al trabajo y logras tener un pequeño capuchino antes de la primera reunión de la mañana. El tiempo avanza tan rápido que, sin darte cuenta, llega la hora del almuerzo: tu estómago gruñe y te das cuenta de que te saltaste el desayuno. Beber café tiene muchos beneficios para la salud, pero puede suprimir el apetito y algunas personas lo usan como reemplazo de comidas.

El equipo de Genial.guru ha investigado cómo hacer que tu taza de café sea más saludable y puedas beberla sin que te quite el apetito y arruine tu metabolismo.

1. Evita los edulcorantes artificiales y el azúcar refinado

Puede parecer un poco contradictorio, pero el café es saludable por sí mismo. En realidad, lo conviertes en algo dañino para tu cuerpo al cargarlo con azúcar. Muchas versiones populares de esta bebida están llenas de edulcorantes artificiales: por ejemplo, un helado medio de macchiato caramel tiene 34 gramos de azúcar y un chocolate blanco mocha contiene 49 gramos.

Debido a la gran cantidad de fructosa que tiene el azúcar, puede causar todo tipo de enfermedades graves como la obesidad y la diabetes. Si no puedes tolerar el sabor del café sin ese agregado dulce, puedes usar un edulcorante natural como la estevia.

2. Elige calidad sobre cantidad

La calidad del café puede variar. Eso depende del procesamiento y de cómo se cultivan y tuestan los granos. En muchos casos, debido a la necesidad de la producción en masa de esta bebida, y también por hecho de que un árbol de café tarda hasta 5 años en crecer y producir 4,53 kilos de producto, algunos agricultores rocían los granos con pesticidas sintéticos y otros productos químicos que nunca fueron destinados para el consumo humano.

Estas sustancias químicas aceleran el período de crecimiento de cada árbol y existe una gran controversia sobre los efectos a largo plazo que tienen en la salud de los seres humanos. Si te preocupa el contenido de los pesticidas que usan en los productos que consumes, considera comprar granos de café orgánico de una marca de calidad.

3. Agrega un poco de canela a tu café

La canela es una especia muy sabrosa que le dará un sabor muy interesante a tu café. Los estudios demuestran que la misma puede reducir los niveles de glucosa y colesterol en la sangre. Está cargada de antioxidantes que protegen el cuerpo humano del daño oxidativo causado por los radicales libres.

Además, la canela puede mejorar los principales factores de riesgo de las enfermedades cardíacas, como el colesterol, los triglicéridos, y la presión arterial. Entonces, si necesitas un poco de picante en tu café, un poco de esta especia hará el trabajo.

4. Agrega un poco de cacao a tu café

El cacao, como la canela, también es rico en antioxidantes y proporciona muchos beneficios para la salud. ¡Incluso disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardíacas! Además, ayuda a perder peso al mejorar la biogénesis mitocondrial y también ofrece una protección neuronal.

Según el Instituto Nacional de Salud, el cacao mejora la cognición y el estado de ánimo. Intenta agregar una pizca en tu café para darle un sabor adicional.

5. Evita beber demasiado café

Como se mencionó anteriormente, beber café es muy saludable para nuestros cuerpos, pero una cantidad excesiva puede causar una serie de problemas de salud. Demasiada cafeína puede provocar ansiedad o nerviosismo. Puede afectar nuestros patrones de sueño, alterar la calidad de nuestro dormir y convertirse en una adicción en la que desarrollaríamos una tolerancia a la bebida, de modo que, en lugar de una taza de café, podríamos necesitar 3 para despertarnos.

Beber café se trata de equilibrar los beneficios y los riesgos que posee. Siempre debemos escuchar a nuestros cuerpos porque ellos saben más que nosotros.

6. No consumas cafeína después de las 2 pm

La cafeína es lo que hace que el café sea tan popular. Es un estimulante y te da energía para mantenerte despierto y ser productivo. Tomar esta bebida en horas de la tarde puede interferir con tu sueño, sin importar cuánta tolerancia tengas hacia ella, y dormir poco acarrea problemas de salud adicionales.

Por esta razón, si quieres que tomar café en horas de la tarde, es mejor elegir uno descafeinado o una taza de té negro, el cual te dará un impulso de energía sin tanta cafeína.

7. Evita las cremas artificiales

La crema es el ingrediente más común en el café, especialmente en Estados Unidos. Las más conocidas, generalmente, son altamente procesadas y pueden contener ingredientes cuestionables. Los alimentos integrales y naturales son la mejor opción para acompañar tu bebida por varias razones. La crema entera puede reducir la hinchazón del vientre y contiene menos lactosa, lo que facilita la digestión en las personas intolerantes a ese producto. Por lo tanto, considera agregar un poco de crema de grasa completa a tu café, preferiblemente proveniente de vacas alimentadas con pasto o productos naturales.

8. Prepara tu café usando filtros de papel

El café preparado contiene cafestol, una molécula diterpenoide que aumenta los niveles de colesterol en los humanos. El uso de un filtro de papel a la hora de preparar la bebida reduce la cantidad de esa molécula, al mismo tiempo que deja pasar la cafeína y todos los antioxidantes de los granos de café.

¿Cómo tomas tu café? Nos encantaría conocer tus recetas favoritas. Haznos saber tus opiniones sobre este artículo en la sección de comentarios, ¡comparte con nosotros algunas de tus experiencias y sugerencias sobre el arte del consumo de esta bebida!

Compartir este artículo