Genial
Genial

10 Hábitos de baño que pueden estar dañando tu salud

En un baño tradicional, solo la taza del inodoro contiene 3,2 millones de bacterias. Con malos hábitos, podemos propagar todos esos gérmenes a todas partes, incluso sin darnos cuenta de lo que estamos haciendo. Como resultado, podríamos tener piel con acné o malestar estomacal.

En Genial.guru, nos dio curiosidad saber qué errores cometemos todos los días en nuestro cuarto de baño y cómo podemos deshacernos de ellos.

1. Afeitarse el área del bikini

Es natural tener vello en nuestra área del bikini. En primer lugar, estos contienen feromonas que atraen al género opuesto. En segundo lugar, te protegen de bacterias extrañas.

Además, cuando nos afeitamos en esta parte del cuerpo, podemos causar mucho daño a la piel.

Qué debes hacer:

  • Si deseas que tu cuerpo esté totalmente depilado, especialmente en esta zona, usa un equipo especial de afeitado para mujeres, como una navaja y una crema de afeitar para una higiene íntima. El jabón no es la solución más adecuada, ya que la piel es muy sensible.
  • Hay mejores formas de deshacerse del vello que la depilación, por ejemplo. Si estás interesado en métodos alternativos como la depilación con cera, no lo hagas sola, acude a un especialista.

2. Usar una esponja vegetal

Usar una esponja vegetal solo es buena cuando es nueva. Elimina las células muertas de la piel, que entran en la esponja y permanecen allí. Normalmente, cuando terminas de bañarte, dejas la esponja en el baño. Este es el momento perfecto para que las bacterias se cultiven y se propaguen.

Cada vez que dejas la esponja vegetal después del lavado, las bacterias continúan creciendo. Entonces, cuando la uses la próxima vez, la suciedad volverá a tu cuerpo.

Qué debes hacer:

  • Reemplázala más a menudo.
  • Déjala secar y no la dejes en el baño.
  • Usa artículos reutilizables, como paños.
  • No uses una esponja vegetal a diario, pero sí exfolia tu piel dos veces por semana.

3. Olvidar algunas zonas del cuerpo al ducharte

Tu cuerpo está protegido de las bacterias y el acné solo cuando está limpio. Y debería estar totalmente limpio siempre. El área que con mayor frecuencia omitimos lavar en la ducha es la espalda, el cuero cabelludo, la parte inferior de los pies y detrás de las orejas.

Qué debes hacer:

Consigue cepillos especiales para estas áreas, así nunca omitirás el lavado del cuerpo entero.

4. Dejar tu cepillo de dientes sobre el lavabo

El baño no es el área más limpia de la casa y es mejor ni siquiera tratar de imaginar cuántas bacterias viven allí. Nadie quiere que sus cepillos de dientes sean atacados con gérmenes, y muchos de los muebles en los baños están ubicados cerca de un inodoro, lo que los convierte en una zona de riesgo.

Qué debes hacer:

  • Encuentra un lugar seguro para guardar tu cepillo de dientes, preferiblemente que esté lejos del inodoro.
  • Reemplaza tu cepillo de dientes cada 3 meses.

5. Llevar dispositivos al baño

Aproximadamente el 90% de las personas llevan sus dispositivos al baño. Sí, nos limpiamos las manos, pero no limpiamos nuestro teléfono después de pasar un tiempo en el baño. Después de eso, podríamos llevar nuestro teléfono con nosotros durante el almuerzo y ponerlo sobre la mesa.

Qué debes hacer:

Si estás aburrido en el baño, mantén un juego allí. Por ejemplo, podría ser un cubo de Rubik, pero incluso así, no olvides asearlo.

6. Usar una toalla para tu rostro

Incluso si tienes una toalla especial para la cara, puede ser muy peligrosa, especialmente para personas con problemas de piel. Cada vez que usas la misma toalla para secarte la cara y luego dejarla mojada, se crea el ambiente perfecto para el cultivo de bacterias.

Qué debe hacer:

Usa toallas desechables. Salvarás tu piel, además no necesitarás lavar más toallas.

7. Dejar toallas mojadas colgando en el baño

La humedad y las bacterias hacen que el baño sea el peor lugar para guardar la toalla. No es una buena idea colgarla allí después de ducharse y secarse.

Qué debes hacer:

  • Lleva tu toalla húmeda y cuélgala en un lugar fresco y seco, para que tu próxima ducha no se eche a perder con el mal olor de una toalla húmeda.
  • Cambia tu toalla cada vez que te bañes.

8. Sentarse en el baño más de 15 minutos

Sí, a veces terminamos leyendo un libro, jugando juegos o simplemente sentados demasiado tiempo en el inodoro. Según los investigadores, esto no es saludable porque la presión adicional sobre esas venas produce hemorroides que pueden provocar hemorragias.

Qué debes hacer:

  • Usar el inodoro solo cuando haya una necesidad real.
  • Es mejor no llevar ningún dispositivo o libro para no olvidarse del tiempo, especialmente si sufres de hemorroides.

9. Descargar el inodoro mientras la tapa está abierta

Cuando descargas un inodoro con la tapa abierta, el agua que se arremolina se mezcla con pequeñas partículas de desechos y se pulveriza en el aire. Los gérmenes pueden llegar a tu toalla, a tu lavabo e incluso a tu cepillo de dientes.

Qué debes hacer:

Acostúmbrate a cerrar la tapa. Si lo olvidas a menudo, crea un recordatorio y pégalo en un lugar visible de tu baño.

10. Poner tu cabello sobre tu cabeza mientras te lavas el champú

Si al peinarte notas que se te enreda demasiado el cabello, incluso después de usar un acondicionador, es posible que no lo estés lavando correctamente. Presta atención si quizás acostumbras a apilar el cabello mojado sobre la cabeza después del champú.

Qué debe hacer:

  • La mejor manera de lavarte el cabello es dejarlo de la forma en que cae naturalmente.
  • Masajea tu cuero cabelludo, pero no el resto de tu cabello.

¿Encontraste alguna información útil para ti? ¿Qué otros malos hábitos de baño podríamos estar practicando sin saber que son malos para nosotros? ¡Por favor comparte tus consejos con nosotros en la sección de comentarios!

Ilustrado por Igor Polushin para Genial.guru
Compartir este artículo