Genial
Genial

10 Formas de integrar el chocolate en una dieta saludable

El universo del chocolate es vasto. En él encontramos un sinnúmero de presentaciones y una inmensa variedad de opciones. Debido a la asociación que se le hace con el azúcar, al ser uno de sus ingredientes, se lo percibe como negativo. Y puede serlo, si no se lo consume responsablemente. Sin embargo, de igual manera, ofrece considerables beneficios para nuestro cuerpo y mente.

En Genial.guru te presentamos algunas formas de comer este delicioso alimento de manera saludable.

1. Más amargo, más cacao, más saludable

Los chocolates amargos o semiamargos, al contener un mayor porcentaje de cacao (de 70 a 80 por ciento), son más saludables. Ofrecen beneficios como mejorar el flujo sanguíneo, reforzar el sistema inmune y disminuir la pérdida de neuronas. Además, mejoran el ánimo y funcionan como antidepresivos.

2. Durante el embarazo

Un estudio de la Universidad Yale señaló que, debido al alto contenido de teobromina del cacao, quienes comen chocolate podrían correr un menor riesgo de desarrollar preeclampsia, una complicación del embarazo caracterizada por la presión alta. Sin embargo, esto no significa que las futuras mamás puedan comer todo el chocolate que quieran.

3. Sí en el desayuno, no para la cena

Debido a las calorías que proporciona, es recomendable comerlo en el desayuno o de postre en el almuerzo. De esta forma, nos proporcionará la energía que utilizaremos durante el día. Pero si se consume de noche, las calorías extras se convertirán en grasa corporal debido al largo reposo que se realiza al dormir.

4. No es la mejor elección

Contrario al amargo, el chocolate blanco no ofrece beneficios para la salud. Esto se debe a que está elaborado principalmente de manteca de cacao, careciendo de las propiedades nutritivas del producto.

5. Rendimiento de deportistas

La ingesta de chocolate amargo resulta benéfica para quienes realizan entrenamientos o alguna actividad física. Un estudio de The Journal of the International Society of Sports Nutrition señaló que esto se debe a su contenido de flavonoles, conocidos como epicatequinas, que mejoran la liberación de óxido nítrico en el cuerpo.

6. Mantén un equilibrio y actívate

Pese a sus beneficios, el consumo de chocolate en grandes cantidades contribuye a problemas de salud como la diabetes o la obesidad. Lo recomendable es comer un promedio de 15 a 20 gramos al día y equilibrarlo con una dieta rica en frutas y verduras, además de ejercicio recurrente.

7. Cacao en polvo

Es común que se añada chocolate en polvo a la leche para darle sabor. Sin embargo, el problema es que regularmente el 70 % de su contenido es azúcar. En contraparte, se puede conseguir cacao puro en polvo para disfrutarse en bebidas o postres, el cual ofrece todos los beneficios del producto para la salud.

8. Aliado durante el período menstrual

Al comer chocolate se liberan endorfinas, nuestro analgésico natural; serotonina, que mejora el estado de ánimo, y dopamina, que brinda sensación de bienestar. Además, al contener altos niveles de potasio, puede ayudar a combatir las molestias de la hinchazón que se tienen antes y durante el período.

9. Postres con chocolate

Para prepararlos, elige siempre chocolate con alto contenido en cacao, reduciendo así los niveles de azúcar y grasa. Algunas opciones para postres son: brownies, fruta con chocolate líquido, agregar chispas de chocolate al yogur o turrones. ¡Aplica tu creatividad según tus gustos!

10. Para personas con diabetes

Estudios han revelado que su consumo moderado puede mejorar la resistencia a la insulina, alterando el metabolismo de la glucosa y reduciendo la oxidación. Esto solo ocurre con el chocolate amargo, al ser alto en cacao y bajo en azúcar. La porción recomendada es de media barra, y su ingesta no debe ser diaria. Sin embargo, si se considera comerlo, es importante consultar con un médico antes.

¿Prefieres el chocolate amargo, con leche o blanco? Cuéntanos en qué presentación o alimento lo disfrutas más.

Genial/Salud/10 Formas de integrar el chocolate en una dieta saludable
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos