Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

6 Cosas que pueden sucederle a tu cuerpo si duermes al aire libre

Todos recordamos los tiempos de nuestra juventud cuando odiábamos ir a la cama, mientras hoy en día nos encanta y no podemos tener suficiente de ello. Sin embargo, debido a cosas como el estrés y la edad adulta, no todos podemos dormir lo suficiente. ¡La buena noticia es que esto se puede arreglar! Un estudio conducido por la Universidad de Colorado descubrió que las personas que pasaron la noche en una tienda de campaña durmieron en promedio 10 horas y se acostaron 2 horas antes de lo que lo hubieran hecho en casa.

Genial.guru quiere compartirte estas 6 buenas razones por las que deberías intentar dormir al aire libre. ¡Puedes agradecernos más tarde!

1. Estás expuesto a la luz natural

Según un estudio realizado en la Universidad de Colorado, exponerse a la luz natural hará que el reloj biológico de tu cuerpo se reinicie y se sintonice.

Si quieres que tus noches de insomnio terminen, deberías considerar dormir afuera, lejos de la tecnología.

2. Tus niveles de melatonina cambian

Este estudio sugiere que la luz artificial de tu teléfono inteligente o de tu computadora pueden reducir tus niveles de melatonina, lo que afecta la calidad de tu sueño.

Es por eso que debemos tratar de dormir al aire libre tanto como sea posible.

3. Tus niveles de inmunidad aumentan

Un estudio en Japón demostró que pasar alrededor de 2 horas diarias en el bosque tiene muchos beneficios para nosotros. Estos incluyen: presión arterial más baja, concentración de cortisol en bajos niveles, pulsos más bajos y niveles más altos de glóbulos blancos.

Los japoneses describen esto como un “baño de bosque”, lo que significa que cuando pasamos tiempo en entre los árboles, la sustancia química que estos desprenden también nos protege.

Además, ¡incluso una noche de sueño al aire libre puede aumentar nuestra actividad inmunológica durante al menos una semana!

4. Tu cerebro y tus funciones corporales mejoran

Nuestro cerebro utiliza una gran cantidad de oxígeno para que funcione de la manera en que supone que debe hacerlo, al igual que nuestros músculos. No es ningún secreto que cuanto mejor sea el oxígeno que respiramos, más beneficioso es para nuestro organismo.

Por lo tanto, dormir afuera no es solo una experiencia relajante y sin tecnología, ¡sino que también será bueno tanto para nuestro cuerpo como para nuestro cerebro!

5. Tus niveles de estrés bajan

¡Sí, esta es una gran noticia! Con la forma en que vivimos, existe una buena posibilidad de que la mayoría de nosotros estemos muy estresados.

Un estudio muestra que incluso mirar una imagen de un árbol reducirá tu nivel de estrés y mirar un árbol real será aún más beneficioso para nuestra salud mental. No solo eso, sino que los sonidos del aire libre también nos calman y tienen cualidades relajantes.

Así que, si no te importan los sonidos ocasionales de los animales, ¡estamos seguros de que encontrarás que dormir afuera es una de las cosas más relajantes que has hecho en mucho tiempo!

6. No hay más aire viciado para respirar

Según los estudios, si trabajas en una oficina o pasas mucho tiempo en un lugar con aire acondicionado y sin ventilación adecuada, es muy probable que tus niveles de CO2 sean altos, lo que puede nublar tu cerebro. Esto lo hace menos productivo y te produce dolores de cabeza y problemas respiratorios.

¿Estás teniendo dificultades con un proyecto de trabajo que tienes que entregar pronto? ¡Toma una siesta afuera para deshacerte de todo ese aire viciado en tu cerebro!

¿Te gusta dormir al aire libre? Comparte tus experiencias con nosotros y el resto de nuestros lectores para que podamos inspirar a más personas y puedan experimentar los beneficios por sí mismos.

Ilustrado por: Ekaterina Gapanovich para Genial.guru