8 Cosas que le pueden pasar a tu cuerpo si consumes linaza todos los días

El lino fue conocido por los humanos desde antes de los tiempos de la antigua civilización egipcia, donde las paredes del templo tenían pinturas de lino en flor. El santo emperador romano Carlomagno estaba tan convencido de sus beneficios para la salud que lo publicó a través de leyes. Después de nuevas investigaciones que apoyaron la convicción de Carlomagno, el interés general en él ha despertado un renacimiento drástico.

En Genial.guru, hemos evaluado varios artículos académicos para averiguar qué beneficios para la salud presenta la linaza y si realmente es el alimento maravilloso que se cree que es.

Reduce el riesgo de cáncer

Estudios recientes sugieren que la linaza puede proporcionar una especial protección contra el cáncer de mama y el cáncer de colon. Según un estudio canadiense que involucró a más de 6 000 mujeres, se encontró que las personas que comían regularmente semillas de linaza presentaban considerablemente menos probabilidades de desarrollar cáncer de mama.

La linaza es una fuente rica en lignanos, contiene 800 veces más que la mayoría de las otras semillas. Estos tienen propiedades antioxidantes y de estrógeno que son efectivas para reducir el riesgo de cáncer. Además, se cree que el ácido graso omega-3 presente en la linaza llamado ácido alfa-linolénico (ALA) inhibe la incidencia y el crecimiento de los tumores.

Disminuye la presión arterial

La linaza se utiliza para bajar la presión arterial. Un estudio canadiense descubrió que las personas que consumían alrededor de 30g de linaza todos los días durante 6 meses habían bajado su presión arterial. También se descubrió que ayudó a quienes ya estaban tomando algún tipo de medicamento para la presión.

Una revisión de 11 estudios concluyó que el consumo diario de linaza durante más de 3 meses puede disminuir la presión arterial en 2 mmHg. Esto puede parecer insignificante, pero incluso esto puede reducir el riesgo de morir de un derrame cerebral en un 10% y de una enfermedad cardíaca en un 7%.

Se reduce considerablemente el riesgo de un ataque al corazón

Numerosos estudios han concluido que el consumo de linaza está directamente relacionado con una reducción en el riesgo de padecer un derrame cerebral. Un estudio realizado en la Escuela de Salud Pública de Harvard en el que participaron 3 638 Costarricenses encontró que las personas que consumían más ácido alfa-linolénico (ALA) tenían un menor riesgo de sufrir un ataque cardíaco frente a aquellas que consumían menos (ALA). Además, un análisis detallado de 27 estudios que involucraron a más de 250 000 personas determinó que la ingesta de ALA reduce el riesgo de enfermedad cardíaca en aproximadamente un 14%.

El ácido alfa-linolénico que está contenido en la linaza es un ácido graso esencial que debe conseguirse a través de la alimentación, ya que el cuerpo no lo produce. Además, combate enfermedades cardiovasculares mediante la prevención del depósito de colesterol en los vasos sanguíneos.

Promueve los movimientos intestinales regulares y mejora la salud digestiva

Una cucharada de semillas de lino contiene aproximadamente 3 gramos de fibra, lo que equivale a un 8 a 12% de la ingesta diaria prescrita, y está compuesta de tipos solubles e insolubles. La fibra soluble disminuye la velocidad de la digestión y por lo tanto ayuda a regular el azúcar en la sangre y el colesterol, mientras que la fibra insoluble permite que más agua se una a las heces, aumentando su volumen y dando como resultado heces más blandas.

Ayuda a controlar los niveles de colesterol

Un estudio de 28 personas publicado entre 1990 y 2008 mostró que el consumo de linaza reducía el colesterol en la sangre, con mejores resultados en las mujeres y en aquellas con colesterol alto. Más investigaciones descubrieron que consumir 3 cucharadas de linaza en polvo diariamente durante 3 meses puede reducir el colesterol LDL “malo” en un 20% y el colesterol total en casi un 17%.

Según los científicos, esto se debe a la alta cantidad de fibra presente en la linaza. La fibra se une a las sales biliares que luego son excretadas por el cuerpo. Esto, a su vez, resulta en la extracción del colesterol de la sangre hacia el hígado para reponer estas sales biliares, lo que reduce los niveles de colesterol en la sangre.

Reduce los calores

En un estudio realizado en la Clínica Mayo en Rochester, MN, se estudiaron 29 mujeres que tenían 14 episodios de calores o sofocos por semana durante al menos un mes. A estas mujeres se les pidió que agregaran 2 cucharadas de semillas de lino a los cereales, jugos, yogur o frutas dos veces al día durante 6 semanas. Al final del estudio, los investigadores encontraron que las mujeres redujeron su número de episodios diarios a la mitad y la intensidad de los sofocos también se había reducido en un 57%.

Mantiene los niveles de azúcar en la sangre bajo control

La diabetes tipo 2 afecta a más del 6% de la población mundial y las mujeres son un grupo de alto riesgo. Para comprender los efectos de la linaza contrarrestando esto, se realizó un estudio por un mes. Se agregaron aproximadamente 20 gramos de linaza en polvo a las comidas diarias de los pacientes. Después de un mes, los pacientes notaron una caída de 8 a 20% en sus niveles de azúcar en la sangre.

Según diversas investigaciones, esta propiedad de la linaza se debe a las fibras insolubles presentes en ella que retardan la liberación de azúcar a la sangre y reducen el azúcar en la sangre.

Ayuda a controlar el peso

La linaza ayuda a controlar la ansiedad y puede ser útil para evitar comer golosinas todo el día, lo que puede conducir a un aumento de peso en tiempo corto. Según un estudio, agregar solo 25 gramos de linaza molida a una bebida puede suprimir la sensación de hambre y la ingesta desordenada de alimentos.

La sensación reducida de hambre es el resultado del contenido de fibra soluble de las semillas de lino. La fibra ralentiza la digestión y estimula las hormonas que controlan el apetito, proporcionando así una sensación de plenitud.

¿Crees que la linaza es un súper alimento? Si lo crees, comparte este artículo con tantas personas como puedas para que ellos también puedan conocer los beneficios que proporciona a nuestra salud.

Imagen de portada healthtalkplus / flickr
Ilustrado por Natalia Breeva para Genial.guru
Compartir este artículo