8 Cosas que puedes hacer si alguien que amas está teniendo un ataque de pánico

Los ataques de pánico pueden ser muy aterradores para la persona que los vive. Pero tampoco es fácil para aquellos que presencian que esto les sucede a sus seres queridos. Si bien hay muchas pautas sobre qué hacer con las personas que sufren ataques de pánico, sus esposos, esposas, padres o amigos aún no saben qué hacer cuando esto sucede. Es por eso que en la mayoría de los casos se sienten impotentes para ayudar y simplemente no tienen idea de cómo actuar. Sin embargo, hay algunas cosas básicas que se pueden hacer para apoyar a estas personas en esta situación.

En Genial.guru, creemos que si tus amigos o familiares sufren ataques de pánico, es importante que sepas qué puedes hacer para ayudarlos. Y queremos compartir esta útil información con todos nuestros lectores.

1. Mantén la calma

Puede ser difícil mantener la calma mientras percibes cómo se desmorona una persona a la que amas. Pero es muy útil no aumentar el pánico. Si comienzas a estresarte, esto solo prolongará la duración de un ataque de pánico e incluso podría empeorarlo. Trata de hablar con calma y evita hacer demasiadas conmociones.

2. No menosprecies sus sentimientos

Aunque los ataques de pánico no son peligrosos, no disminuyas la importancia de sus síntomas. Las personas pueden sentir varias cosas desagradables como dolor abdominal, mareos, falta de aliento o latidos cardíacos. Un ataque de pánico es una experiencia realmente horrible, y frases como “¡Es falso!” O “¡No es tan importante!” probablemente no ayuden. En su lugar, elige palabras que puedan alentarlos a superarlo (por ejemplo, “Sé que estás muy asustado, pero estoy aquí estoy contigo” o “Superaremos esto juntos”).

3. Pregúntale qué necesita

Trata de evitar suposiciones y hacer cosas que solo tú consideres apropiadas. Es posible que cada persona necesite un tipo diferente de apoyo, así que pregúntale suavemente qué quiere que tú hagas en este momento por él. No te apresures y lo bombardees con un océano de preguntas y respeta cualquier solicitud que esa persona tenga, incluso si a ti te parecen absolutamente insignificantes. Debes estar preparado si una persona te pide bruscamente que no hagas nada y que simplemente te quedes callado.

4. Recuérdale constantemente que esto terminará pronto

Los ataques de pánico rara vez duran más de media hora, pero la mayoría de ellos alcanzan su punto máximo en los primeros 2 a 10 minutos. Pero como este poco tiempo tiende a parecer una eternidad y esa persona está llena de muchos miedos, casi todos los que padecen este trastorno se olvidan de esto. Por lo tanto, puede ser muy útil dirigir la atención de las personas a este hecho para ayudarlas a avanzar con mayor rapidez.

5. Recuérdale que no es peligroso

Algunas personas mencionan que los ataques de pánico parecen ataques cardíacos o una señal de muerte inmediata por cualquier otra razón. Pero en realidad, estos síntomas no significan que algo grave esté sucediendo. Si tienes la certeza de que esta persona se sometió a todos los exámenes médicos y no se encontró nada que ponga en peligro su vida, entonces tienes la oportunidad de recordarle que esto no es algo que ponga en riesgo su salud. Menciónale esta idea y dile que los ataques de pánico no son peligrosos y que nada malo va a suceder.

6. Respirar juntos

Otra cosa que puedes hacer es ayudarle a regular su respiración. Es probable que una persona que esté sufriendo un ataque de pánico respire de manera irregular y demasiado rápido (para ver de qué estamos hablando, observa este video). Puede ser difícil ayudar a una persona a respirar adecuadamente porque no tendrás toda su atención, pero esta es una forma vital de ayudarla a tratar de eliminar todos los terribles síntomas. Puedes comenzar a hacerlo tú mismo y pedirle a aquella persona que sincronice su respiración con la tuya.

Aquí hay una técnica de respiración corta que puedes usar. Concéntrate en tu respiración. Puedes cerrar los ojos si esto te ayuda a concentrarte. Inhala lenta y profundamente por la nariz y cuenta de 1 a 5. Exhala lenta y profundamente por la boca y cuenta de 1 a 5. Repite esta acción durante varios minutos hasta que tu ser querido se sienta mejor.

7. Sugiérele que no luche contra ese sentimiento, sino que lo deje pasar

Aunque la persona que está atravesando un ataque de pánico puede desear salir de lugares abarrotados o buscar distracciones, este puede no ser un método muy útil desde una perspectiva a largo plazo. Solo puede ayudar en el momento del ataque de pánico, pero generalmente empeora las cosas a medida que las personas comienzan a evitar lugares llenos de gente como centros comerciales o transporte público. Paul Salkovskis, profesor de psicología clínica y ciencias aplicadas en la Universidad de Bath, dice que es crucial no dejar que nuestro miedo a tener ataques de pánico nos controle. Por lo tanto, sugiere que una persona se siente y deje que el pánico pase.

8. Intenta distraerlos

Si ves que una persona no está lista para esta experiencia y está tratando de luchar contra ella, puedes usar una técnica de conexión a tierra conocida y efectiva. Pídele que enumere 5 cosas que puede ver, 4 cosas que puede tocar, 3 cosas que puede escuchar, 2 cosas que puede oler y una cosa que puede probar. Todas estas cosas deben estar presentes en el lugar donde estás en ese momento.

¿Puedes agregar algún consejo a estos puntos? Comparte esta lista con amigos que la necesiten.

Compartir este artículo