Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

8 Ejercicios para hacer en la noche que te ayudarán a dormir como un bebé

Te metes en tu cómoda cama, esperando tener una larga noche de dulces sueños, pero algo sale mal: ¡no puedes dejar de pensar en esos plazos, tareas pendientes y nuevas ideas! O sencillamente tu cuerpo no puede deshacerse de la tensión que se acumula durante el día. Si bien dormirse puede parecer imposible en tales situaciones, no te apresures a tomar pastillas para dormir. Simplemente puedes hacer algunos simples ejercicios antes de acostarte y verás excelentes resultados con bastante rapidez.

En Genial.guru hemos reunido 8 de los ejercicios más efectivos que te ayudarán a conciliar el sueño mucho más rápido y mejorarán tu descanso de todas las noches.

8. Postura de miembros dormidos

Qué hacer:

  • Debes acostarte boca arriba con las piernas estiradas y los brazos a los costados.

  • Manteniendo los brazos y las piernas estirados, levántalos del piso hacia el techo.

  • Mantén esta postura durante 60 segundos.

  • Luego relaja la espalda y, mientras sostienes los brazos y las piernas en el aire, comienza a sacudirlos durante 30-40 segundos hasta que sientas la sangre latiendo por todo tu cuerpo.

Resultados: la postura de miembros dormidos ayuda a relajar el cuerpo, eliminar toxinas y combatir el insomnio.

7. Postura de héroe reclinado

Qué hacer:

  • Siéntate de rodillas con los glúteos sobre los talones, la columna vertebral ligeramente doblada hacia atrás y las palmas de las manos en el suelo detrás de ti con los dedos apuntando hacia los glúteos.

  • Dobla lentamente tu cuerpo hacia atrás hasta que puedas recostar tu espalda en el suelo ejerciendo un estiramiento completo.

  • Si no puedes acostarte completamente, mantén el equilibrio sobre los codos.

  • Sostén esta posición durante 30-60 segundos.

Resultados: la postura del héroe reclinado alivia el cansancio en las piernas, reduce la presión arterial alta y ayuda a eliminar el insomnio.

6. Postura del pescado

Qué hacer:

  • Siéntate en el suelo con las piernas estiradas frente a ti y las manos debajo de los glúteos, con las palmas hacia abajo.

  • Estira hacia los lados tu pecho y los hombros, e inclínate lentamente hacia atrás sobre los antebrazos.

  • Relaja el cuello y baja el cuerpo hasta que la parte superior de la cabeza toque el piso.

  • Mantén esta posición durante 30-60 segundos.

Resultados: la postura del pescado ayuda a aliviar la fatiga crónica y aumentar la producción de melatonina, la hormona responsable de una buena noche de sueño.

5. Estiramiento de la diosa nocturna

Qué hacer:

  • Acuéstate sobre tu espalda con las rodillas dobladas y los brazos hacia los lados, con las palmas de las manos hacia abajo.

  • Junta las plantas de tus pies y deja que tus rodillas se abran para formar la figura de un diamante.

  • Si sientes que el estiramiento en tus caderas es demasiado intenso, coloca almohadas debajo de cada una de tus rodillas.

  • Permanece en esta postura durante 2-3 minutos.

Resultados: esta postura de apertura de caderas ayuda a disminuir la presión arterial, disminuir la frecuencia cardíaca y reducir los dolores de cabeza.

4. Postura del bebé feliz

Qué hacer:

  • Acuéstate boca arriba y lleva las rodillas hacia el pecho.

  • Agarra el borde exterior de tu pie derecho con tu mano derecha y el borde exterior de tu pie izquierdo con tu mano izquierda. Debes estar seguro de que la planta de tus pies mire hacia el techo.

  • Lleva las rodillas a los lados tanto como puedas.

  • Comienza lentamente a mecer tu cuerpo de lado a lado, masajeando suavemente tu espalda.

  • Realiza este ejercicio durante 1-2 minutos.

Resultados: la postura del bebé feliz libera la tensión en la parte baja de la espalda y las caderas, además alivia el estrés y la ansiedad.

3. Estiramiento del tendón de la corva o isquiotibiales

Qué hacer:

  • Acuéstate boca arriba con las piernas estiradas y los brazos a los costados.

  • Manteniendo las piernas rectas, levántalas hacia el techo y desplázalas hacia la cabeza hasta que sientas el estiramiento en las caderas.

  • Levanta la cabeza y los hombros del piso y agarra tus tobillos con las manos.

  • Permanece en esta posición durante 30-60 segundos.

Resultados: esta postura estira el tendón de la corva y libera la tensión en la zona lumbar, que es justo lo que necesitas si has estado sentado todo el día.

2. Postura de piernas arriba contra la pared

Qué hacer:

  • Acuéstate boca arriba con las piernas contra la pared.

  • Deja que tus brazos descansen a los lados con las palmas de las manos hacia arriba.

  • Si sientes tensión en cualquier parte de tu cuerpo, puedes colocar una manta debajo de tus caderas o desliza tus glúteos un poco más lejos de la pared.

  • Debes permanecer en esta posición durante 5-10 minutos.

Resultados: Esta postura redirige el flujo sanguíneo en tu cuerpo, ayuda a relajar tu sistema nervioso y a reducir la fatiga.

1. Inclinación hacia adelante

Qué hacer:

  • Coloca una almohada o una manta doblada en una silla y ubícate de pie frente a ella.

  • Inhala y levanta los brazos para estirar la columna vertebral.

  • Exhala e inclínate hacia adelante hasta que tu frente descanse sobre la almohada.

  • Pon tus brazos también sobre la almohada y relaja tu cuerpo.

  • Permanece en esta posición durante 30-60 segundos.

Resultados: Invertir la parte superior de tu cuerpo de esta manera puede relajar tu sistema nervioso y tu columna vertebral.

Debes tener en cuenta: estos ejercicios deberían ser lo último que hagas antes de irte a dormir. Si no quieres estropear el efecto causante, no revises tu teléfono, ni tampoco enciendas tu televisor y mucho menos comer un refrigerio nocturno después de realizarlos.

¿Conoces otras formas de conciliar el sueño fácilmente y descansar bien por la noche? ¡Comparte tus consejos con nosotros en los comentarios!

Ilustrado por Yekaterina Ragozina para Genial.guru