8 Maneras de controlar las palpitaciones cardíacas en tan solo un par de minutos

Se cree que una frecuencia cardíaca normal está entre 60 y 100 latidos por minuto. Pero algunos expertos tienden a pensar que la frecuencia cardíaca ideal en reposo es de 50 a 70 latidos. Las causas que provocan taquicardia pueden ser peligrosas (enfermedad cardíaca, anemia) o simplemente representan nuestra reacción a las condiciones en que vivimos (estrés, fiebre, entrenamiento). Si notas que tu corazón funciona más rápido, lo primero que debes hacer es consultar un médico.

Genial.guru se preocupa por sus lectores y por eso ha hecho una lista de técnicas que pueden ser el primer remedio en esta situación desagradable. Si no ves mejoras en tu condición durante 15 a 20 minutos, llama al 911.

1. Realizar la maniobra de Valsalva

La maniobra de Valsalva es una técnica de respiración que conduce a varios cambios rápidos en nuestro ritmo cardíaco.

Cómo hacerlo:

  • Aprieta tu nariz con los dedos de una mano
  • Cierra tu boca
  • Exhala, como si estuvieras inflando un globo
  • Empuja hacia abajo, como si estuvieras en una evacuación intestinal
  • Haz esta técnica durante unos 10 a 15 segundos

2. Escucha "Weightless"(ingrávido) por Marconi Union

Hay una canción que ha demostrado reducir los niveles de ansiedad en un 65 %. Marconi Union creó esta composición en estrecha colaboración con Lyz Cooper, el principal terapeuta de sonido del Reino Unido y fundador de la Academia Británica de Terapia de Sonido. Combinando el bajo, el ritmo, y la armonía, esta música ayuda a reducir los latidos del corazón y la presión arterial, además de disminuir los niveles de cortisol.

3. Usa agua fría

Este método es efectivo porque estimula el nervio vago que, sobre todo, ayuda a controlar la fecuencia cardíaca. Si sientes que los latidos de tu corazón son rápidos, trata de salpicarte agua fría en la cara. También puedes sumergir tu cara en un fregadero o en un recipiente grande lleno de agua fría. Mantén tu cara bajo el agua todo el tiempo que puedas.

4. Empujar hacia abajo

Está técnica se parece a la maniobra de Valsalva descrita anteriormente. Consta de 2 pasos:

  • Aprieta los músculos de tu estómago y tu esfínter anal
  • Empuja hacia abajo como si estuvieras teniendo un movimiento intestinal

5. Realizar un masaje del seno carotídeo

El masaje del seno carotídeo también ayuda con el corazón acelerado. Esta arteria recorre nuestra garganta junto al nervio vago. Un suave masaje de esta arteria con las yemas de los dedos estimulará el nervio vecino y disminurá tu ritmo cardíaco.

6. Beber agua con hielo

Según esta investigación, hay una forma sencilla de disminuir los latidos de tu corazón. Todo lo que necesitas hacer es beber agua con hielo. Cuando bebes agua con hielo, estimulas el nervio vago. Esto a su vez hace que el corazón se ralentice como reflejo natural.

7. Respira profundamente

El autor de este sitio tiene una larga historia de ritmo cardíaco acelerado. Él reconoce que sintió que corría por su vida mientras lo perseguía un rinoceronte enojado o un leopardo hambriento. Fue desconcertante y se sintió enfermo mientras esto sucedía. Así que creó su propia solución para manejar este problema.

  • Exhala
  • Aguanta la respiración y cuenta hasta 5 o por el tiempo que puedas aguantar
  • Inhala lentamente y luego exhala de nuevo
  • Repite el proceso

El autor advierte que no tiene educación médica, pero esta técnica parece funcionar, y otros usuarios lo confirman. Si no deseas seguir los consejos de una persona desconocida, puedes encontrar una gran cantidad de ejercicios para respirar examinando la respiración yoga.

8. Tomar medicamentos

Todos sabemos que cada organismo responde a un tratamiento de diferentes maneras. Si nada de la lista anterior te ayuda y ya has consultado con un médico, es hora de considerar tomar un medicamento. Hoy en día, hay muchos medicamentos diferentes que pueden ayudarte con este problema.

¿Qué son los métodos a largo plazo?

Este artículo sugiere las siguientes formas para disminuir tu ritmo cardíaco a niveles normales.

  • Haz más ejercicio: la actividad física diaria disminuye el ritmo cardíaco en reposo
  • Reduce el estrés: la práctica de yoga, las técnicas de respiración diaria y la meditación son los métodos perfectos para ayudarte a lidiar con un corazón acelerado
  • Evita los productos del tabaco: los fumadores tienen una mayor frecuencia cardíaca en reposo. Si dejas de fumar los latidos deberían volver a la normalidad
  • Perder peso (si es necesario): las personas obesas tienen un aumento significativo en su frecuencia cardíaca media. Perder peso es el primer paso para resolver este problema.

¿Conoces algún otro consejo que pueda ayudar a disminuir tu ritmo cardíaco? Cuéntanos a continuación y comparte este artículo con personas que tienen este problema.

Yekaterina Ragozina, Ekaterina Gapanovich para Genial.guru
Compartir este artículo