Qué bebidas debes evitar para lucir unos dientes saludables y cuáles ayudan a protegerlos

Muchas bebidas que ingerimos a diario contienen azúcar y ácido corrosivo, ingredientes que además de aportar un delicioso sabor, representan malas noticias para la sonrisa. La boca está llena de bacterias que se alimentan de esta azúcar, lo que provoca sensibilidad, caries o desgaste. Pero al conocer los potenciales efectos negativos o positivos de estas bebidas, se puede tomar la mejor elección para mantener unos dientes fuertes y sanos.

Genial.guru quiere hablarte sobre el efecto de algunas bebidas sobre los dientes. Al final del artículo encontrarás un bono con recomendaciones. Recuerda consultar con tu médico o dentista antes de realizar cualquier cambio en tu dieta.

1. Leche de vaca

La leche, por su composición en nutrientes, es esencial en todas las etapas de la vida. Entre los principales efectos de consumirla se encuentran la remineralización de los dientes y la inhibición del crecimiento de muchas bacterias que forman caries. Este líquido contiene numerosas proteínas, fluoruro, anticuerpos y antibacteriales que promueven la salud bucal.

2. Gaseosas

Los refrescos están relacionados con varios problemas de salud. Los ácidos y azúcares pueden provocar complejas consecuencias como erosión dental y caries. Para reducir este riesgo, se recomiendan los refrescos poco erosivos y evitar el consumo regular de estas bebidas azucaradas.

3. Café

Los amantes del café que buscan su rutinaria taza matutina probablemente no estén pensando en los grandes beneficios para sus dientes. Un estudio descubrió que beber café sin aditivos podría ayudar a prevenir el desarrollo de bacterias y caries. Así, se recomienda dejar de lado los edulcorantes y agentes cremosos y disfrutar de una rica taza de café negro.

4. Agua

Beber agua es bueno para nuestra salud en general, pero además es la mejor opción para una hermosa sonrisa. El H2O contiene flúor, ya sea de forma natural o por adición controlada. Este elemento puede prevenir las caries y mantener los dientes fuertes y saludables.

Además, la saliva está compuesta en un 99 % de agua, por lo que beber varios vasos al día no solo nos hidrata, sino que ayuda a que los agentes antimicrobianos combatan las bacterias malas que alimentan las caries y placa bacteriana.

5. Néctares o bebidas de frutas

Los néctares, las bebidas de frutas o con sabor a frutas contienen grandes cantidades de azúcar, lo que puede afectar a los dientes y causar problemas de obesidad. En un estudio se determinó que el sabor a uva tenía un contenido de azúcar sobre el promedio. Por ello se recomienda limitar la ingesta diaria de estos productos.

6. Leche vegetal

El consumo de leche de origen vegetal está en aumento. Esta es una alternativa a la tradicional leche de vaca que ha sido defendida por ser buena para los dientes.

Un estudio comparó los contenidos de calcio, yodo, vitamina B12 y azúcar entre ambas, y resultó que muchas leches vegetales contienen azúcares libres que pueden provocar caries. Además, tienen bajos niveles de yodo, algo necesario para una dieta saludable.

7. Agua con gas

Puede que el agua gasificada no parezca dañina, pero las apariencias engañan. De hecho, una investigación reveló que esta bebida tiene un nivel de pH ácido de entre 2,74 y 3,34. Como resultado, su potencial erosivo es de entre 89 y 143 %, similar o mayor a la del jugo de naranja puro.

8. Jugos naturales

Aunque el jugo 100 % de fruta puede contener tanta azúcar como un refresco regular, proporciona varios nutrientes necesarios para una dieta equilibrada.

Se han realizado varios estudios en niños y adultos sobre las consecuencias para la salud bucal (erosión dental o caries) que acarrea consumir estos productos. Sin embargo, no existe evidencia suficiente que respalde su impacto positivo o negativo en el cuerpo. Una opción que puede ser segura es diluir el jugo de frutas al 50 % con agua para minimizar el daño potencial.

9. Bebidas energéticas

El consumo de las bebidas energéticas ha aumentado entre la población joven en los últimos años. Estas contienen un pH ácido menor a 5,5, ácido cítrico y gran cantidad de azúcares que, en conjunto, tienen un potencial erosivo. Es por eso por lo que las bebidas deportivas pueden causar hipersensibilidad en los dientes.

10. Té o infusiones

El té se ha convertido en una bebida muy popular y de gran consumo. Hay muchos tipos o variedades, y cada uno ha demostrado un impacto diferente en los dientes.

Por ejemplo, el té blanco se compone principalmente de flúor, taninos y flavonoides que inhiben la formación de caries y placa bacteriana. El té negro y ciertos tés de hierbas, por el contrario, resultan en la erosión del esmalte dental.

Bono: Recomendaciones para mantener la salud bucal

Hay formas de prevenir el daño en los dientes y seguir disfrutando de estas bebidas altas en azúcares y ácidos:

  • Intenta esperar una hora antes de cepillarte los dientes después de tomar bebidas ácidas para darle a tu saliva la oportunidad de eliminar los ácidos de forma natural y volver a endurecer el esmalte.
  • Considera usar popote para las bebidas ácidas para reducir el tiempo de contacto con los dientes.
  • Puedes enjuagar tu boca con agua, leche o consumir un producto lácteo inmediatamente después de ingerir bebidas ácidas. Los alimentos ricos en calcio pueden ayudar a neutralizar los ácidos.
  • Busca masticar chicles sin azúcar para fomentar la producción de saliva, la cual ayuda a mantener los ácidos bajo control.

¿Qué bebidas consumes regularmente? ¿Conoces otras maneras de mantener tus dientes fuertes y sanos?

Compartir este artículo