Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Cómo remodelar el cuerpo haciendo ejercicios 5 minutos al día con el método Sakuma, el “Marie Kondo” del fitness

Muchos creen que bajar de peso y remodelar la silueta implica pasar horas en el gimnasio y seguir estrictas dietas. Pero con el innovador método creado por el entrenador personal de supermodelos Kenichi Sakuma, es posible hacerlo realizando cinco sencillos ejercicios de solo un minuto de duración cada uno. Gracias a unas simples pautas de alimentación saludable y a una rutina de entrenamiento podrás acelerar tu metabolismo y aprender a utilizar correctamente los músculos de tu torso. Ya se han vendido más de 2 000 000 de ejemplares del libro El método Sakuma en Japón, así que no es de extrañar que lo comparen con el de la gurú del orden, Marie Kondo.

Genial.guru estudió a fondo el método Sakuma y quiere compartir contigo sus claves y detalles más importantes. En este artículo encontrarás también los ejercicios de la rutina básica para que puedas comprobar su eficacia por ti mismo.

Las ventajas del método Sakuma

Sakuma afirma que es erróneo pensar que, cuanto más ejercicio se realice, mejor. Su método enseña a usar todos los músculos del cuerpo sin hacer grandes esfuerzos, siguiendo una rutina de cinco entrenamientos enfocados en corregir la alineación de la columna, hombros y caderas. También ayuda a afinar la cintura, fortalecer el abdomen y mejorar la respiración.

Según su creador, corregir la postura es fundamental para facilitar la pérdida de grasa corporal. A la vez, esto alivia el dolor de cintura, de cabeza, de espalda, trastornos menstruales y hasta el estreñimiento.

Para acostumbrar al cuerpo es necesario realizar la rutina de cinco minutos diarios durante dos semanas. A la tercera semana, se deja un día de descanso entre sesión y sesión. Así, los buenos resultados no tardarán en llegar.

Los ejercicios son simples. Cada postura debe mantenerse de tres a diez segundos, repitiendo varias veces hasta completar un minuto.

A continuación, te mostraremos los cinco ejercicios que componen la rutina Sakuma.

1. Reducir abdomen, glúteos y espalda

Posición inicial: colócate bocabajo, con las manos entrelazadas detrás del cuello.

Pasos:

  1. Levanta la parte superior del cuerpo, dejando el abdomen apoyado en el suelo. Levanta las piernas sin doblar las rodillas. Mantén la espalda curvada y las piernas apretadas una contra la otra.
  2. Luego, sin cambiar la postura, cruza los tobillos y empuja hacia afuera con los pies.

Duración: repite tres veces los pasos 1 y 2. Mantén cada postura durante 10 segundos.

2. Tonificar muslos, glúteos y pelvis

Posición inicial: colócate bocabajo con los brazos cruzados debajo del mentón.

Pasos:

  1. Dobla las rodillas y cruza los tobillos, separando bien las rodillas.
  2. Levanta las piernas, llevando los pies cruzados hacia arriba y separando los muslos del suelo.

Duración: mantén la postura durante 6 segundos y relaja el cuerpo. Repite el ejercicio 10 veces.

3. Afinar la cintura y enderezar los hombros

Posición inicial: siéntate sobre una silla u otra superficie no blanda y coloca los brazos alineados al cuerpo por ambos lados de la cadera, con los hombros bien rectos.

Pasos:

  1. Levanta un lado de la cadera, pero sin mover, en absoluto, los hombros. Agárrate al borde de la silla para mantener la postura recta con los hombros en el mismo nivel.
  2. Sube la pierna para facilitar el ejercicio.

Duración: mantén la postura durante tres segundos y cambia de pierna. Repite el ejercicio 10 veces para cada lado.

4. Tonificar el torso

Posición inicial: siéntate con los brazos cruzados y los pies separados a la anchura de la cadera.

Pasos:

  1. Agárrate los codos con las manos, apoyándolos sobre las rodillas separadas.
  2. Levanta los brazos cruzados, sin cambiar de posición el torso.

Duración: mantén la postura durante 6 segundos. Repite el ejercicio 10 veces.

5. Equilibrar el cuerpo

Posición inicial: ponte en cuclillas, con el torso hacia adelante, las palmas de las manos apoyadas en el suelo y los pies juntos (o ligeramente separados, para que te sea más fácil realizar el ejercicio).

Pasos:

  1. De golpe, ponte en puntillas de pie con los brazos levantados y las manos abiertas.
  2. Extiende el cuerpo hacia arriba todo lo que puedas.

Duración: repite el ejercicio 10 veces.

Pautas alimentarias del método Sakuma

  1. Comer sano es clave para que el método funcione. Para Sakuma es muy importante ingerir, como mínimo, tres comidas al día. El intervalo entre estas no debe ser muy largo.
  2. Desayunar antes de que pasen 30 minutos tras despertarse. Si pasa más tiempo, el organismo comienza a consumir energía reservada en los músculos, los cuales se debilitan. El metabolismo se torna lento y aumenta la tendencia a ganar peso, afirma el entrenador.
  3. Consumir proteínas de calidad procedentes de huevos, carnes y mariscos. Evitar alimentos procesados y reducir el consumo de hidratos de carbono y azúcares.
  4. Beber suficiente agua. Sakuma recomienda 50 mililitros por kilo de peso al día, incluidos café, té e infusiones.
  5. Cenar cuatro horas antes de irse a dormir, así el cuerpo tiene tiempo de digerir bien los alimentos.

¿Crees que podrías tomarte cinco minutos al día para probar este método? ¿Qué opinas de las pautas alimentarias propuestas por Kenichi Sakuma? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Ilustrado por Inna Grevtseva para Genial.guru
Compartir este artículo