Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Por qué hablamos en sueños y cómo solucionarlo si eso nos ocasiona problemas

Hablar cuando uno está dormido suele ser más común de lo que parece. La somniloquía es un trastorno de la conducta del sueño que puede afectar a muchas personas a lo largo de su vida. A veces se trata de ligeros murmullos, pero en ocasiones, pueden ser discursos bastante largos que se presentan en diversos momentos de la noche, lo que lleva a muchos a tener problemas a la hora de dormir con compañía.

Genial.guru quiere contarte acerca de este trastorno y darte algunas recomendaciones para solucionarlo.

Un trastorno muy común

Hablar mientras se duerme es algo muy habitual en un gran número de personas de distintas edades. La somniloquía puede ser pasajera o aparecer en la infancia y seguir de por vida, con un 50 % de probabilidades de ocurrir en niños de entre 3 y 10 años. Aunque no se trata de una enfermedad, puede afectar a las relaciones sociales, ya que, en ciertos casos, las personas llegan a sostener discursos completos en diferentes horas de la noche, lo que interrumpe el sueño del compañero de cuarto o permite, en ocasiones, que se revele demasiada información privada.

Cuando hablar dormido se convierte en algo frecuente

Las parasonmnias no suelen ser demasiado problemáticas en la mayoría de ocasiones, pero, si comienzan a ocurrir casi a diario, es normal querer saber la razón detrás del problema. En el caso de la somniloquía, si los episodios dejan de ser aislados y se presentan más de una vez a la semana, estas podrían llegar a ser las causas:

  • Episodios de estrés o ansiedad.
  • Desórdenes en la alimentación.
  • Consumo indiscriminado de alcohol.
  • Terrores nocturnos.
  • Trastornos respiratorios relacionados con el sueño.
  • Presencia de un cromosoma extra.
  • Sonambulismo.

Prácticas simples que pueden evitar que hables entre sueños

Al no ser una enfermedad, no existe un tratamiento médico para este trastorno. Debido a que muchas de las causas son el resultado de acciones cotidianas que deterioran la salud, eliminar todo aquello que las genere o realizar algunas actividades debería ayudar. Lo que puedes intentar hacer si sufres de somniloquía muy seguido es:

  • Disminuir los niveles de estrés con meditación.
  • No caer en excesos alimenticios o de bebidas alcohólicas, por lo menos antes de dormir.
  • Establecer y respetar un horario para dormir.
  • Tratar de solventar los problemas que te generen ansiedad.
  • Preparar y mantener una rutina nocturna que favorezca el descanso.

¿Has llegado a despertar a alguien por hablar entre sueños? ¿Conoces algún otro consejo para dormir mejor y dejar de tener episodios de somniloquía? Cuéntanos tus experiencias y deja tus recomendaciones en los comentarios.

Compartir este artículo