Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Descubre si estás yendo demasiado lejos al cuidar tu peso

Descubre si estás yendo demasiado lejos al cuidar tu peso

--1-
26k

Cuidar tu peso es un hábito saludable y si lo haces de la manera correcta te mantienes saludable y radiante. Sin embargo, no siempre es fácil saber si te estás excediendo con los cuidados o si los números en la balanza se están convirtiendo en una obsesión que te quita paz mental.

Descubre con la ayuda de Genial.guru si ya pasaste la barrera saludable y estás adquiriendo hábitos peligrosos para tu bienestar. 

Vivimos en un mundo que nos presiona constantemente para que nos adaptemos a prototipos e ideales imposibles de alcanzar. Día a día la publicidad nos bombardea con ideas sobre la belleza, el bienestar, la felicidad y la posesión material que pueden convertirse en un peso difícil de sobrellevar. Gran parte de estos ideales, basados en prototipos de belleza, alimentan la industria del cuidado personal y nos llevan a querer modificar nuestro cuerpo. En muchas ocasiones, por naturaleza, genética y contextura, simplemente no podemos adaptarnos a ellos y entonces sentimos que somos inadecuados o carentes de belleza. 

A veces, para combatir esta frustración, emprendemos una carrera absurda en contra de nosotros mismos y le hacemos daño a nuestro cuerpo obligándolo a ser algo que no es. Controlar nuestro peso es uno de los hábitos que desarrollamos con mayor frecuencia y que, en exceso, puede hacernos bastante daño. La obsesión por encajar en un tipo de belleza con cuerpos extremadamente delgados puede llevarnos incluso a acercarnos a desórdenes alimenticios como la anorexia o la bulimia. 

Si en ocasiones sientes que piensas demasiado en tu peso o la apariencia de tu cuerpo, presta mucha atención a los siguientes signos de alarma y permanece alerta para combatir la obsesión por la belleza: 

  • Incluso si has bajado de peso en los últimos meses, sientes que todavía te falta para alcanzar tu peso ideal.
  • Los médicos te han dicho que tu peso es adecuado para tu estatura y contextura, pero tú estás segura de que te vendría bien bajar un par de kilos. 
  • Nunca te has sentido a gusto con la contextura de tu cuerpo y los números que te muestra la balanza. 
  • Sientes que si bajas un poco de peso te sentirás mejor contigo misma y los demás te querrán o aceptarán más. 
  • En el último año has intentado al menos dos dietas diferentes para reducir tu peso. 
  • Por lo menos alguna vez en la vida probaste hacer una dieta extrema que prometía reducir tu peso en muy pocos días. 
  • Varias veces al día piensas en tu peso.
  • Cada vez que te cruzas un espejo, te fijas en las zonas que consideras con sobrepeso en tu cuerpo. 
  • Has llegado a cancelar una cena o comida con amigos solo porque no quieres comer. 
  • En ocasiones llevas tu propia comida a las reuniones para evitar comer cosas que puedan engordarte. 
  • Si se apareciera un genio de la lámpara ante ti, le pedirías que te ayude a bajar de peso, sin importar las consecuencias. 

    Si te sientes identificada con cuatro o más de estas afirmaciones, ¡cuidado! Bajar de peso puede estar convirtiéndose en una obsesión para ti. Si las situaciones de las frases anteriores describen tus comportamientos, tu mente te está jugando en contra. La falta de aceptación es el factor más peligroso y puede llevarte en picada a sufrir enfermedades físicas y mentales que no tienen reversa. 

    Cuando te alimentas saludablemente te pones radiante, tu cabello se llena de nutrientes, tu piel absorbe vitaminas y colágeno, tus ojos brillan más, tus dientes y huesos se fortalecen... todo tu cuerpo refleja satisfacción y bienestar.  ¡No dejes que nadie te diga que no eres hermosa tal y como eres! Una mujer que se acepta y es segura de sí misma se vuelve irresistible y es capaz de alcanzar todo lo que se propone. 

Foto de portada: Pixbay

--1-
26k