Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Qué pasará con tu cuerpo si incluyes semillas de papaya en tu dieta diaria

Cuando se trata de la alimentación, el desayuno es una de las comidas más importantes del día para llenarnos de energía. Algunas personas acostumbran consumir frutas para tener una dieta balanceada, pero, la mayoría de las veces, los residuos de estas son desechados, y podría sacarse provecho de ellos. Por ejemplo, las semillas de papaya pueden aportar grandes beneficios a tu salud. Al final del artículo encontrarás un bono en donde conocerás algunas de las formas en las que estas pueden consumirse.

Genial.guru se dio a la tarea de investigar más sobre el tema y recopiló información importante para compartirla contigo.

Características generales y propiedades nutricionales

Su tamaño es similar al de un grano de pimienta negra y su sabor es picante. De acuerdo con una investigación realizada por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), estas semillas tienen una cantidad considerable de vitamina C, especialmente en el aceite ligeramente verdoso y bajo en ácidos grasos que se extrae al molerlas o triturarlas.

Beneficios

1. Funcionan como un antioxidante natural

A través de las evaluaciones de un estudio se llegó a la conclusión de que las semillas de papaya podrían funcionar como un antioxidante natural debido al aceite y a la vitamina C que contienen en su interior. De manera general, los alimentos que cuentan con poderes antioxidantes previenen el daño de las células, cuidan el bienestar de los órganos y la apariencia de la piel.

2. Mejoran la salud digestiva

Gracias a su contenido de papaína (una enzima que facilita la digestión de proteínas) y de fibra puede ayudar a combatir la constipación. Un estudio señaló que la integración de esta última en la dieta alimenticia es favorable para las personas que padecen estreñimiento. Por otro lado, otra investigación descubrió que las semillas de la papaya secadas por medio de un proceso natural podrían funcionar como tratamiento contra parásitos intestinales sin presentar efectos secundarios significativos.

3. Ayudan a prevenir el cáncer

Aunque hay que realizar más estudios que complementen esta teoría, ya hay avances significativos con respecto al tema. Investigadores examinaron qué tanto funcionaban las semillas de papaya para prevenir el cáncer y, después de realizar algunas pruebas, observaron que estas tenían propiedades anticancerígenas. Comprobaron que su extracto también es antiinflamatorio y puede prevenir el desarrollo de otras enfermedades. Otro estudio señaló que es importante evitar el consumo de semillas blancas, pues estas podrían estimular la aparición de cáncer de próstata.

4. Protegen los riñones

Los riñones son los encargados de filtrar las toxinas de tu sangre y de desecharlas a través de la orina. Según un estudio realizado con roedores estas semillas pueden ser útiles para prevenir daños renales. Esto se debe a que contienen fitoquímicos (sustancias favorables para salud y presentes en alimentos de origen vegetal). De cualquier manera, por ser un antioxidante natural, este alimento podría ayudar a proteger el funcionamiento de los riñones debido a sus propiedades porque, de acuerdo con un estudio, tienen la capacidad de bloquear la oxidación de las células. Esto podría ayudar a futuras investigaciones aplicadas en humanos para obtener resultados más concretos.

5. Regulan el período menstrual

Una investigación realizada por la BUAP también señaló que, cuando las semillas de papaya se transforman en polvo, este puede resultar favorable para la menstruación por sus propiedades emenagogas. Por otro lado, según Sadhna Singhal, una ginecóloga del Instituto Médico de Acción Sri Balaji, la papaya verde también ayuda a regular la menstruación, y explicó que esto se debe a que su consumo estimula la producción de estrógenos. A su vez, este alimento mejora el flujo sanguíneo, permitiendo que los músculos en el útero funcionen correctamente.

6. Mejoran la apariencia de la piel

Una investigación general sobre la papaya determinó que esta fruta funciona como un buen agente blanqueador y ayuda a eliminar las células muertas de la piel, previniendo la aparición de arrugas e imperfecciones. Gracias a sus propiedades antioxidantes, ayuda a disminuir las manchas y evita que vuelvan a aparecer. Protege la piel de factores externos como la radiación solar y evita que esta sufra daños, además de unificar su tonalidad y mejorar su luminosidad.

7. Regulan los niveles de glucosa

Un estudio enfocado en analizar diversos compuestos fitogénicos para el tratamiento de la diabetes y la obesidad encontró que el extracto de papaya absorbe el exceso de azúcar en la sangre. Al consumir sus semillas impides que la glucosa vaya al torrente sanguíneo. Según otro estudio, se cree que los fitoquímicos y la fibra que contienen las frutas son los responsables de los efectos contra esas enfermedades. Sin embargo, aún se necesitan más investigaciones y pruebas para determinar esto con exactitud.

8. Fortalecen el sistema inmunológico

Es necesario realizar otros estudios para obtener más evidencia acerca de los efectos que tienen las semillas de esta fruta en la salud. Sin embargo, ya hay algunas pruebas significativas que pueden tomarse en cuenta en futuras indagaciones. En una investigación enfocada en el análisis de diversos estudios relacionados con los efectos de este alimento en la salud se encontró que las diferentes partes de la papaya tienen propiedades inmunomoduladoras. Esto ayuda a que el sistema inmune funcione correctamente y a que el cuerpo esté protegido de infecciones y enfermedades.

Bono: ideas sencillas para consumir las semillas

Al principio puede parecerte extraño consumir estas semillas, pero afortunadamente existen varias maneras de ingerirlas para obtener sus beneficios:

  • Pon a secar las semillas y posteriormente muélelas para usar el polvo resultante como condimento en tus comidas. El sabor es similar al de la pimienta, por lo que complementará los sabores de tus alimentos de manera agradable para tu gusto.
  • Usa el polvo para ablandar carnes o condimentarlas antes de asarlas.
  • Deshidrata las semillas en el horno a temperatura baja para comerlas como frutos secos junto a cereales como granola y avena.
  • Haz un licuado con las semillas junto a la misma pulpa de la papaya o algún zumo de alguna fruta cítrica. Si el sabor te parece muy amargo, añade una cucharada de miel.
  • Mastícalas sin someterlas a ningún proceso.

Si te cuesta trabajo incorporarlas en tu dieta, puedes empezar poco a poco hasta ingerir la cantidad que consideres apropiada.

¿Qué opinas de las propiedades de estas semillas? ¿Has probado su efectividad para alguno de estos casos? ¿Cuál fue tu experiencia? Cuéntanos en los comentarios.

Ilustradora Natalia Tylosova para Genial.guru
Compartir este artículo