Por qué no hay que caminar descalzo, ni siquiera en casa

Quitarse los zapatos en cuanto llegues a casa es justo lo que necesitas para relajarte después de un día ajetreado. Pero permitir que los pies cansados ​​se relajen no equivale a andar completamente descalzo en casa. De hecho, caminar sin ningún tipo de calzado en la casa puede tener efectos desagradables para la salud y la belleza de tus pies.

En Genial.guru, también nos sentimos demasiado perezosos como para ponernos calzado en casa a veces, y decidimos averiguar qué pasa si caminas descalzo todos los días.

1. Tus pies están más expuestos a las bacterias

Incluso si acabas de lavar el piso, no significa que esté completamente libre de gérmenes. Tus pisos pueden verse limpios, pero en realidad todavía hay polvo en la casa que contiene muchas bacterias y hongos dañinos. Si caminas descalzo, te estás exponiendo a microorganismos que pueden infectar la piel de tus pies. Esto, a su vez, puede infectar las uñas de los pies y hacer que se pongan amarillas y quebradizas.

2. Las superficies duras no son buenas para los pies

Caminar descalzo sobre el césped de vez en cuando se siente bien e incluso puede ayudarte a eliminar el estrés, pero hacerlo en interiores puede dañar tus pies. Las superficies más suaves permiten que tus pies se hundan naturalmente y apoyan la parte interna de tus pies. Pero la mayoría de los pisos son demasiado duros y caminar sin el soporte de tus zapatos causa un estrés antinatural que eventualmente puede provocar dolor en los talones y las rodillas.

3. Puede provocar lesiones

Quitarse los zapatos y dejar respirar los pies seguramente se siente bien después de un largo día de trabajo, pero caminar por la casa sin calzado puede provocar caídas y lesiones. Los estudios han demostrado que usar pantuflas o calcetines sin zapatos puede causar caídas y tirones musculares como resultado de una caída.

4. Podrías lastimar tu espalda

Si alguna vez sentiste que te dolían los pies después de caminar descalzo, en realidad existe una explicación científica para eso. Caminar descalzo sobre superficies duras provoca una distribución desigual del peso en los pies. Este desequilibrio puede empeorar las deformidades existentes del pie e incluso puede afectar la parte superior del cuerpo, provocando dolor en las rodillas y en la espalda.

5. Puede causar mal olor en los pies

Además de hacer que te duelan las piernas y la espalda, caminar descalzo con regularidad puede provocar un olor corporal desagradable. No usar zapatos significa que no hay protección contra las bacterias en las duchas del gimnasio e incluso en casa. Cuando caminas descalzo, puedes entrar fácilmente en contacto con estos causantes de infecciones, que pueden hacer que tus pies huelan mal.

¿Caminas descalzo a menudo? ¿Has notado cómo te afecta?

Imagen de portada Shutterstock.com
Compartir este artículo