10 Cosas que muchos quieren tener en su casa de campo, pero después se quejan y disuaden a los demás

Para muchas personas, una casa de campo es un lugar en donde se puede escapar del bullicio de la ciudad. Pero cualquier jardín o huerto requiere mantenimiento: desyerbarlo, darle un buen aspecto y limpiarlo. Y algunas de estas cosas no traen alegría, sino que, por el contrario, agregan más trabajo.

Genial.guru averiguó qué cosas no harán más que agregar trabajo extra al mantenimiento de tu jardín.

1. Estanque decorativo

Se pueden mirar tres cosas eternamente, y una de ellas es el agua. Sin embargo, en los estanques decorativos, especialmente los pequeños y de plástico, comienzan a aparecer algas rápidamente. Luego el agua apesta, aparecen mosquitos y otros insectos, así como ranas que croan ruidosamente por la noche. Un estanque no se puede instalar y abandonar. Necesita un cuidado constante, para lo cual a veces simplemente no hay tiempo ni fuerzas.

2. Patio de concreto

A veces, los propietarios de casas de campo tratan de ahorrar dinero y en lugar de poner loseta colocan caminos de hormigón. A primera vista, el pavimento de hormigón es la solución perfecta, ya que es duradero, sencillo, barato. Pero esto solo parece así a primera vista. Debido a los cambios de temperatura, en el hormigón aparecen fisuras y nuevamente te ves obligado a hacer una nueva cobertura.

3. Piscina desmontable

Por un lado, una piscina desmontable es una excelente solución para aquellos que no tienen espacio para una normal en su jardín. Es bastante fácil de instalar y económica. Pero también hay desventajas que pueden hacer que te niegues a su uso. Lo principal es su poca durabilidad, dado que el material a menudo se rompe. También tendrás que gastar dinero en agua para la piscina (que debe cambiarse periódicamente) y los productos químicos para desinfectarla.

4. Estanque con peces

Además de los estanques decorativos habituales, las personas tienen estanques para peces decorativos o comestibles. Sin embargo, tales estanques requieren mucho mantenimiento. No puedes simplemente olvidarte de él, porque dos veces al mes necesitas realizar muchas manipulaciones. Es necesario capturar los peces muertos, usar productos de limpieza especiales, gastar dinero en herramientas y un sistema de limpieza. Al mismo tiempo, los estanques de peces a menudo atraen a animales no deseados: ratas almizcleras y visones.

5. Hamacas

La imagen perfecta: estás acostado sobre una hamaca en medio de un jardín y miras las nubes. Sin embargo, las hamacas tienen un montón de desventajas: su color se desvanece en el sol y pueden enmohecerse. Las hamacas de cuerda son simplemente incómodas. En cambio, es mejor comprar camastros.

6. Muebles inadecuados para el jardín

Los muebles hechos de aluminio no son adecuados para zonas ventosas. Debido al peso ligero del material, el viento los llevará por todo el jardín. Los muebles de madera perderán rápidamente su apariencia en un clima húmedo, ya que simplemente se inflan. Los muebles costosos deben protegerse del mal tiempo, es decir, tendrás que construir un cobertizo o meterlos a la casa cada vez que llueva. Por lo tanto, es mejor dar preferencia a algo duradero; por ejemplo, a los muebles de mimbre.

7. Fosa de compost

A menudo, las personas hacen una fosa de compost en las casas de campo. Todos los desechos orgánicos se vierten allí, donde se degradan y se convierten en abono. Esto es bueno para el medio ambiente y ahorra en la recolección de basura. Sin embargo, la fosa de compost no tiene un aspecto agradable. Además, apesta mucho. A veces, los vecinos pueden quejarse del mal olor y la fosa puede atraer ratas, serpientes y varios insectos.

8. Árboles y arbustos plantados cerca uno del otro

Cuando compramos una casa de campo y vemos un jardín completamente vacío, de inmediato nos dan ganas de sembrar plantas y cuantas más sean, mejor. Desafortunadamente, durante nuestros intentos de llenar el espacio, nos olvidamos de las normas de plantar. Como resultado, después de un par de años, los árboles y arbustos crecen y comienzan a “pelearse” entre sí. Por ejemplo, será difícil pasar entre los pinos si la distancia entre ellos al momento de plantarlos fue menos de 1,8–3,5 metros.

9. Caminos de grava

A primera vista, hacer caminos de grava en la entrada o estacionamiento es una solución económica, duradera y rápida. Pero también tiene sus desventajas. Si en el lugar donde vives hay inviernos nevados, entonces la grava dificultará la limpieza de la nieve.

Al limpiar con una pala, la nieve y las piedras pequeñas se mezclan y terminan detrás del bordillo, a donde se suele arrojar la nieve y, como resultado, se forman huecos en los caminos. Además, la grava se aplasta debido a la presión de las ruedas y se desplaza. Y para colmo, aparecen zanjas en las que se acumula la mugre. También, este tipo de camino crea mucho polvo.

10. Parrilla fija

A la gente le encanta cocinar la comida a la parrilla y un asador es perfecto para este propósito. Pero no te apresures a instalar uno fijo en tu jardín. En primer lugar, costará significativamente más que uno desmontable. En segundo lugar, muchas personas creen que, si no usas un asador de manera frecuente, entonces uno portátil será suficiente, ya que no necesitarás molestarte tanto con él.

Y tú, ¿cómo has equipado tu jardín? ¿Hay cosas de las que te arrepientes y ahora no las aconsejas a nadie?

Compartir este artículo