Genial
Genial

10 Detalles del hogar que pueden ser nimios para nosotros, pero evidentes para las visitas

Es normal que cuando visitamos una casa ajena les prestemos atención a los detalles; y, si algo no nos gusta, lo notamos enseguida. De la misma manera, buscamos dar una buena impresión y “pulimos” nuestro hogar lo más que se pueda cuando alguien está por llegar. Sin embargo, no a todo el mundo le preocupa preparar la casa antes estas situaciones. Para los que sí están interesados, los siguientes consejos son dignos de tener en cuenta.

¿Qué lugares de tu casa no pueden estar impresentables a la hora de invitar a alguien?

1. Malos olores

Convivimos diariamente con distintos tipos de olores que, por suerte, somos capaces de eliminar. Por lo tanto, debemos ser muy cuidadosos al respecto. Por ejemplo, aunque tengamos en casa la costumbre de dejar las zapatillas en la entrada, tal vez alguien tuvo la mala fortuna de pisar un “regalito” de perro y esa fragancia tan pestilente inundó todo el hogar.

Para evitar los malos olores, además de eliminar la fuente, conviene tener una buena ventilación y utilizar aromatizantes o velas perfumadas; por supuesto, también hay que mantener la higiene dentro de la casa. Esto podría marcar la diferencia para que nuestro hogar tenga un aroma agradable.

2. Pelos de animales

También debemos tener cuidado con los pelos y olores que desprenden nuestras mascotas, en especial durante las épocas de muda. Es prácticamente imposible mantener nuestro hogar libre de pelos si los animales conviven con nosotros la mayor parte del tiempo dentro de casa. Una buena idea es realizarles un buen cepillado y limpiar los sofás, alfombras o cualquier lugar en donde a la mascota le guste estar.

3. Ventanas sucias

Incluso las manchas más pequeñas son muy notables en una ventana. Los vidrios se ensucian con facilidad, pero cuando están limpios tienen el poder de brindar una excelente luminosidad a todo el espacio de una habitación.

No hay nada más agradable que observar un bello paisaje a través de una ventana. Por lo tanto, es fundamental mantenerlas transparentes, al menos las más importantes de la casa.

4. Arena de gato olorosa

Los gatos pueden aprender desde muy pequeños a hacer sus necesidades en una caja de arena, lo cual sin duda resulta muy práctico. Sin embargo, si no limpiamos este objeto de manera periódica, el olor a humedad y a desechos se esparcirá por nuestro hogar.

Por otra parte, si no tenemos el hábito de higienizar la caja de arena, solo quien esté de visita será capaz de notar el olor desagradable; los habitantes de la casa estaremos acostumbrados.

5. Toallas usadas

Es muy importante cuidar el estado de las toallas del lavabo. Si estamos por recibir visitas, lo mejor es cambiarlas ese mismo día y mantener el baño con lo esencial. La idea es que quien necesite secarse las manos no se encuentre con una toalla gastada, húmeda o maloliente.

6. Superficies manchadas

Los ambientes u objetos que se usarán en la jornada son aquellos a los que nuestros invitados, involuntariamente, les prestaran más atención. Si el piso no tiene manchas y los muebles están limpios, nuestro invitado no tendrá más que alabar el estilo de nuestro hogar. Si no, la visita podría pensar que somos descuidados o desordenados.

Esto no algo difícil de hacer, pero muchas veces lo obviamos por lo tedioso que puede ser, especialmente por el polvo. Sin embargo, no deberíamos dejar que las manchas se asienten, no queremos que nuestro invitado se pregunte si eso está desde ayer o desde la semana pasada.

7. Decoraciones con polvo

La decoración es una parte importante del estilo de un hogar; por esta razón, es importante mantener estos objetos limpios y relucientes. Le otorgan identidad a nuestro ambiente, y si están sucios o llenos de polvo, pueden brindar una impresión alejada de la que buscamos, además de generar cierta sensación de suciedad en las visitas, en especial si es muy notorio.

La mejor solución es destinar un poco de tiempo a limpiar esos artículos a los que no solemos prestarles mucha atención. Un paño para sacar el polvo podría ser más que suficiente.

8. Ambiente

La decoración no está limitada a la parte visual, nuestro hogar puede tener luces, música, aromas y velas, entre muchos otros detalles que le añadirán un toque especial al ambiente que buscamos para recibir a nuestros invitados.

9. Refrigerador con manchas o comida pasada

No es necesario tener un refrigerador impecablemente ordenado, no es algo a lo que nuestros invitados le vayan a prestar atención. De todas formas, tener el refrigerador limpio de manchas y sin olor a comida nos dará una buena presentación. Si no mantenemos limpio el interior de este aparato, podríamos dar la sensación de que somos poco higiénicos, especialmente cuando se habla de comida.

Lo mejor es, con visitas o sin ellas, realizar una limpieza periódica del refrigerador; muchas veces nos limitamos a llenarlo y vaciarlo, pero sin limpiarlo.

10. Paredes desgastadas

No siempre tenemos el tiempo o los recursos necesarios para mantener la pintura del hogar, y esto se agrava cuando aparecen manchas en las superficies. Sin embargo, existen métodos para limpiar las paredes sin dañar la pintura. Eso sí, hay que tener paciencia y cuidado.

Para hacerlo, debemos humedecer levemente una esponja con agua y algún limpiador no abrasivo y amigable con la pintura.

Genial/Consejos/10 Detalles del hogar que pueden ser nimios para nosotros, pero evidentes para las visitas
Compartir este artículo