Genial
Genial

10 Errores que suelen cometerse al limpiar la casa y que puede tener el mismo resultado que tratar de borrar un pizarrón con el dedo

Mantener nuestro hogar limpio es algo todos queremos hacer, aunque no siempre sabemos cómo. En muchas ocasiones, se realizan acciones que, sin saberlo, dañan nuestra casa y lo que tenemos en ella o bien nos dificultan hacer tareas que de por sí ya son extenuantes.

En Genial.guru queremos que tengas una casa impecable y facilitar tus tareas del hogar, por ello hemos preparado esta lista con 10 errores de limpieza que hacemos sin darnos cuenta.

1. Abusar del detergente en la lavadora

Suele pensarse que más detergente equivale a más limpieza, sin embargo, esto puede resultar contraproducente en muchísimos sentidos, dado que dentro de la lavadora, al haber más jabón que suciedad, el exceso de detergente se impregna en la ropa y se convierte en una capa extra de suciedad, además de dañar directamente las telas, especialmente las más sensibles.

Por si esto fuera poco, la lavadora debe emplear más agua y energía eléctrica para procesar el excedente de jabón, lo que equivale a un gasto mayor y un desperdicio de recursos que afecta al medioambiente. Por todo esto, hay que ser prudentes al verter el detergente en la lavadora.

2. No limpiar los instrumentos que usamos para limpiar

Quizá alguna vez hayas escuchado sobre todas las bacterias que se acumulan en la esponja de lavado si no la desinfectamos y lavamos constantemente. Si olvidamos hacer esto, lo más probable es que estemos repartiendo microorganismos por toda nuestra vajilla. Aun con un buen aseo, lo más recomendable es cambiar de esponja cada dos semanas.

Algo similar pasa con trapos, escobas trapeadores, aunque no siempre sean bacterias lo que propagamos. Hacer la limpieza con un objeto que no está limpio no tendrá los mismos resultados que hacerlo con uno que sí lo está.

3. Querer limpiar todo con vinagre

Muchos videos y listas de internet hablan de lo beneficioso que puede ser el vinagre de cocina como limpiador. Si bien esto puede ser cierto en algunos casos, como microondas, ventanas cafeteras, se olvidan el efecto secundario inmediato: su desagradable olor (el cual se puede quitar). No obstante, existen ciertos objetos y superficies que jamás se deben limpiar con vinagre, dado que el líquido tiene pH ácido que afecta tanto el color como la superficie de materiales porosos.

Aquí te dejamos una lista de las cosas a las que no se les debe aplicar vinagre:

  • Cuchillos
  • Planchas
  • Estufas
  • Encimeras
  • Pisos
  • Lavadoras

4. No saber el significado de los símbolos en la etiqueta de ropa

Todos reconocemos la plancha y quizá podamos intuir que el 60 se refiera a grados centígrados, pero ¿qué querrán decir esa “P”, el triángulo tachado o el círculo con dos puntos en el centro? ¿Por qué la plancha tiene tres puntos? ¿El triángulo puede no estar tachado?

Conocer los símbolos de la ropa y lo que nos quieren indicar puede salvar a nuestra ropa de un trato inadecuado durante el lavado o secado. Antes que nada, hay que decir que los símbolos se componen en 6 bloques, que pueden estar o no en nuestra ropa (generalmente solo aparecen los más necesarios en función de la tela). Acá te resumimos los 5 más importantes y comunes.

  1. La tina con agua indica el lavado, el número de la temperatura máxima del agua, si hay una mano dentro es que es prenda delicada (lavar a mano o en ciclo especial) y si está tachada, sólo se lava en tintorería.
  2. El círculo indica el secado en secadora. Los puntos dentro, la temperatura. Sin punto es todo tipo de temperaturas, dos círculos es temperatura media (40-45°C) y uno es solo baja (30°C). El círculo tachado es secado al aire libre.
  3. La plancha lógicamente indica el planchado. Si aparece tachado deberá tratarse con cuidado en lavandería o con aparatos especiales. Los puntos indican la temperatura. Tres corresponden a 200º. Dos puntos a una temperatura de 150º. Un punto indica que 110º son suficientes.
  4. El triángulo representa el cloro o lejía. Sin tachar es que se puede usar en el lavado, tachado, nunca jamás.
  5. Las letras dentro del círculo señalan el tipo de detergentes que debe usarse. La “P” refiere al petrocloroetileno, la “F” a disolventes basados en hidrocarburos y el círculo tachado indica que solo debe lavarse a mano con detergente en polvo.

5. Limpiar las ventanas con periódico

Este es un consejo típico de padres o abuelos, lo cual no es ninguna coincidencia. La explicación por la que ellos solían usar periódico es por que, anteriormente, se usaban tintas basadas en petróleo, las cuales tienen componentes parecidos a los limpiadores de ventanas. Sin embargo, por motivos ambientales y económicos, los periódicos hoy en día emplean tintas vegetales que se diluyen más fácilmente en líquidos y su uso puede resultar contraproducente.

6. No cambiar constantemente la ropa de cama

La ropa de cama puede acumular, además de piel muerta y algo de sudor, insectos desagradables, principalmente ácaros, o peor aún, chinches. Los primeros no son tan nocivos para gente que no padece asma o alergias, aunque se les ha vinculado con comezón intensa, mientras que las chinches pican y provocan ronchas.

Para evitar infortunios con estos bichos es muy importante tener una cama buen estado a través de hábitos de higiene como cambiar las sábanas cada semana, en particular durante las épocas de calor. Al lavarlas, se recomienda secarlas al sol para terminar con cualquier organismo desagradable. Otros hábitos que mejorarán la higiene de las camas es dejar que el aire circule con la cama destendida unos minutos, posteriormente tenderla, y en general, tratar de que haya una circulación constante de aire en la habitación, para evitar la humedad.

7. Limpiar objetos de plata con pasta de dientes.

Muchas personas tienen anillos, esculturas pequeñas, jarrones o hasta juegos de cubiertos de plata. En sitios de internet se ha difundido el tip de limpiar estos objetos con pasta de dientes, lo cual aparentemente es una buena idea y puede ahorrarnos algo de dinero. Sin embargo, no es lo más recomendable, dado que su composición resulta demasiado abrasiva para la joyería en general. En lugar de eso, puedes poner el metal en agua hirviendo con sal, vinagre y bicarbonato por treinta segundos, secar y pulir con una tela. No obstante, lo mejor es comprar un limpiador especial para plata.

8. No pasar un trapo seco antes de rociar las ventas

Muchas veces se busca ahorrar algo de tiempo para no hacer tan extenuante la limpieza, sin embargo, esto puede llevar a un resultado poco efectivo o duradero al no seguir el orden adecuado. Uno de los errores más comunes es rociar el limpiador líquido directamente sobre la suciedad existente (que puede ir desde polvo hasta telarañas o excremento de aves en exteriores). Esto hará que el líquido se mezcle con la suciedad y no se de una limpieza tan efectiva. Lo ideal es primero pasar un trapo seco para remover esa primera capa de mugre, y una vez retirada, aplicar el limpiador de vidrios.

9. Dejar que se acumule escarcha en el congelador

La escarcha representa un desperfecto en el congelador, dado que dificulta el congelamiento de los alimentos e implica un mayor gasto de energía. Aunque la mayoría de refrigeradores modernos cuentan con tecnología antihumedad, existen ciertas acciones que provocan la aparición de esta capa de hielo, como no cerrar bien las puertas, meter alimentos todavía calientes o desperfectos en el sistema eléctrico o de ventilación.

Para limpiar la escarcha hay que desconectar el refrigerador y aplicar con cuidado una espátula sobre las superficies afectadas, o bien un trapo con agua tibia. Puede aplicarse de manera opcional una capa ligera de aceite lubricante multiusos, por su efecto antihumedad. Dado el caso, hay que vaciar completamente el congelador (para evitar que el aceite entre en contacto con alimentos o hielo), además de retirar el excedente de líquido con un trapo o servilleta.

10. Limpiar de abajo hacia arriba

Uno de los principales errores cuando vamos a asear la casa es comenzar a barrer y trapear, para posteriormente sacudir y limpiar muebles, ventanas y lámparas. Este orden hace que al final del día, el piso quede sucio con el polvo que cayó de la mesa o del foco. En este caso, la recomendación es asear de arriba hacia abajo, es decir, comenzar de las partes altas de la casa (incluso, si es casa de varios niveles, comenzar por el más alto), hasta el piso.

Es decir, si la casa es de dos pisos, primero se limpia el techo del piso dos, luego los muebles, hasta que se barre y trapea hasta el final, y se repite el proceso en el mismo orden en el piso de abajo. De esta forma, lograremos que nuestra casa luzca más y se mantenga limpia por más tiempo

¿Tienes otro consejo de limpieza que pueda resultar valioso? Compártelo en los comentarios. Ayuda a tus contactos a mantener su hogar limpio compartiendo este artículo en tus redes.

Genial/Consejos/10 Errores que suelen cometerse al limpiar la casa y que puede tener el mismo resultado que tratar de borrar un pizarrón con el dedo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos