Genial
Genial

10 Reglas que mejor seguir al visitar a un especialista en manicura (lástima que no todo el mundo las conozca)

Muchas mujeres prefieren confiar el cuidado de sus uñas a profesionales, y lo entendemos. Pero para asegurarte de que estos procedimientos solo te aporten satisfacción, vale la pena tener en cuenta estas sencillas reglas. Te ayudarán a obtener los resultados perfectos y a dejar la impresión de una clienta educada.

¿Te cuidas las uñas en casa o prefieres dejar esta tarea en manos de profesionales?

1. No llegues demasiado pronto

Sin duda, nunca es buena idea llegar tarde porque puede provocar un cambio en todo el horario del salón de belleza. Pero llegar demasiado pronto a una cita puede ser igual de malo. Normalmente, los especialistas en manicura tienen un horario muy apretado, así que si llegas antes de tu cita, puedes privarles del único descanso que tienen durante el día. Así que es mejor llegar justo a tiempo.

2. Si no te gusta el diseño de tus uñas, dilo inmediatamente

Supongamos que has elegido un esmalte rojo y el especialista ya ha cubierto una de tus uñas con él. Pero de repente te das cuenta de que el color nude te queda mucho mejor. No tengas miedo de decir que has cambiado de opinión. Es mejor hacerlo al principio del proceso y no cuando el trabajo está casi terminado.

3. No intentes ayudar a tu especialista en manicura moviendo los dedos o contrayéndolos

Algunas clientas creen que ayudan a los especialistas moviendo la mano o los dedos de un modo u otro. Pero, en realidad, lo mejor que puedes hacer es relajar la mano y dejar que el profesional la mueva como necesite.

4. No mires tu teléfono

Por supuesto, si tienes una llamada urgente, no pasa nada por hacer una pequeña pausa. Pero, desde luego, no es la mejor idea enviar mensajes de texto sin parar, navegar por las redes sociales o jugar. Por un lado, el esmalte de uñas puede estropearse. Y en segundo lugar, la manicurista puede distraerse y el proceso puede durar más de lo necesario.

5. No te cortes las uñas antes de visitar el salón de belleza

No hay por qué preocuparse por tener las uñas demasiado largas. El trabajo de un especialista en manicura consiste en estilizar tus uñas y darles un aspecto estupendo. Pero ten en cuenta que es mucho más difícil trabajar con uñas muy cortas. Así que no te preocupes si tus uñas han crecido demasiado.

6. Pero está bien si te cuidas las uñas en casa

Si te molesta que te crezcan las cutículas, no hay nada malo en retirarlas o hidratarlas tú misma, así como arreglarte una uña rota en casa. Pero procura no quitarte las cutículas justo antes de tu visita al salón de belleza. Podrías dañar accidentalmente la delicada piel que rodea las uñas. Y no es seguro hacer la manicura si tienes heridas abiertas o arañazos.

7. No te quites tú misma el esmalte de gel

No es seguro retirar el esmalte de gel tú misma porque puedes dañar las placas de tus uñas o debilitarlas. No hay por qué preocuparte de que el especialista en manicura se escandalice por el aspecto de tus uñas crecidas. Su trabajo es hacer que luzcan perfectas.

8. Antes de la cita, procura decidir qué estilo y color quieres que tengan tus uñas

Lo mejor es que sepas exactamente cómo quieres que te arreglen las uñas antes de hacerte la manicura. Los profesionales suelen tener cientos de colores de esmalte y varios adornos para elegir, así que puede que pases demasiado tiempo eligiendo algo que te guste.

9. Busca una foto con el diseño de uñas deseado para enseñársela a tu especialista

Por supuesto, cada profesional suele utilizar su propia técnica, así que es poco probable que pueda recrear a la perfección el diseño que le enseñes (sobre todo, si es muy complejo). Aun así, la foto le facilitará entender cómo quieres que te arregle las uñas. Algunos especialistas incluso piden a sus clientas que les enseñen fotos del diseño deseado.

10. Si es posible, no lleves a tus hijos contigo

Aunque el técnico trabaje en casa, no es buena idea que tus hijos te acompañen durante el proceso. En primer lugar, no es seguro para un niño porque puede inhalar productos químicos o polvo durante el proceso de eliminación del esmalte de uñas. En segundo lugar, los niños pequeños son curiosos y pueden agarrar cualquier cosa que les parezca interesante, incluidas las herramientas afiladas que utiliza el especialista.

Sin embargo, hay salones que tienen una zona destinada a los más pequeños. Si no puedes dejar a tu hijo en casa, busca un centro de este tipo. Así, mientras tú te pones hermosa, tu hijo puede estar ocupado jugando o dibujando.

Genial/Consejos/10 Reglas que mejor seguir al visitar a un especialista en manicura (lástima que no todo el mundo las conozca)
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos