Genial
Genial

10 Consejos que te pueden ayudar a estar en forma incluso si no tienes tiempo para ir al gimnasio

No se trata solo de estar en forma, sino de mantenerse saludable y con energía. Por eso, aunque estemos muy ocupados, es ideal incluir actividad física en nuestra rutina. No es imposible; hoy te vamos a contar cómo podemos mantenernos en forma sin cambiar mucho nuestro horario, sin ir al gimnasio y sin gastar dinero en máquinas que pueden terminar acumulando polvo.

Hoy, en Genial.guru te damos algunos consejos para añadir, casi sin darte cuenta, más actividad física a tus tareas diarias y así mantenerte saludable y en forma.

1. Mantente en movimiento lo máximo posible

La limpieza, como actividad física, está infravalorada y puede llegar a convertirse en una gran aliada para mantenerse en forma. El secreto está en hacerlo con la mayor intensidad y movimiento posible. Si tienes que recoger los juguetes de tu hijo del suelo, no solo estires tu brazo para recogerlos, hazlo con todo tu cuerpo, flexionando las rodillas y agachándote a modo sentadillas.

Si necesitas subir a una banqueta para limpiar algo en lo alto, en vez de colocar la banqueta en un solo sitio y estirarte, muévela varias veces de lugar para poder subir y bajar repetidamente.

2. Cambia tu silla de escritorio por una pelota inflable

Si eres de esas personas que por trabajo tienen que pasar horas y horas sentadas frente a la computadora, nos alegra decirte que también tenemos una buena opción para ti. Cambiar tu silla de escritorio por un Fitball, un gran balón medicinal, además de ayudarte a mantenerte en forma, te aportará gran cantidad de beneficios.

Ayuda a mejorar nuestra postura, equilibrio y circulación sanguínea, a la vez que tonifica los músculos abdominales. También nos obliga a mantenernos en movimiento, llegando a quemar por jornada hasta 350 calorías extras, prácticamente las mismas que quemaríamos caminando durante una hora o patinando unos 40 minutos.

3. Baila mientras realizas tus quehaceres

Si limpiando el polvo, barriendo y fregando el suelo durante media hora, quemamos alrededor de unas 100 calorías, al hacerlo al ritmo de la música podemos llegar a duplicar esa cifra. Bailando durante media hora, se pueden quemar de 200 a 400 calorías. Por ello vale la pena añadir un poco de ritmo a nuestra rutina de limpieza y así quemar unas calorías extra sin tener que invertir más tiempo.

4. Aprovecha los ratos en compañía para moverte

Si no dispones de mucho tiempo para hacer deporte, debes aprovechar cada momento posible. En tus ratos de ocio o recreación, en lugar de elegir actividades pasivas, como ir a tomar un helado, al cine o a cenar, escoge actividades que te ayuden a mantenerte en movimiento. Salir a caminar a diario con amigos tiene grandes beneficios, pero también podrían ir a bailar, o nuestra favorita, ir de shopping.

Tal y como lo lees, ir de tienda en tienda en busca de buenas ofertas consume unas 70 calorías por hora, así que siempre será una mejor y más saludable elección que sentarse en una cafetería a tomar un batido y un trozo de pastel.

5. Deja el auto en casa y usa otros medios de transporte

Desempolva tu vieja bici y úsala siempre que puedas. Además de ayudarte a mantenerte en forma, ahorrarás dinero y contaminarás menos el planeta.

También puedes optar por otros medios de transporte saludables y sustentables como las patinetas o los patines. Los monopatines están cada vez más de moda, son muy fáciles de manejar y no requieren ninguna tipo de conocimiento previo; eso sí, recomendamos los clásicos, no los motorizados.

6. Haz ejercicios o estírate mientras miras la TV

No tenemos por qué privarnos de nuestro programa o telenovela favorita y podemos aprovechar ese rato para movernos un poco si durante el resto del día no hemos tenido oportunidad de hacerlo.

Hay muchos tipos de estiramientos y ejercicios que podemos hacer en el suelo, e incluso desde el mismo sofá. Pequeñas rutinas específicas, como esta para trabajar los abdominales, son perfectas para hacer sentados mientras vemos la televisión.

7. Sal a correr con el perro

Si tienes un perro, tienes un tesoro. Además de tener su amor incondicional, tienes al compañero de deporte perfecto. Nunca te dirá que no quiere salir o que está cansado. Llueva, nieve o truene, no te dejará holgazanear ni un solo día.

Lo ideal sería organizar nuestra agenda para que uno de sus paseos diarios, el que mejor se adapte a nuestra rutina, sea un poco más largo, de 20 a 30 minutos como máximo, en los que podemos hacer caminata rápida o trote.

8. Dedícale un tiempito más a tu jardín

La jardinería es también un gran ejercicio. Haciendo todas esas cositas que tenemos pendientes en el jardín podremos beneficiarnos de quemar unas calorías extra.

También podemos plantearnos incluir las tareas de mantenimiento del jardín en nuestra rutina diaria o un par de veces a la semana, si es que aún no lo están. Practicar la jardinería con regularidad es muy beneficioso para la salud y puede ser equiparable a realizar una rutina tradicional de ejercicios.

9. Aprovecha el momento de juego de tus hijos

Si movernos es lo que buscamos, los niños pueden ser nuestros mejores aliados. En lugar de quedarnos simplemente vigilándolos, podemos levantarnos y formar parte activa de sus momentos de juego. Correr, jugar al futbol, y las risas y los saltos que daremos con ellos, además de regalarnos momentos inolvidables, serán un gran ejercicio cardiovascular que nos ayudará a quemar unas cuantas calorías adicionales.

10. En tu tiempo libre escoge actividades activas

Después de haber estado toda la semana ocupados, en vez de pasar en fin de semana tirados en el sofá, podemos aprovechar para realizar actividades que, además de hacernos disfrutar de nuestro tiempo libre, nos ayuden a mantenernos en forma. Puede ser salir a caminar, nadar o bailar, ya sea solos, en familia o con amigos.

También podemos aprovecharlo para mimarnos un poquito haciendo sesiones de relajación, estiramientos o auto masajes que nos recarguen de energía para empezar la semana con todo.

¿Pones en práctica alguno de estos consejos en tu día a día? ¿Qué otra recomendación le darías a quienes quieren hacer más actividad física pero no tienen tiempo?

Genial/Consejos/10 Consejos que te pueden ayudar a estar en forma incluso si no tienes tiempo para ir al gimnasio
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos