10 Formas sencillas de blanquear tus zapatillas con productos que tienes en casa

Las zapatillas blancas son parte del calzado básico que consigue gustar a casi todo el mundo, pero que debido a la facilidad que tienen de mancharse y oscurecerse, acabamos olvidando en el armario. Es por ello que debemos hacer uso de distintos trucos fáciles y eficaces, para que además de blanquear el tejido como el primer día, no dañen las zapatillas en el intento.

En Genial.guru te mostramos 10 trucos efectivos para que tus zapatillas vuelvan a ser igual de blancas que el primer día.

1. Bicarbonato sódico y vinagre

Para devolver el blanco de tus zapatillas preferidas, no necesitas productos excesivamente costosos ni difíciles de conseguir, ya que con el bicarbonato de sodio y el vinagre blanco podemos deshacernos de las manchas oscuras que están impregnadas en el tejido.

Comienza mezclando 100 ml del vinagre blanco con seis cucharadas de bicarbonato sódico en un cuenco, y con la ayuda de un cepillo comienza a aplicar esta mezcla en las zapatillas. Después frota tanto la suela como el tejido, deja que actúe al menos 30 minutos y retira todo el producto con agua.

Además de blanquear de manera efectiva, es una buena solución para acabar con los malos olores que se producen por las bacterias acumuladas en el interior.

2. Sal gruesa y leche para blanquear

Cuando las zapatillas blancas adquieren una tonalidad amarilla, es la hora de limpiarlas en profundidad para renovar su color inicial. Solamente necesitarás mezclar media taza de sal gruesa con 1 litro de leche en un cuenco grande.

Sumergiremos las zapatillas en esta mezcla blanqueadora al menos 3 horas para que haga el efecto que estamos buscando. Después de este tiempo, podemos frotarlas con un cepillo para retirar manchas más adheridas al tejido, las aclaramos con abundante agua jabonosa y las dejamos secar al aire libre.

3. Pasta de dientes para devolver el blanco a tus zapatillas

Hay tipos de zapatillas que por su tejido delicado, necesitan unos métodos de limpieza y blanqueamientos menos agresivos que otros

Un buen truco para devolver el blanco a este tipo de zapatillas, es con la ayuda de la pasta de dientes blanca y un cepillo dental que no vayamos a usar más. Simplemente frota hasta retirar todas las manchas y zonas oscuras, sin olvidar la suciedad que se concentra en los bordes de las suelas.

Para retirar la pasta de dientes, solamente necesitas un paño húmedo y algo de paciencia para que el resultado quede impecable.

4. Sal gruesa y agua jabonosa

Si no tienes tiempo de blanquear tus zapatillas durante horas y se han quedado algo abandonadas en el armario, no te preocupes: con cualquier jabón que tengas por casa y con la ayuda de sal gruesa, conseguirás deshacerte de las manchas oscuras de tus zapatillas blancas.

Para comenzar, frota las zapatillas con un cepillo seco tanto por fuera como por dentro para retirar suciedad adherida a los tejidos, después comienza a frotarlas con al menos 150 gramos de sal gruesa y déjala actuar al menos durante una hora.

Pasado este tiempo, lávalas con agua fría y jabón líquido para retirar la suciedad y la sal que hemos usado para blanquearlas. También puedes limpiar las plantillas para eliminar las bacterias que se acumulan con el uso diario.

5. Amoniaco para blanquear las zapatillas de manera efectiva

Si has probado distintos trucos para devolver el blanco de tus zapatillas, pero las manchas son mucho más profundas o casi imposibles de limpiar, es hora de hacer uso del amoniaco.

Se dice que este procedimiento es uno de los más efectivos a la hora de blanquear zapatillas, sin embargo, es bastante importante ir con cuidado debido a los compuestos químicos que tiene el amoniaco.

Simplemente diluye una cucharada pequeña de amoniaco en un litro de agua, también puedes agregar jabón para lavavajillas a la mezcla. Remueve y frota tus zapatillas hasta que se retiren las manchas. Después de aclararlas con agua abundante, déjalas secar al aire libre al menos 24 horas para eliminar el olor fuerte.

6. Bicarbonato de sodio y detergente

Para limpiar completamente tus zapatillas de tela blanca, debemos retirar los cordones para añadirlos después a la mezcla que usaremos para blanquear el tejido.

En un cuenco grande, echaremos bastante agua para sumergir dentro las zapatillas y los cordones hasta que se humedezcan al completo. Es importante que el agua no esté caliente, ya que esto fijaría las manchas aún más en el tejido.

Cuando la tela esté húmeda, mezclaremos en un cuenco una parte de bicarbonato y la misma cantidad y media de detergente. Con la ayuda de un cepillo frotaremos la mezcla en las zapatillas, haciendo especial hincapié en las manchas más oscuras.

Para retirar la mezcla jabonosa que hemos añadido a las zapatillas, podemos enjuagarlas o meterlas a la lavadora con un poco de detergente.

7. Jugo de limón

El jugo de limón es bastante conocido por sus facetas a la hora de eliminar manchas y olores indeseados en el hogar, también es una buena opción para blanquear las zapatillas que se han oscurecido por las manchas de suciedad.

Para ello, cortaremos un limón a la mitad y simplemente debemos frotar para que el jugo elimine las manchas oscuras. Es importante frotar insistentemente en las manchas más adheridas en el tejido.

Retira la suciedad y el limón con agua abundante y deja secar para ver el efecto blanqueador en las zapatillas.

8. Goma de borrar para eliminar manchas

Para aquellas zapatillas de cuero, sintéticas o de piel que tienen manchas por roces y zonas oscuras por el uso excesivo, podemos hacer uso de una simple goma de borrar de las mismas que se usan en la escuela.

Con algo de paciencia, repasaremos las manchas para ir borrando todas las zonas oscuras en las zapatillas hasta que queden blancas. También puedes limpiar de esta misma manera los bordes de la suela donde se encuentra parte de la suciedad.

9. El clásico jabón de Marsella para blanquear las zapatillas

El jabón de Marsella tiene compuestos de aceites vegetales que además de dejar un aroma limpio, tiene propiedades hipoalergénicas que no irritan las pieles sensibles. También es una buena opción para eliminar las manchas más marcadas en el tejido y para blanquear las zapatillas de una manera bastante efectiva.

Comienza humedeciendo las zapatillas y aplica directamente el jabón mientras frotas de manera insistente en las manchas o zonas oscuras. Después de dejarlo actuar durante varios minutos, puedes aclarar las zapatillas con agua para ver una mejoría notable en el tejido.

10. Limpiador de azulejos

Debido a que las zapatillas de piel o de tela se ensucian fácilmente, es recomendable usar distintos productos para devolver el tono blanco. Una manera bastante efectiva es haciendo uso de un limpiador de azulejos y un cepillo.

Después de retirar los restos de arena de las suelas, humedecemos la tela de las zapatillas y añadimos el limpiador de azulejos de una manera abundante con una esponja. Frotaremos con un cepillo hasta que salga espuma y lo retiraremos con agua abundante.

Es importante que a la hora de secar lo hagamos en una zona donde haya sombra, ya que el sol puede dejar las zapatillas con un color amarillento.

¿Tienes algunas zapatillas que necesitan un blanqueamiento urgente? ¿Sabes algún método efectivo para blanquear las zapatillas? ¡Háznoslo saber en la sección de comentarios!

Compartir este artículo