10 Trucos para que te olvides del cabello graso de una vez por todas

El problema del cabello grasoso puede arruinar el estado de ánimo de cualquier chica. Muchas hacen trucos con el peinado, lo lavan frecuentemente y tienen un montón de productos para el cuidado para todas las ocasiones. Pero nada ayuda. Las mechas sucias hacen que el aspecto se vea descuidado y provocan el deseo de evitar los lugares públicos y los espejos.

Genial.guru entiende todo el dolor de las propietarias de cabello que se ensucia a menudo, así que preparó consejos para ayudarte a mejorar la condición de tu pelo.

No te laves la cabeza por la noche, sino por la mañana

El sebo se produce más activamente en la noche. Así que trata de lavarte el pelo por la mañana o antes del almuerzo. Un simple cambio te ayudará a mantener tu cabello fresco y limpio por más tiempo. Y mejorar el estado de ánimo.

Elige y aplica adecuadamente los productos de cuidado

Para las propietarias de cabello grasoso es especialmente importante encontrar los productos adecuados para cuidar del cabello. Cambia las texturas cremosas por las más ligeras. Se recomienda que apliques el acondicionador solo en el pelo y las puntas, sin tocar las raíces y la piel cerca de las raíces.

Es necesario enjuagar estos productos durante más tiempo que el champú: si el bálsamo se queda en el cabello, se volverá pegajosos y muy pronto se volverá a ensuciar. Es por eso por lo que algunos incluso recomiendan aplicar acondicionador al cabello antes de lavar con champú. Elige cuidadosamente el acondicionador para tu tipo de cabello, de lo contrario hará que el cabello sea más pesado.

Lava la cabeza con champú dos veces

Para que el pelo no se vuelve graso a la velocidad de la luz, lávalo con champú dos veces. Es simple: cuando se aplica el champú por primera vez, lava la suciedad del cabello y lo limpiará. El segundo paso ayudará al producto a afectar más eficazmente el cuero cabelludo y el cabello. De esta manera, la composición del producto se usará al máximo.

Presta atención a la nutrición

No es ningún secreto que los alimentos afectan el bienestar. Esto también es cierto para el cabello. La abundancia de comida grasa, dulces, harinas, así como carbohidratos y comidas picantes afecta la apariencia y no de la mejor manera.

Los alimentos ricos en fibra y proteínas ayudarán a mejorar la situación. Las vitaminas del grupo B y los alimentos con contenido de zinc son útiles para el cuero cabelludo y el cabello. Agrega más carne, pescado, zanahorias, huevos, pan negro a tu dieta.

Aplica menos champú

Muchos estamos acostumbrados a aplicar champú generosamente, olvidando que los productos modernos a menudo tienen una buena espuma. El champú se distribuye de forma desigual porque lo aplicamos directamente al cabello. Es mejor espumarlo primero y en este estado aplicar en el cuero cabelludo y el cabello. De hecho, 2 cucharaditas de champú son suficientes para el cabello largo. Y unas gotas alcanzan para cortes cortos.

No te toques el pelo con demasiada frecuencia

Tocarte el pelo es un hábito conmovedor que ha vuelto loco a más de un hombre. Sin embargo, no toques tu pelo demasiado a menudo: en las puntas de tus dedos hay sebo que puede entrar en contacto con el cabello. Y, como el resultado, se ensucia varias veces más rápido.

Lava el peine regularmente

Suciedad, trazas de laca, mousse y otros productos de peinado además de polvo se acumulan en el cepillo o peine. Incluso cabello. Por supuesto, durante el próximo cepillado todo esto “se muda” a tu cabello. Por lo tanto, establece una regla de limpiar el cepillo al menos una vez por semana.

Usa un exfoliante de cuero cabelludo con sal

Una exfoliación con sal ayudará a eliminar las partículas endurecidas del cuero cabelludo y regulará la actividad de las glándulas sebáceas, normalizándolas.

Vas a necesitar:

  • 1/4 cucharada de sal;
  • 1 cucharada de avena;
  • un poco de agua.

Mezcla los ingredientes y aplica la pasta sobre el cuero cabelludo mojado antes de lavar, masajea bien durante 5 minutos. Repite el procedimiento 1 vez cada 7-14 días. Esta limpieza con sal permite que el cuero cabelludo respire y, por lo tanto, funcione correctamente.

Polvo para bebé en lugar de champú seco

Los beneficios del champú seco ya han sido apreciados por muchas chicas. Sin embargo, puedes hacerlo tú misma. Solo tén polvo para bebé a mano. Este ingrediente simple no solo elimina la grasa del cabello, sino que también le agrega volumen.

Si tienes el pelo oscuro, no olvides ponerte un poco de bronceador en las raíces. Algunos incluso recomiendan aplicar la mezcla no en el cabello ensuciado, sino inmediatamente después de lavar la cabeza, evitando la actividad excesiva de las glándulas sebáceas.

Elige un horario de lavado de cabeza según el clima y el tipo de cabello

Las condiciones climáticas son un factor importante y a menudo subestimado que afecta el estado del cuerpo en general y el cabello en particular. Por ejemplo, lavarse el cabello todos los días es permisible, si vives en un clima húmedo y tu cabello es fino. Lo mismo se aplica a las temperaturas: en climas cálidos, las glándulas sebáceas son más activas. En consecuencia, es necesario lavar el pelo más a menudo.

¿Vives en un lugar seco y fresco? El intervalo óptimo entre los lavados de la cabeza es de 2 a 4 días, según el tipo de cabello. Lo mismo se aplica a la temporada: en invierno, es menos probable que el cabello se ensucie, y en el verano se pone graso más a menudo.

Si ninguno de los consejos presentados ayuda, quizás el problema sea más profundo de lo que parece. En este caso, tiene sentido visitar al tricólogo.

¿Cómo resuelves el problema del cabello graso? Comparte una receta efectiva en los comentarios.

Imagen de portada Depositphotos, Depositphotos
Compartir este artículo