Genial
Genial

12 Cosas que tenemos en casa y que pocos saben que se pueden reciclar

Cada día, una sola persona puede generar hasta 5 kilos de desechos y, si juntamos lo que todos en el planeta producimos, serían 2 mil millones de toneladas de residuos cada año. Sin embargo, no todo lo que se desecha es basura, ya que muchas de esas cosas pueden ser recicladas y otras, inclusive, volverse abono para plantas.

En Genial.guru, nos asombramos al descubrir que varios de los objetos que usamos cotidianamente, pueden dar vida a cosas totalmente nuevas y, a la vez, geniales. Así que aquí te compartimos algunos de ellos y cómo darles esa segunda oportunidad.

1. Ropa interior vieja

Tanto brasieres como calzones viejos y, en general, ropa que se pensaría que no puede ser reusada, son útiles como relleno de muñecos de tela o cojines pequeños en casa. Incluso, si se tiene mascota, pueden servir para fabricar una bola de juguete que perros y gatos podrían disfrutar mucho.

Otra opción con la cual los brasieres viejos pueden tener una segunda oportunidad es buscar organizaciones sin ánimo de lucro que reciban este tipo de prendas como donación, para personas que no tienen acceso a ellas.

2. Cepillos de dientes

Aunque los cepillos de dientes tradicionales son difíciles de reciclar por la variedad de componentes que hay en cada uno, existen compañías de reciclaje que se encargan de separar todos esos elementos. Una vez se aíslan las partes de plástico y nailon, estas pueden convertirse en una gran variedad de objetos nuevos, desde mesas de pícnic hasta equipos de áreas de juego para niños.

Sin embargo, antes de poner en manos de esas plantas especializadas nuestro cepillo viejo, siempre podemos usarlo como herramienta de limpieza en el hogar para aquellos espacios difíciles de alcanzar o también para limpiar joyas.

3. Discos compactos

Debido a que los CD y DVD ya no son tan populares como solían serlo hace un par de décadas, puede que tengamos varios de ellos en casa, ocupando espacio. Pero antes de tirarlos, podríamos considerar nuevos usos para estos objetos sin que salgan de nuestro hogar.

Pueden servir como bases decorativas de velas, ayudar a ahuyentar las aves si se cuelgan a las plantas del jardín o en forma de atrapasueños en el balcón y, si se cortan en pequeños pedazos, pueden decorar el marco de un portarretrato o espejo.

4. Pintura de sobra

Si se ha hecho alguna renovación en casa que haya involucrado pintura, es probable que quede algo de ella sobrando en el bote. Con el fin de no desperdiciarla, podría usarse en proyectos pequeños de decoración en casa. Por ejemplo, una pizarra en la habitación de los niños se puede conseguir solo pintando sobre la pared un recuadro con un color llamativo.

Por otro lado, puertas, ventanas, sillas o gabinetes de cocina quizás puedan beneficiarse de un cambio o retoque de color con esa pintura sobrante. Además, como alternativa, siempre se puede buscar entre amigos, familiares o vecinos, alguien a quien esa pintura le pueda estar haciendo falta.

5. Residuos de café

Aunque los residuos que quedan del café luego de prepararlo como bebida son orgánicos, cuando se descomponen, producen gases como el metano, que también incrementan el llamado efecto invernadero en el planeta. Sin embargo, hoy en día se han desarrollado tecnologías que convierten la borra del café en biocombustible, capaz de generar electricidad o mover buses de servicio público.

Claro que, desde casa, también podemos hacer nuestra parte para reutilizar lo que ha sobrado después de preparar una taza caliente de ese grano. Por una parte, nuestros jardines se pueden beneficiar si usamos ese desecho como abono, luego de que haya sido compostado. Por otra parte, si frotamos esos restos de café en el cabello al lavarlo, podemos dejarlo limpio de impurezas y residuos dejados por algunos productos de belleza.

6. Bolsitas de té

En cuanto a las bolsitas con las que preparamos el té caliente, estas sirven como buen limpiador de espejos. Cuando aún están húmedas, frotarlas sobre los espejos del baño que tengan manchas de jabón o pasta dental puede dejarlos brillantes nuevamente. Luego de eso, se pueden plantar en el jardín, asegurándose de que no tengan ningún componente metálico en ellas, y añadirán nutrientes al suelo.

7. Notas adhesivas

Por su parte, las notas adhesivas que a menudo se usan en las oficinas cuentan dentro de las cosas que pueden entran en un bote de compostaje. A pesar de que son papel, tienen una fina capa de pegante, lo que podría hacer pensar que no se pueden incluir como compostaje. Sin embargo, esa goma no es tóxica y se descompone rápidamente.

8. Jeans viejos

A los pantalones, chamarras y otras prendas de mezclilla, se les puede dar otro uso cuando decidimos que salgan de nuestro closet. Si se cortan y se toman las partes que todavía sirven, con ellas se pueden fabricar parches divertidos para otras prendas, bolsas, tapetes o simplemente trapos para la limpieza en el hogar.

En caso de que esos jeans todavía estén en buenas condiciones, se pueden también llevar a una organización de caridad que acepte prendas usadas como donación.

9. Papel aluminio usado

Para reciclar en casa esos pedazos de papel aluminio que ya se han usado cubriendo algún recipiente o alimento, se deben primero juntar todos y hacer una bola con ellos, luego frotarla por cualquier parrilla que tenga manchas difíciles de sacar. Eso las ayudará a volver a estar limpias y brillantes.

Otra forma de usarlos es para proteger los pisos de rayones cuando se están moviendo muebles pesados. Solo se debe colocar el papel en la parte inferior de los muebles y, de esa forma, al arrastrarlos, no rayarán en el piso.

10. Accesorios para el cabello

Si miramos en nuestro tocador, algunos de los accesorios que usamos en el cabello también pueden tener otros usos dentro de casa. Las pinzas para el cabello que ya no usas pueden perfectamente sujetar las cortinas, y las ligas viejas ayudarían mucho a organizar cables o sostener las ramas de algunas plantas en el jardín, para que no se caigan.

11. Agua usada

El agua con la que hacemos algunas tareas en el hogar se puede reutilizar. La que los niños usan para enjuagar los pinceles mientras desarrollan sus proyectos artísticos se puede usar para regar las plantas. Con el agua que se lava el arroz, también se pueden lavar después los platos, las superficies de la cocina o incluso mezclar con el suavizante al enjuagar las sábanas para que estas queden mucho más suaves.

12. Empaques de pan

De los empaques de pan, tanto la bolsa plástica como el alambre con el que viene cerrada se pueden aprovechar. La bolsa, por su parte, puede reemplazar las bolsitas especiales para recoger la popó de nuestro perro cuando lo llevamos afuera. Mientras tanto, el amarre es un excelente aliado a la hora de organizar cables de electrodomésticos pequeños e incluso audífonos o cargadores.

¿Qué otras cosas de tu hogar sueles reutilizar? Compártenos tus ideas de reciclaje en los comentarios.

Genial/Consejos/12 Cosas que tenemos en casa y que pocos saben que se pueden reciclar
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos