Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Trucos de limpieza que te ayudarán a calmar tus nervios

La lucha contra los monstruos más formidables de cualquier hogar, las manchas y el polvo, requiere mucho esfuerzo y tiempo. Sin embargo, las personas inteligentes siempre ganan esta batalla usando trucos ingeniosos, solo debes estar preparado para quitar las manchas de las bandejas y hasta para encontrar las maneras más inesperadas de limpiar el portavasos de tu automóvil. ¡Estamos aquí para ayudarte!

Genial.guru siempre busca formas de mejorar tu vida y hacer que las tareas del hogar te resulten más sencillas, por lo que quiere compartir contigo algunos consejos inteligentes que puedes aplicar en tu próximo día de gran limpieza.

1. Haz que tus bandejas del horno viejas se vean como nuevas

Qué necesitas:

  • Bicarbonato de sodio.
  • Agua oxigenada.

Qué debes hacer:

  • Espolvorea un poco de bicarbonato de sodio en la superficie de la bandeja sucia. Luego vierte un poco de agua oxigenada para humedecer el polvo hasta que se haga una pasta.
  • Después de eso, echa un poco más de bicarbonato de sodio encima y déjalo actuar por un par de horas.
  • Enjuaga la pasta y disfruta de una bandeja del horno tan limpia como si fuera nueva.

2. Deshazte de las manchas de té difíciles de quitar

Qué necesitas:

  • Bicarbonato de sodio.
  • Detergente.
  • Agua.

Qué debes hacer:

  • Mezcla un poco de bicarbonato de sodio y detergente en la taza sucia.
  • Agrega agua hirviendo a la mezcla.
  • Espera 5 minutos y lava la taza.

3. Limpia el polvo de las mallas y pantallas antimosquitos de las ventanas

Qué necesitas:

  • Un rodillo quitapelusa.

Qué debes hacer:

  • Simplemente pasa el rodillo por la superficie que tenga polvo, telarañas u otras “pelusas”.

4. Usa un calcetín y un vaso para limpiar los portavasos difíciles de alcanzar en tu auto

Qué necesitas:

  • Calcetín.
  • Un vaso redondo que se adapte al portavasos de tu automóvil.
  • Líquido de limpieza.

Qué debes hacer:

  • Pon un calcetín sobre la parte inferior del vaso.
  • Rocía el líquido de limpieza sobre el calcetín.
  • Coloca el vaso con el calcetín puesto en el portavasos y gíralo un par de veces para eliminar el polvo.
  • Repite hasta que el portavasos esté limpio.

5. Elimina las manchas viejas de tu alfombra

Qué necesitas:

  • Agua caliente.
  • Amoníaco.
  • Botella con atomizador.
  • Toallas blancas.
  • Plancha de ropa.

Qué debes hacer:

  • Precalienta la plancha.
  • En la botella mezcla amoníaco y agua caliente en una proporción de 1:1. Agita para integrar bien los ingredientes.
  • Rocía la mezcla sobre la mancha, coloca la toalla encima y presiónala con la plancha caliente.
  • Mueve la plancha sobre la toalla y luego verifica si la mancha se quitó. De lo contrario, rocía un poco más de mezcla y continúa con el procedimiento.
  • Repite varias veces con toallas nuevas (puede que necesites de 2 a 3 para quitar la mancha).

6. Limpia fácilmente la cera derramada

Qué necesitas:

  • Periódico.
  • Plancha de ropa.

Qué debes hacer:

  • Precalienta tu plancha a la temperatura mínima.
  • Cubre la cera derramada endurecida con una hoja de periódico.
  • Coloca la plancha caliente sobre el periódico y espera unos segundos.
  • Tan pronto como la cera se derrita, retira la plancha y limpia la superficie con el papel.

7. Lava rápidamente tu licuadora

Qué necesitas:

  • Agua caliente.
  • Detergente.

Qué debes hacer:

  • Vierte agua caliente en la licuadora sucia y agrega unas gotas de detergente.
  • Pon la tapa y enciende la licuadora.
  • Espera un par de minutos y vacía el contenido.
  • Lava una vez más con un poco de agua.

8. Retira el pelo de gato de tus muebles de manera efectiva

Qué necesitas:

  • Guantes de nitrilo.

Qué debes hacer:

  • Ponte los guantes de nitrilo.
  • Pasa suavemente la mano por los muebles hasta que estén limpios.

9. Solución rápida para quitar las manchas de frutas y bayas

Las manchas de bayas, helados de frutas y verduras se pueden quitar fácilmente con agua pura.

Qué necesitas:

  • Olla.
  • Agua hirviendo.

Qué debes hacer:

  • Llena una olla con mucha agua y haz que hierva.
  • Pon la ropa manchada encima de otra olla. Esta debe estar vacía.
  • Una vez que el agua esté hirviendo, comienza a verterla lentamente sobre las manchas.
  • Cuanto más grande sea la mancha, más agua necesitarás. Desaparecerá gradualmente a medida que le viertas el agua.
  • Una vez que hayas terminado, pon la ropa en la lavadora.

Consejo: este procedimiento debe realizarse antes de lavar la ropa en la lavadora. Si la lavas primero, será más difícil eliminar las manchas.

10. Pastillas caseras para lavavajillas

Qué necesitas:

  • Bandeja de hielo.
  • 2 tazas de detergente y 1 taza de bicarbonato de sodio.
  • 1 taza de ácido cítrico.
  • 1/2 taza de sal.
  • 2 cucharadas de vinagre blanco destilado.
  • 1 cdta. de jabón de Castilla.
  • 15-20 gotas de aceite esencial de limón.

Qué debes hacer:

  • Mezcla el detergente, bicarbonato de sodio, ácido cítrico y sal en un tazón.
  • Agrega lentamente el vinagre a esta mezcla y revuélvela. Durante este proceso puedes observar aldo de efervescencia, pero es normal. Además, es posible que no necesites todo el vinagre que tienes preparado, así que agrégalo poco a poco.
  • Luego agrega el jabón de Castilla y el aceite esencial de limón. Revuelve la mezcla (esta no debe estar demasiado acuosa).
  • Echa la mezcla en la bandeja de hielo y deja que se seque durante, al menos, 24 horas.
  • Saca las pastillas de la bandeja y ya están listas para usar.

11. Limpia tu plancha de pelo

Qué necesitas:

  • Agua oxigenada.
  • 1/4 taza de bicarbonato de sodio.

Qué debes hacer:

  • Mezcla el agua oxigenada y el bicarbonato de sodio en un tazón hasta que consigas una pasta. La mezcla no debe ser demasiado acuosa.
  • Pon una capa gruesa de esta pasta sobre las planchas metálicas.
  • Deja por 10 minutos.
  • Limpia con un paño o una esponja.

12. Limpia tu parrilla con una cebolla

Qué necesitas:

  • La mitad de una cebolla.
  • Jugo de limón.

Qué debes hacer:

  • Calienta tu parrilla antes de comenzar la limpieza.
  • Toma la mitad de una cebolla. Para no quemarte los dedos, agárrala con un tenedor para asar o con algún utensilio largo.
  • Rocía un poco de jugo de limón en la parrilla. Si no tienes, usa vinagre.
  • Frota la parrilla con la cebolla para eliminar la suciedad.

¿Algunos de nuestros consejos de limpieza te parecieron útiles? ¿Tienes tus propios trucos? ¡Compártelos con nosotros en la sección de comentarios!