Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

16 Cosas que hacen que cualquier habitación parezca más pequeña

La garantía de comodidad en un departamento no solo se consigue con una renovación moderna, sino también con detalles seleccionados con precisión. A veces, incluso pequeñas cosas como cortinas, un patrón en las paredes o una alfombra pueden cambiar las proporciones de un departamento. Con su ayuda, puedes agrandar o reducir visualmente la habitación, así como ajustar las características de la iluminación.

Genial.guru estudió qué toques hacen que una habitación sea más pequeña visualmente y con qué se pueden reemplazar los objetos habituales del interior.

1. Papel tapiz con estampado grande

Una estampado grande en el papel tapiz o la pared pintada atrae toda la atención y absorbe el espacio. Para aumentarlo, elige tonos claros y, si usas papel tapiz, que no tenga un patrón de figuras demasiado grandes. De este modo reflejará más luz y la habitación parecerá más abierta y aireada.

2. Libros en estantes abiertos

Las bibliotecas con estantes abiertos se ven abarrotadas y se suman al “ruido” visual. Si la habitación es pequeña, parecerá aún más pequeña. La diseñadora Kim Gordon aconseja prestar atención a las bibliotecas con puertas. En ese caso la mirada no se dirigirá a un montón de libros (por muy fascinantes que sean), sino a la forma de su almacenamiento.

3. Sofá en forma de L

Un lindo sofá de esquina parece la solución perfecta para aquellos que están cansados ​​de los sofás clásicos. Sin embargo, en habitaciones de superficie pequeña, en lugar de agregar comodidad puede jugarte una broma cruel. Su parte prominente limitará el espacio libre de la habitación, y la hará visualmente más pequeña. En cambio, en una habitación espaciosa un sofá en forma de L no creará este efecto y encajará perfectamente.

4. Decoración a la altura de los ojos

Si colocas todos los elementos decorativos a la altura de los ojos, se creará la ilusión de que la habitación es pequeña, independientemente de que tengas techos altos o no. Hacerlos visualmente más altos, y lograr así que la habitación se vea más grande, no es difícil.

El diseñador de interiores John Linden aconseja colocar pinturas, fotografías, estantes y otras decoraciones a una altura mayor que la habitual o en diferentes niveles. También se recomienda retirar todo lo que sea posible del suelo, como una guitarra o una bicicleta.

5. Espejo colocado incorrectamente

Un espejo no solo es un objeto frente al que nos arreglamos. Utiliza sus propiedades reflectantes a tu favor. Emma Pritchard, editora de Country Living UK, una revista de hogar y jardín, recomienda colocar el espejo frente a una ventana. Eso agregará un poco de luz natural, haciendo que tu dormitorio o sala de estar parezcan más espaciosos.

6. Mobiliario a la entrada de la habitación

Un sillón o una silla junto a la entrada abarrotarán la sala de estar, la cocina o el dormitorio, lo que hará que parezca que hay poco espacio allí. De ser posible, agrupa los muebles macizos contra una pared. Esto ayudará a aumentar el espacio abierto y agregará unos centímetros adicionales a la habitación.

7. Muebles sin patas

Un sofá (o una silla), que no tiene patas visibles, parece mucho más voluminoso que su homólogo blando cuyos soportes están a la vista. Los muebles con patas visibles crean una sensación de flotación. Como resultado, la habitación parece tener suficiente espacio.

8. Muebles con respaldo alto

Una cama, sillón o puf que no sean demasiado altos dejarán más espacio. Si hablamos del dormitorio, una cama baja de estilo asiático sería la adecuada. Para la sala de estar opta por sillas con respaldo no muy alto (pero cómodo): las que lo tienen “roban” espacio visualmente, mientras que las bajas, por el contrario, lo vuelven más abierto.

9. Cortinas pesadas de textura gruesa

Cortinas pesadas hechas de telas como el satén o el terciopelo “acercan” el techo y parecen construir una pared invisible en la habitación. Además, absorben la luz que proviene de la ventana. Los materiales fluidos y suaves como el algodón o el rayón pueden ayudar a darle más vida a tu hogar.

10. Colcha oscura o multicolor sobre los muebles tapizados

Los colores oscuros reducen el espacio. Esta regla también funciona con las colchas sobre los tapizados (especialmente sobre los tapizados de colores claros). Una colcha de tonos oscuros privará a la habitación de luminosidad y la hará visualmente más pequeña. Una capa abigarrada dará el mismo efecto. Mientras que la versión más clara mantendrá las dimensiones de la habitación.

11. Alfombra pequeña junto a la cama o sillón

Es muy agradable después de despertarse por la mañana pararse con los pies sobre una alfombra cálida, especialmente si vives en un clima frío. Al elegir este detalle del interior, es importante tener en cuenta su tamaño. Una alfombra pequeña fragmenta el lugar y reduce el espacio.

Para evitar este efecto, vale la pena elegir una alfombra de tal manera que todos los muebles o al menos sus patas delanteras queden sobre la alfombra. Al igual que con las paredes o las cortinas, los colores claros harán que el lugar parezca más espacioso.

12. Juguetes grandes

Los juguetes de peluche grandes, como los ositos, añaden ternura, pero “devoran” el precioso espacio. Los juguetes distraen la atención del propio interior y la atraen hacia sí mismos. Si no tienes un área grande y al mismo tiempo vives con niños, coloca los juguetes en canastas o cajas lindas después de jugar.

13. Ventiladores de techo

Un ventilador de techo puede darle vida a un interior y salvarlo del sofocante calor del verano. Pero recuerda que un ventilador de techo distorsiona el espacio: sus aspas darán sombra y harán que la habitación sea más pequeña visualmente. Mary Graham sugiere usar un ventilador blanco y colocar las luces más abajo que el ventilador en sí.

14. Lámparas de pie

Si es la única fuente de luz en la habitación, inevitablemente creará un desequilibrio. En este caso, solo se iluminará una parte de la habitación y la otra se perderá de vista. ¿Te gustan las lámparas de pie? Guárdalas para una cena romántica o enciéndelas antes de acostarte. Para la iluminación principal son más adecuadas las lámparas comunes o las de pie, pero distribuidas uniformemente en diferentes partes de la habitación.

15. Muebles colocados contra las paredes

Los propietarios de departamentos pequeños a menudo intentan colocar los muebles lo más cerca posible de las paredes de la habitación. Esto parece lógico, pero puede que no dé el resultado esperado. Si colocas todos los muebles a lo largo de las paredes, la habitación no tendrá elementos que animen el espacio.

La habitación en la que la mirada no tiene nada que captar, parecerá pequeña. La diseñadora Anne Hepfer dice que los muebles, o al menos algunos de ellos, deben alejarse de las paredes. Esto creará un equilibrio visual y hará que la sala de estar parezca más grande.

16. Techos tensados

Los techos tensados ​​son duraderos, se pueden instalar con bastante rapidez y también tienen una amplia gama de colores. Sin embargo, tales techos tienen un inconveniente importante que debe tenerse en cuenta al renovar o comprar una casa: hacen que la habitación se vea más pequeña, no solo visualmente, sino también de hecho.

Cuando se instala, la altura de la habitación se reduce en unos 10 cm a 15 cm, lo que puede ser crítico para departamentos ya de por sí compactos. Y si los techos tienen varios niveles, harán que la habitación sea aún más chica.

¿Qué detalle nunca agregarías a tus interiores y por qué?

Compartir este artículo