Genial
Genial

20 Cosas que hemos estado haciendo mal en el día a día y cómo hacerlas correctamente

En nuestro día a día, solemos tener una rutina que hemos creado de forma tan inconsciente que vamos ejecutando cada tarea en piloto automático, sin parar a pensar si realmente lo estamos haciendo de la forma más eficiente posible. Así, sin sospecharlo, podemos estar dejando pasar la oportunidad de sacarles el mayor provecho a nuestras actividades, tan solo por no conocer el modo correcto y más beneficioso de hacerlas.

¿Qué trucos pones en práctica para lograr que tus días sean más productivos? ¿Qué usos alternativos sueles darles a los objetos cotidianos?

  • Frotar la crema facial al aplicarla: generalmente, aplicamos cremas hidratantes en nuestro rostro frotando el producto con los dedos. La forma correcta de hacerlo es dando pequeños golpecitos con la yema de los dedos, ya que es menos irritante para la piel.
  • Lavar las sartenes cuando aún están calientes: talvez queramos dejar la cocina limpia tan pronto acabamos de preparar alimentos. Pero echarle agua y jabón a una sartén cuando no se ha enfriado puede hacer que se deforme y quede desbalanceada cuando la pongamos sobre la hornilla.
  • Sentadillas con el pecho inclinado hacia el frente: cuando hacemos sentadillas, podemos caer en el error de poner el pecho hacia adelante mientras tiramos la cadera hacia atrás. Lo ideal es mantener el pecho erguido porque eso evita que estresemos demasiado la columna.
  • Frotarse con una esponja en la ducha: las esponjas de baño son abrasivas y remueven la barrera natural protectora de la piel. Lo único que se necesita usar para limpiar nuestro cuerpo es nuestras propias manos. En caso de que decidamos usar una esponja, es fundamental cambiarla seguido para que no acumule bacterias.
  • Delinearse trazando una línea continua: en vez de tratar de hacer una línea continua desde el lagrimal hacia la parte de afuera del párpado, marcar puntos a lo largo del párpado y luego unirlos puede reducir considerablemente la posibilidad de que el trazado salga mal y acabemos con un delineado torcido.
  • Dejar la esponja sobre el fregadero, después de lavar los platos: una esponja lavaplatos puede acumular muchas bacterias por la humedad que mantiene. Dejarla sobre el fregadero, luego de usarla puede contribuir aún más a que las bacterias se proliferen. Lo mejor es enjuagarla luego de su uso, exprimirla para sacarle la mayor cantidad de agua posible y ponerla sobre una rejilla que deje respirar el material.
  • Cepillarse los dientes a las carreras: el lavado de los dientes debería demorar 2 minutos, y ese tiempo lo podemos contabilizar ya sea con un cronómetro o poniendo una canción mientras nos cepillamos. En lo que termina la música, habremos cumplido el tiempo recomendado de cepillado.
  • Usar un rastrillo con muchas hojas: los rastrillos con 4 o 5 cuchillas pueden asegurar una rasurada a ras, pero también pueden cortar la piel, así que usar uno que solo tenga dos hojas es más que suficiente.
  • Esperar mucho tiempo para lavar las toallas: estos elementos de aseo pueden acumular bastante moho y bacterias, así que lo ideal es lavar las toallas de baño cada cuatro usos, y las toallas de manos, cada dos días.
  • Poner leche y lácteos en la puerta del refrigerador: en vez de usar la puerta del refrigerador para poner esos productos, deberíamos usar las repisas internas para asegurarnos de que se mantengan más fríos y así duren más tiempo.
  • Precalentar el horno para todas las recetas: no todas las preparaciones necesitan de temperatura previa en el horno. Aquellas de cocción lenta, como cacerolas y carnes, no necesitan de un horno precalentado. Recetas con polvo de hornear, pizza, platos con huevo y soufflés sí lo requieren.
  • Abrir la puerta del refrigerador para pensar: quedarse de pie frente al refrigerador mientras sostenemos la puerta puede estar costándonos un 7 % más en la cuenta de electricidad, así que es mejor saber con anticipación qué necesitamos de allí para tenerlo abierto lo menos posible.
  • Usar zapatos planos: los zapatos estilo flats, que tienen poco o nada de soporte, son nocivos para las articulaciones de los pies y pueden causar dolor. Si el zapato se puede doblar, es una señal de que no tiene el suficiente soporte y no es adecuado. Es mejor que tengan algo de altura y grosor en la suela.
  • Aplicar mucho rímel en las pestañas inferiores: al aplicar la misma capa de rímel en las pestañas inferiores que en las superiores logramos atraer la atención hacia las arruguitas de la parte de abajo del ojo. Es mejor aplicar una capa muy fina y sutil.
  • Dormir con el celular en la habitación: traer aparatos tecnológicos de luz azul al cuarto, como el celular o la computadora, puede desajustar nuestro reloj biológico y afectar la calidad de nuestro sueño. Es mejor dejarlos afuera al menos media hora antes de ir a dormir.
  • Secar la cara antes de aplicar hidratante: en vez de secar completamente el rostro antes de aplicar crema hidratante, se debe dejar húmedo; eso ayuda a sellar la hidratación y deja la tez con una apariencia suave.
  • Calentar en recipientes cuadrados en el microondas: este tipo de contenedores generalmente atraen más energía hacia las esquinas que al resto de las áreas, por lo que puede que la comida de los extremos quede sobrecocida, mientras que el resto aún estará frío.
  • No esperar luego de reiniciar la computadora: si, por alguna razón, hemos reiniciado la computadora, es mejor darle unos minutos antes de iniciar cualquier tarea. Algunos programas y servicios aún pueden estarse reiniciando en segundo plano y hacer que parezca que el equipo es lento.
  • Limpiar las ventanas un día de sol: el calor del sol puede secar rápidamente los productos limpiadores que se aplican sobre el vidrio, lo que puede dejar manchas sobre ellos. Es mejor dejar esta parte de la limpieza para días nublados.
  • Dormir con más de una almohada: para un soporte adecuado del cuello, una sola almohada de buena calidad es suficiente, ya que lo que realmente necesitamos para asegurar un buen descanso no son varias almohadas, sino una que sostenga bien la cabeza y nos ayude a mantener una postura neutral en cabeza, cuello y columna durante la noche.
Genial/Consejos/20 Cosas que hemos estado haciendo mal en el día a día y cómo hacerlas correctamente
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos