Cómo crear un estanque en tu jardín y por qué es bueno hacerlo

Un estanque es un elemento que le da belleza a cualquier jardín, pero también es un espacio en el que podemos reconectarnos con la naturaleza, relajarnos y contribuir con la biodiversidad de nuestro entorno. Ya sea que lo quieras solo por estética o porque buscas crear un ambiente más equilibrado y armonioso en tu casa, construirlo requiere una planificación detallada para que el resultado final sea lo que imaginaste.

Genial.guru buscó información sobre cómo construir uno, y aquí te damos los detalles.

1. Elegir el lugar es el primer gran paso

Lo primero es verificar los planos de la propiedad para asegurarse por dónde pasa el cableado eléctrico, las tuberías de agua y de gas. El lugar donde se vaya a excavar debe estar lejos de los árboles para no afectar las raíces, y en una zona llana o inclinada, dependiendo de si quieres un estanque de aguas plácidas, de caídas suaves o cascadas.

2. Dale la forma deseada

Una vez decidido el lugar, piensa en cuán grande lo quieres. A mayor tamaño, más trabajo. Marca el área y la forma del estanque con pintura, una cuerda o una manguera para señalización.

3. El tamaño depende del propósito

Antes de empezar, es importante haber decidido cuál será el uso que se le dará al estanque, porque de ello dependerá el tamaño, la profundidad y los equipos de mantenimiento que se necesitarán.

  • Si lo que quieres es solo una pequeña fuente de agua, bastará una pala. Para un estanque de grandes proporciones, habrá que contratar una retroexcavadora.

  • Para colocar peces koi, el estanque debe medir unos 3,5 metros de largo por 3 metros de ancho, y al menos 1,22 metros de profundidad. Un estanque para peces koi, además, necesitará sistemas de filtro, drenaje y bombas de agua y aire.

  • Si el propósito del estanque es que se desarrolle vida silvestre —ranas o libélulas, por ejemplo—, la profundidad debe ser de un metro, como mínimo.

4. Deja las paredes inclinadas, un desagüe y sella

Ya sea que las paredes y el fondo del estanque se cubran con concreto o con malla de polietileno, es una buena idea dejarlas en un ángulo de 45 grados. No solo es más seguro para los habitantes de la casa, sino para que los animales que lleguen a refrescarse puedan salir.

  • También es necesario excavar un desagüe de 10 a 15 centímetros de profundidad, de 15 a 20 centímetros de ancho y de por lo menos 61 centímetros de largo en el borde más bajo del estanque para que el agua drene. Si la zona más baja del estanque no es evidente, apóyate en un nivel.

  • Puedes dirigir el agua del desagüe hacia una zona del jardín para aprovecharla. La espuma del estanque y las algas también pueden usarse para hacer compost.

  • Cuando el estanque es pequeño y solo requiere una cubierta de polietileno, hay que colocar primero una base de arena. En ambos casos —revestida con concreto o polietileno—, es necesario poner una capa selladora para estanques.

5. Embellece el estanque con piedras y plantas

Para darle un toque natural, puedes colocar piedras de diferentes tamaños alrededor. Si el estanque es grande, también puedes colocar plantas acuáticas. Averigua cuáles se reproducen bien en tu zona.

Bono: los beneficios de un estanque

  • ¡Son hermosos y geniales! Un estanque, sea grande o pequeño, aporta un toque de belleza inigualable al jardín. El sonido del agua, además, es un relajante natural.

  • Aumenta la biodiversidad. Libélulas, sapos y caballitos del diablo adoran los sitios húmedos y son depredadores naturales de insectos molestos y dañinos como mosquitos, pulgones, cochinillas y hormigas.

  • Los estanques son especialmente atractivos para las aves porque allí pueden refrescarse, bañarse y alimentarse.

  • ¡Son lugares para filosofar! Los jardines y sus espacios están íntimamente vinculados con la actividad más antigua del ser humano: hacerse preguntas.

  • Nos dan felicidad. Disfrutar de un rato de placer mirando el estanque y toda la vida que crece alrededor de él es el mejor incentivo para ¡ponerse a trabajar!

Ahora que ya sabes cómo crear un estanque, no hay excusas para no hacerlo. ¡Dale vida a tu jardín! ¿Qué otras formas de embellecer las áreas verdes tu hogar conoces?

Compartir este artículo