Genial
Genial

7 Alimentos falsamente acusados de ser dañinos para nuestra salud

La nutrición es y ha sido desde siempre un tema muy discutido porque la gente siempre quiere saber qué alimentos son buenos para nuestro cuerpo y cuáles nos pueden hacer daño. Pero, algunas veces, hasta los científicos se equivocan y tienen que rectificar o modificar sus declaraciones meses o hasta años después, sacando a la luz nueva información.

Genial.guru reunió una serie de datos y declaraciones de ese tipo de errores científicos y que queremos compartir contigo para que, teniendo toda la información, puedas tomar la mejor decisión posible. Y no te pierdas el bono al final del artículo para descubrir si realmente el chocolate es tan 'indeseable' huésped para tu cuerpo.

7. La sal

Varias décadas atrás, las personas fueron inducidas a pensar que la sal era realmente mala para ellas, fueron intimidadas por las consecuencias que se creía que provocaban como, por ejemplo: alta presión sanguínea, problemas del corazón, del riñón y así por el estilo. Siempre se nos ha dicho que la sal tiene que consumirse con moderación o, si es posible, evitarla del todo. Sin embargo, estudios llevados a cabo en el 2000 muestran que no hay una relación directa entre el reducir el consumo de sal y sufrir de hipertensión o enfermedades cardíacas. Por el contrario, si dejamos de ingerir sodio por completo, nuestros cuerpos liberan hormonas y enzimas que incrementan nuestra presión sanguínea.

6. Los huevos

Siempre se nos ha recomendado limitar nuestro consumo de huevos porque esto incrementa el colesterol, además de la capacidad de obstruir las arterias e incrementar el riesgo de ataques al corazón, derrames cerebrales y diabetes.

Una década más tarde, los científicos admitieron que habían cometido un error: hay realmente 2 tipos de colesterol, y los huevos contienen el colesterol ‘bueno’. Además, contienen elevadas cantidades de hierro, proteínas y antioxidantes como la luteína y la zeaxantina, las cuales protegen contra los trastornos oculares relacionados con la edad tales como la degeneración macular y las cataratas.

5. Las palomitas de maíz

Durante muchos pero muchos años, este compañero leal de películas fue considerado como comida chatarra.

Sin embargo, se ha descubierto que las palomitas de maíz contienen más antioxidantes (los así llamados polifenoles) que las frutas y las verduras. Más aún, los estudios han demostrado que los polifenoles reducen el riesgo de contraer enfermedades cardíacas y el cáncer. Otra ventaja de las palomitas de maíz es que tienen muy pocas calorías (¡hurra!) y es una comida de grano entero, solo asegúrate de que estas no contengan ningún saborizante artificial. Como siempre, ¡las mejores palomitas serán las hechas en casa!

4. Leche entera de vaca

Por años, se nos ha dicho que es mejor consumir leche semidescremada y evitar la leche entera de vaca para reducir la cantidad de grasas que consumimos.

Sin embargo, estudios recientes muestran que todas las grasas que contiene la leche brindan muchos nutrientes a nuestro cuerpo, haciendo a la sangre todavía más resistente a ciertos tipos de cáncer. Además de esto, la leche entera te ayuda a mantenerte delgado y ¡reduce el riesgo de diabetes!

3. El café

No hace mucho, la cafeína era considerada y acusada de todo tipo de pecados. Como, por ejemplo, se le consideraba la causa de la hipertensión, problemas de corazón, daño al sistema nervioso, entre otras.

Sin embargo, estudios recientes han mostrado que, realmente, el beber café lleva a una tasa más baja en enfermedades del corazón y muerte prematura. Se encontró que las personas que beben mucho café eran menos propensas a enfermedades como la cirrosis del hígado, diabetes tipo 2 y hasta condiciones neurológicas como la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer.

2. El arroz blanco

Hay un gran número de razones por las que no deberíamos tener miedo o evitar el arroz blanco. A continuación, te nombramos algunas de ellas:

  • Se digiere fácilmente y te ayuda en la absorción de toxinas. Así que, si sufres de malestar en el estómago, esta podría ser una buena comida por un par de días.
  • No contiene gluten. Para muchas personas, esta es una gran ventaja contra las alergias.
  • Ayuda a prevenir problemas de digestión crónica.
  • Se ha comprobado que el arroz blanco contiene menos arsénico que el arroz café.

1. Pizza

Aquí tenemos la misma historia que las palomitas. No hay nada de malo en comerse una pizza ¡si tú la preparas en casa! De hecho, es una gran fuente de varios nutrientes por la mezcla de sus diferentes ingredientes. Solo piensa en la combinación, proteínas, vegetales y pocos carbohidratos (usa corteza de trigo integral), y tus hierbas favoritas, ya sea frescas o secas, ¡estamos hablando de una combinación de tres en uno en eficiencia!

Bono

¿Es realmente el chocolate un enemigo tan grande para nuestra salud como se nos ha dicho toda la vida? Fuentes muy confiables afirman que el chocolate 'bueno' puede realmente mejorar bastante tu salud. Y cuando decimos 'bueno' nos referimos al chocolate oscuro que contenga no menos de 70% de cocoa. Comer este tipo de chocolate puede:

  • Restaurar la flexibilidad de tus arterias, lo cual es bueno para tu corazón y tu circulación.
  • Reduce el nivel del 'colesterol malo'.
  • Ayuda al cerebro de personas mayores a mantenerse activo.
  • Disminuye el riesgo de derrames cerebrales.

Y existen estudios que hasta sugieren que el chocolate oscuro ¡puede ayudar a prevenir la diabetes! Es increíble cuántas cosas nos ofrece sin mencionar ni siquiera lo ¡feliz que nos hace al consumirlo!

Realmente esperamos que esta información nutricional resultará ser de beneficio para ti, y te rendirá la vida más fácil y ¡la mejorará! Solo recuerda que todas las pautas anteriores funcionan para personas con un buen estado de salud. Claro, si tienes alguna condición específica de salud, no olvides consultar al doctor antes de poner estos consejos en práctica. ¡Recuerda de compartir tus experiencias nutricionales con nosotros en los comentarios!

Genial/Consejos/7 Alimentos falsamente acusados de ser dañinos para nuestra salud
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos