Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

8 Errores de colocación de muebles que cometen casi todos los propietarios de departamentos

6-44
858

Al organizar o renovar un departamento, cada uno de nosotros se enfrenta a la necesidad de comprar muebles y luego colocarlos en el mejor lugar. Pero pocas personas logran hacerlo de tal manera que la vivienda se convierta en un nido acogedor y no en un almacén de mercancías.

Genial.guru averiguó los errores más frecuentes que cometemos al colocar los muebles y cómo solucionarlos. Y en el bono, indicamos un par de descuidos que casi todos tienen cuando instalan elementos de plomería.

1. Los muebles no están dispuestos sobre la alfombra correctamente

Los diseñadores identifican tres formas de colocar los muebles en una alfombra:

  • Colocar los muebles directamente sobre la alfombra, pero de modo que queden entre 30 y 45 cm desde el borde del mueble hasta el final de la alfombra.

  • Hacer que no haya ningún mueble sobre la alfombra. En este caso, es importante que la alfombra no sea demasiado pequeña, ya que esto creará una sensación de desorden en el departamento.

  • Disponer los muebles de modo que solo las patas delanteras estén sobre la alfombra. Con esta técnica, puedes combinar visualmente varios elementos en un grupo, por ejemplo, un par de sillones y una mesa.

2. Se eligen los muebles de cocina antes de comprar los electrodomésticos

Al decorar una cocina, primero es mejor elegir los electrodomésticos (refrigerador, estufa, lavavajillas, microondas y otros artículos necesarios), colocarlos en los lugares correctos y solo después elegir los armarios, la mesa de comedor, etc. De lo contrario, puede resultar que simplemente no tengas suficiente espacio para colocar los electrodomésticos: la cocina se verá abarrotada y tendrá poco espacio.

3. La distancia desde la isla de la cocina hasta los muebles es inferior a 1 metro

Una isla de cocina es una gran solución para aumentar el espacio de almacenamiento y el área de trabajo. Sin embargo, solo funciona si la cocina es realmente grande. Si la habitación es pequeña, la isla solo ocupará espacio, pero no se convertirá en una ayuda. Se considera que debe haber aproximadamente 1 metro de espacio vacío en las cuatro direcciones desde sus bordes. Si no se sigue esta regla, será difícil moverse por la cocina.

4. Un baño grande que no está dividido en zonas

Cuando el área del baño es realmente grande, los propietarios suelen colocar todos los muebles y la plomería a lo largo de las paredes, y queda mucho espacio vacío en el medio. Esto no se ve particularmente bonito. En este caso, los diseñadores recomiendan que se divida la habitación en zonas. Se puede hacer usando una pared de vidrio, colocando una partición o incluso una mampara. Es mejor dividir la habitación en 2 o 3 partes: área de lavado, inodoro y ducha.

5. No hay un punto focal en la habitación

Es imposible amueblar una habitación con gusto si no hay un centro en ella en el cual se pueda basar el diseño. Un punto focal puede ser una vista desde una ventana, una chimenea, una pared decorativa (por ejemplo, si está pintada a mano), una obra de arte o incluso una mesa de café. Si es necesario y el tamaño de la habitación lo permite, puede haber dos de esos puntos, pero no más, ya que si no la habitación se verá desordenada.

A menudo, la televisión se convierte en el centro de la habitación. Los diseñadores no recomiendan hacer esto. Si vienen a visitarte tus amigos o familiares, se sentarán cerca de la pantalla y esto no contribuye en absoluto a la conversación. Pero, si realmente quieres que el televisor sea un objeto central, coloca el sofá o las sillas no en línea recta directamente frente a la pantalla, sino en un semicírculo, para que puedan comunicarse cómodamente y mirarse entre sí, y no a la pantalla.

Una vez que hayas decidido cuál será el centro de la habitación, hay que comenzar a organizar muebles grandes a su alrededor. Normalmente, todos estos muebles se enfrentarán al punto focal. Solo después de este paso, puedes continuar con la decoración detallada.

6. Los objetos de aproximadamente la misma altura están colocados uno junto al otro

Hay una regla: cuando miras alrededor de una habitación, la mirada debe “saltar” y no moverse a lo largo de una línea. Esto se logra utilizando muebles de diferentes alturas. Si, por ejemplo, tienes dos gabinetes altos, coloca uno en la esquina izquierda de la habitación y el otro en la opuesta; así se “equilibrarán” entre sí. No coloques estos gabinetes uno al lado del otro: la habitación se verá abarrotada y estrecha.

Otro consejo útil es combinar diferentes formas: redondas con cuadradas, líneas rectas con onduladas. Por ejemplo, es mejor colocar una mesa redonda u ovalada cerca de un sofá rectangular, en lugar de una mesa rectangular o cuadrada. Esto le suma sofisticación a la habitación.

7. La mesa de la cocina ocupa mucho espacio

Una mesa de comedor grande es una de las peores decisiones para una cocina pequeña. A menudo sucede que quieres organizar reuniones, pero no hay suficiente espacio. En este caso, puedes recurrir a un truco: en lugar de sofás o sillas estándar con respaldo, consigue bancos o taburetes, que se pueden esconder debajo de la mesa. Habrá mucho más espacio libre.

8. El sofá está colocado de espaldas a la puerta

Los diseñadores no recomiendan colocar el sofá de espaldas a la puerta, ya que esta disposición crea una gran incomodidad para la persona que lo usa. No podrás relajarte de espaldas a la entrada, y probablemente tendrás miedo (a sabiendas o no) de que alguien esté a punto de acercarse sigilosamente.

Si no hay forma de mover el sofá, o simplemente no quieres hacerlo, crea una barrera artificial. Coloca una mesa justo detrás del respaldo del sofá y pon flores o lámparas sobre ella, algo lo bastante alto como para bloquear a la persona sentada en el sofá de la vista de quienes ingresen a la habitación.

Bono 1: el inodoro está justo enfrente de la puerta

Un inodoro que está justo enfrente de la puerta es una solución desafortunada desde el punto de vista del diseño. Es mejor moverlo para que cuando la puerta esté abierta, el inodoro no sea completamente visible. Al colocarlo, no olvides que debe haber un espacio vacío a ambos lados de él (de lo contrario, será incómodo usarlo, ya que te golpearás los codos contra los muebles o las paredes adyacentes). Se considera suficiente una distancia de 20 cm a cada lado.

Bono 2: una bañera independiente ocupa todo el ancho de la habitación

Últimamente, muchas personas compran bañeras independientes, es decir, no incrustadas en la pared, pero no se ven hermosas en todos los baños. Si la longitud de la habitación es de 2 m y la bañera en sí es de 1,9 m, no tiene sentido ponerla, porque el lugar se verá desordenado. El hecho es que una de las ventajas de tener una bañera independiente es la capacidad de limpiar el suelo a su alrededor. Si la distancia hasta las paredes es de solo 10 cm, esto será problemático. Se considera que la distancia óptima es 20 cm de la pared horizontal y unos 30 cm de las laterales.

¿Sigues alguna regla cuando estás organizando o renovando un departamento? Muéstranos cómo se ve el rincón más hermoso de tu hogar.

6-44
858
Compartir este artículo