Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

8 Métodos para identificar si la miel que compras es pura o adulterada

Si eres un consumidor habitual de la miel, sabrás que es un producto muy valioso por los múltiples beneficios que aporta y los variados usos que se le pueden dar en la vida cotidiana. Pero, por esta razón, también puede resultar bastante costosa. La miel está compuesta por minerales, nutrientes y enzimas que mejoran la salud en muchos aspectos. Sin embargo, uno de los principales problemas en cuanto a su distribución es la calidad y su pureza.

Genial.guru quiere compartir contigo algunos consejos para detectar si la miel que sueles adquirir es 100% natural.

1. Prueba inicial

La primera de todas las pruebas que se puede realizar, incluso antes de adquirir el producto, es observar y revisar la simple composición física de la miel. Su textura siempre debe ser suave, pero también consistente; su olor muy dulce y, si tienes la oportunidad de probarla, debes tomar en cuenta que siempre da una sensación de cosquilleo en la garganta.

Del mismo modo, el recipiente del producto debe contener anuncios como: “natural”, “miel de bosque” u “orgánica”; sin embargo, los fabricantes pueden poner etiquetas con palabras ambiguas o engañosas, por lo que te recomendamos hacer alguna de las siguientes pruebas para estar más seguro.

2. Prueba del pulgar

Material:

  • Ninguno

Indicaciones:

La prueba más sencilla de todas para reconocer si tu miel es totalmente pura es colocando unas gotitas en tu dedo.

Resultados:

Si la miel se desliza sobre el dedo como un líquido, significa que la miel no es pura y tiene azúcar añadida para conservar su buen sabor. Por otro lado, si se mantiene en su lugar por su estado espeso, entonces puede ser una prueba de que la miel que has adquirido es más natural que procesada.

3. Prueba del agua

Material:

  • cuchara
  • vaso con agua

Indicaciones:

Para realizar esta prueba, solo hay que verter una cucharada de miel en un vaso de agua.

Resultado:

Si la miel es pura, se quedará hasta el fondo del agua sin modificar su consistencia; si la miel está rebajada, se disolverá junto con el agua. Mientras más disuelta quede, más rebajada es la miel que adquiriste.

4. Prueba del pan

Material:

  • un pan viejo y duro

Indicaciones:

Hay que verter una gran cantidad de miel sobre el pan duro y revisar el resultado en aproximadamente 10 minutos.

Resultado:

Si al cabo de 10 minutos, el pan se ha ablandado, indicará que la miel está rebajada con agua y no es pura; en cambio, si la miel es pura, el pan estará intacto.

5. Prueba del fuego

Material:

  • algodón
  • encendedor o cerillos

Indicaciones:

Antes que todo, cabe hacer mención de la importancia de la precaución cuando se hace uso del fuego. Lo es incluso más importante con este método para comprobar la pureza de la miel, ya que la miel es un producto inflamable.

Para esta prueba, debes cubrir el algodón con unas gotitas de miel. Con ayuda de un encendedor o cerillo harás que la miel del algodón entre en contacto con el fuego.

Resultado:

Al ser inflamable, la miel pura deberá encenderse de inmediato, si no lo hace, indicará que la miel es adulterada.

6. Prueba del vinagre

Material:

  • cuchara
  • agua
  • vinagre

Indicaciones:

Para este método habrá que mezclar una cucharada de miel con un poco de agua y algunas gotas de vinagre.

Resultado:

El resultado no debería lograr ningún tipo de reacción si la miel es pura; en cambio, si genera aunque sea un poquito de espuma, esto indicará que la miel no es natural o que ha sido rebajada.

7. Prueba de calor

Material:

  • un recipiente para calentar (olla, pocillo, etc.)
  • estufa

Indicaciones:

Con este método, únicamente se debe verter un poco de miel en un recipiente y ponerlo al calor de la estufa por unos minutos.

Resultado:

La miel pura, al entrar en calor, deberá caramelizarse. Por otro lado, si no es miel pura, comenzará a generar mucho humo, a evaporarse el agua con la que se rebajó e incluso a quemarse el sobrante del producto en el recipiente.

8. Prueba de yodo

Material:

  • cuchara
  • agua
  • yodo

Indicaciones:

Al igual que con el método del vinagre, hay que mezclar una cucharada de miel con un poco de agua y unas cuantas gotas de yodo.

Resultado:

Si la mezcla queda de un tono oscuro, entonces se trata de miel adulterada con harina o almidón. Si no es así, puedes estar seguro de que es miel pura.

¿Tú cómo haces para elegir correctamente la miel que adquieres?

Compartir este artículo