Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

8 Prendas de vestir ordinarias que son peligrosas para usar a diario

7-15
10k

Bernard Shaw dijo una vez que la moda es una epidemia controlada, pero ni siquiera podía imaginar cuánta razón tenía al comparar las tendencias con enfermedades. Resulta que seguirlas todos los días es peligroso para la salud, y, aunque los corsés apretados son algo del pasado, en el siglo XXI todavía hay ropa que puede provocarnos una serie de problemas de salud.

En Genial.guru hemos compilado una lista de prendas que la gente suele usar a diario, arriesgando su salud sin siquiera saberlo.

1. Jeans ajustados

Un par de jeans de buena calidad son la prenda más universal del mundo. Muchas personas eligen modelos estrechos para resaltar la belleza de las caderas y las piernas, pero, desafortunadamente, tales pantalones dificultan la circulación sanguínea y afectan los vasos sanguíneos, lo que causa várices y celulitis. La piel no tiene la capacidad de “respirar”, por lo que, si la tela se ajusta mucho al cuerpo, pueden aparecer pelos encarnados en el área del bikini y en los muslos.

2. Tacones altos

Cuando una mujer se pone tacones altos, se transforma enseguida: se vuelve más femenina y esbelta. Pero esto no significa que tengas que usarlos todos los días. Caminar con ellos puede provocar dolor en la espalda, piernas e hinchazón. Además, su uso frecuente puede formar una hernia intervertebral y causar cifosis.

3. Calzado de suela plana

Aparentemente, las bailarinas y sandalias planas son totalmente inofensivas. Sin embargo, los ortopedistas aseguran que este calzado puede causarle un daño grave a la salud, ya que la carga en el pie se distribuye de manera desigual, y los pasos no son amortiguados. Esto conduce a la dilatación persistente de los vasos sanguíneos, los cuales pierden la capacidad de estrecharse, volviendo al pie plano. A menudo aparecen dolores en las extremidades y en la columna vertebral. Otra sorpresa desagradable es la aparición del llamado “pie varo”, que se produce cuando este se desvía hacia adentro, lo que deforma las articulaciones de la rodilla y la cadera.

4. Sostén con efecto push-up

Estos sostenes siempre son tendencia. Sin embargo, a pesar de que nos dan el efecto visual de tener senos más redondeados y correctos, el forro especial en las copas los deforma y contribuye a su caída, ya que el pecho depende del soporte artificial. Además, presionan los vasos sanguíneos, y esa presión constante que ejercen sobre la glándula mamaria puede causar el desarrollo de cáncer.

5. Lentes de sol

Los lentes de sol no solo son un accesorio de moda, sino también una necesidad absoluta cuando los rayos solares se vuelven demasiado brillantes. Sin embargo, no se recomienda usarlos por la noche o en interiores con suficiente iluminación. Hacerlo te obligará a forzar demasiado la vista, lo que aumentará el riesgo de padecer cataratas. Además, es obligatorio controlar la limpieza e integridad de los cristales y no usar lentes que no tengan protección UV, ya que pueden dañar los ojos.

6. Medias de nylon

Esta es una prenda indispensable en el vestuario de cualquier mujer. Hacen que nuestras piernas sean visualmente más delgadas. Pero, por desgracia, su uso frecuente puede ser perjudicial. Los componentes sintéticos de las medias retienen la humedad, creando un efecto invernadero y causando infecciones vaginales. Y las medias adelgazantes perjudican la circulación sanguínea, lo que da lugar a la aparición de venas varicosas y celulitis.

7. Bolsos de hombro

Un bolso de mujer es un cofre del tesoro en el que puedes encontrar casi de todo, desde portacosméticos hasta laptops. Son muy cómodos, pero inseguros para la salud. Debido al hecho de que solemos llevarlos en un hombro, la carga en la articulación y los discos intervertebrales aumenta, lo que conduce a la escoliosis y osteocondrosis. Debido a la distribución incorrecta del peso, los músculos se sobrecargan y pinzan, y se corta la circulación de los vasos sanguíneos que alimentan el cerebro y las terminaciones nerviosas.

8. Pijama

¿Cómo podemos prescindir de pijamas tan suaves y cómodas, especialmente durante la temporada de frío? ¿Y cómo pueden ser perjudiciales para la salud? El hecho es que las que son demasiado apretadas o calientes favorecen a la multiplicación de bacterias patógenas que pueden provocar irritación, picazón o candidiasis. Dormir sin pijama y en ropa interior está especialmente recomendado para mujeres con vulvitis crónica o vaginitis.

¿Sueles usar algo de lo que hemos mencionado en este artículo? ¡Cuéntanos en la sección de comentarios!

Imagen de portada Depositphotos, Depositphotos
7-15
10k
Compartir este artículo