Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

9 Cosas que no se recomiendan limpiar con la aspiradora y nosotros lo hacemos sin pensarlo

Cuando algo se derrama o se rompe, recoger la basura con ayuda de la aspiradora parece una perfecta solución. Especialmente si a la mano tienes una aspiradora inalámbrica, la cual simplemente tiene como función reemplazar al recogedor. Pero posteriormente resulta que este dispositivo tiene un desagradable olor, su potencia se reduce considerablemente o simplemente son incomprensibles las razones por las cuales dejó de funcionar. Y todo por el hecho de que determinadas cosas no se deben limpiar con la aspiradora.

Genial.guru averiguó qué no se debe recoger con la aspiradora, además de las ya conocidas bolitas de mercurio de un termómetro roto.

1. Café, posos de café y cacao

Si recoges los posos de café con una aspiradora, dentro de la bolsa de almacenamiento rápidamente crecerá una colonia de moho. Los posos siempre permanecen húmedos, incluso si te parece que no es así. Además, tales partículas se pegan a las partes internas de la aspiradora y limpiarlas parece ser imposible.

El café y cacao seco también es peligroso para la aspiradora: sus pequeñas partículas rápidamente bloquean los filtros, son capaces de penetrar el motor y provocar fallos.

2. Tierra o partes secas de plantas domésticas

¿Los niños dejaron huellas de tierra en la entrada? La primera cosa que uno suele tomar es la aspiradora. Pero en este caso, es mejor limpiar el tapete con un cepillo, ya que la aspiradora hace que la suciedad penetre más profundo en el tejido y eso será complicado de remediar.

Si la tierra esparcida estaba húmeda, entonces esto puede causar problemas en el motor. Las flores secas u hojas de plantas domésticas fácilmente pueden taponar una manguera flexible o los filtros, en ellos se conserva la humedad la cual es perjudicial para las partes de la aspiradora.

3. Cabello

Evitar por completo que caiga cabello en la aspiradora es imposible, pero de todos modos vale la pena supervisar que los pelos de animales o cabello humano no se absorba en grandes cantidades, ya que llenan la bolsa de la aspiradora y los filtros. La potencia de la aspiradora puede reducirse de manera considerable.

Algunas aspiradoras inalámbricas están equipadas con cepillos que giran rápidamente, los cuales enredan el cabello de tal manera que tendrás que desmontar el aparato o realizar una desagradable limpieza.

4. Cósmetica

En el polvo para rostro, sombras o demás cosméticos que parecen estar secos hay diferentes aceites y sustancias que comienzan a derretirse bajo los efectos del aire caliente. Por eso la cosmética se considera uno de los enemigos más peligrosos de la aspiradora, el contenido adiposo se derretirá dentro del dispositivo y se pegará en las partes mecánicas y filtros. Limpiar los filtros de tal masa es prácticamente imposible.

5. Pequeños pedazos de papel y confeti

El confeti rápidamente se pega a la aspiradora. El aparato se sobrecalienta y el motor presenta fallas. Pero el confeti de papel no es especialmente peligroso, sino el que está hecho de papel aluminio. Bajo el efecto del aire caliente se funden por completo, pegándose en los lugares de difícil acceso e impiden el correcto funcionamiento.

6. Cables eléctricos

Limpiar los cables eléctricos con ayuda de la aspiradora puede parecer una cómoda solución. Pero las boquillas y potencia de absorción son capaces de dañar y pelar el cable o romper el pequeño cableado. Esto no siempre es evidente y puede resultar en un cortocircuito o descarga eléctrica. Por eso es mejor no limpiar las concentraciones de cables de tal manera. Especialmente si el cable se compone de alambres de diferente espesor, como en el caso de los lugares de trabajo o para la conexión de aparatos de cocina.

7. Suelo mojado

Aspirar un suelo claramente mojado o comida húmeda es peligroso: te puedes electrocutar. Además, existe el peligro de un cortocircuito. Si el suelo está ligeramente húmedo, la aspiradora aparentemente no reaccionará. Pero esta humedad, al caer dentro, se cementa en la boquilla y en el tubo de succión. La tracción se vulnera, aparece un desagradable y mal olor del cual es complicado deshacerse porque tal obstrucción es difícil de limpiar.

8. Pedazos de vidrio

Parecería que es evidente el daño de los vidrios rotos a la aspiradora; sin embargo, muchos se permiten utilizarla para limpiar partículas muy pequeñas. Pero en la mayoría de los casos, despues de un par de limpiezas así, se tiene que cambiar la manguera flexible de la aspiradora, los filtros y bolsa para recoger el polvo.

En el caso de pequeños daños puedes no reemplazarlos, pero la aspiradora no podrá retener el polvo dentro, por eso regresará de nuevo a tu hogar.

9. Harina

Los especialistas dicen que en tal caso, si es necesario limpiar harina con la aspiradora, prestes atención a la cantidad. Un pequeño puñado no le hará daño al aparato, pero si quieres levantar un montón es mejor hacerlo a mano.

De lo contrario le hará daño a cualquier aspiradora: se pegará en todos los filtros, parte de la harina puede caer en el motor y este puede dejar de funcionar.

Nos sorprendimos por el hecho de que la aspiradora no es un aparato tan universal y se debe manejar con precaución para que pueda lidiar con sus responsabilidades. ¿Y tú aspiras todo por igual o sabías sobre estas restricciones?