Genial
Genial

Cómo hacer que las horas de oficina sean más llevaderas

Después de nuestra casa, nuestro lugar de trabajo es el sitio en el que más horas pasamos. Una persona promedio trabaja 44 horas por semana. Teniendo esto en cuenta, ¿por qué resignarnos a que sea un espacio triste o que no resulte de nuestro agrado? Existen maneras de mejorar tu lugar de trabajo para que la idea de pasar ahí mucho tiempo no te agobie tanto.

Genial.guru comparte contigo una serie de consejos para lograr que tus horas de oficina, así como tu lugar de trabajo, sean más llevaderas.

1. Toma pequeños descansos

Que tu tiempo diario de trabajo sea de 8 horas no significa que debas trabajar esas 8 horas sin detenerte a descansar. Como se sabe, todas las personas rinden más en su trabajo si realizan breves pausas en el medio. Tu mente y tu cuerpo necesitan cargar combustible, y si no lo hacen, tu trabajo se convertirá en una pesadilla.

Por lo tanto... ¡descansa!

2. Escucha música

Siempre que tu trabajo lo permita, una buena idea es escuchar música mientras trabajas. La música te ayudará a relajarte y hará de tu espacio de trabajo un lugar más agradable.

Por supuesto, esto es válido si trabajas, por ejemplo, en un puesto administrativo o conduciendo un taxi, pero no si eres, por ejemplo, maestro. ¿Imaginas a los niños prestando atención al ritmo de Ricky Martin?

3. Decora tu ambiente

Si trabajas en una oficina, no debes resignarte a la idea de oficina que figura en el imaginario popular: un lugar gris, triste, desesperanzador. Primero, porque no lo es: es tu lugar de trabajo.

Y segundo, porque si de hecho te toca trabajar en una oficina que no es de tu agrado, puedes introducir pequeñas decoraciones: flores en tu escritorio, un cuadro o una foto de algún artista que te guste en alguna pared, o incluso, si es posible, puedes pintar una pared de un color bien vivo y alegre. Si vas a pasar muchas horas ahí, ¡haz que te guste!

4. La comodidad mejora todo

Si alguien te pregunta: ¿prefieres lo cómodo o lo incómodo? Te parecerá una pregunta tonta, ¿verdad?

Entonces, ¿por qué usas esa silla tan incómoda, solo porque es linda? ¿Por qué tienes tu escritorio apuntando a la pared, si tienes una ventana que da a un parque?

La comodidad no es un tema menor, es lo que hace la diferencia entre un trabajo placentero y uno que no lo es.

5. ... y también vale para tu ropa

A menos que una regla de la empresa para la que trabajas sea que debes vestirte de manera súper formal, no hay motivo para que hagas eso.

Los tiempos cambiaron, y para tener buena presencia ya no es necesario usar corbata ni trajes costosos e incómodos. Puedes causar buena impresión usando un jean y calzado agradable, y esto tiene un plus: si tu cuerpo está cómodo, la imagen que das es la de una persona relajada. ¿No es lo ideal?

6. Haz otra cosa antes de ir a trabajar

Si realizas una actividad antes de tu horario de trabajo, empezarás tu jornada laboral con una mejor energía.

Puedes ir al gimnasio, a una clase de canto, o simplemente pasear a tu perro.

Si tu horario de trabajo comienza muy temprano, no te desanimes: basta con que te tomes un buen tiempo para desayunar con tranquilidad en vez de levantarte a último momento y salir de tu casa a las apuradas.

7. Hazte amigo de tus compañeros

Por supuesto, no puedes llevarte bien con todo el mundo, y además tienes tu grupo de amigos fuera del trabajo.

Pero ¿no crees que, si tienes uno o dos amigos en tu ambiente laboral, éste mejorará automáticamente?

Puedes comenzar acercándote a quienes mejor te caen y proponer una salida a cenar, o simplemente juntarse en la hora de descanso a tomar un café.

8. No inventes problemas

Es normal que te tomes tu trabajo con mucha responsabilidad; es normal y saludable.

Pero de ahí a preocuparse por cosas sin sentido hay un solo paso. Sea que te equivocaste en una tarea, o que se rompió la computadora, o que tu asistente se enfermó y debe faltar varios días... todo eso tiene solución y no es el fin de nada.

No te estreses convirtiendo los inconvenientes en problemas.

Bono: asegúrate de dejar el trabajo en el trabajo. No lo lleves a casa. Tu tiempo personal es tan valioso como tu tiempo laboral.

Imagen de portada rawpixel / Pixabay.com
Genial/Consejos/Cómo hacer que las horas de oficina sean más llevaderas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos