Este es el “curly method” para tener unos rizos hermosos e hidratados

El llamado “curly method” se ha popularizado en muchas partes del mundo. Su creadora es Lorraine Massey, autora de Curly Girl: The Handbook, el cual básicamente es un manual sobre el cuidado del cabello rizado para mantener al rizo sano e hidratado. El método ha cobrado fuerza entre las cabelleras con ondas gracias a que no necesita productos de limpieza demasiado elaborados, ni costosos, solo es cuestión de mirar etiquetas.

Genial.guru ha investigado más sobre este método y lo resume en tan solo diez pasos para todos aquellos que viven la frustración de nunca poder “moldear” sus rizos o luchan contra el temido frizz.

1. Utiliza productos libres de sulfatos

Su nombre científico es lauril éter sulfato de sodio, pero es mejor conocido como “sulfato”, y se trata de un detergente surfactante. Se puede encontrar en muchos productos de cuidado personal, como el jabón, el champú o la pasta de dientes, pues básicamente es el agente formador de la espuma. Sin embargo, a pesar de que cumple muy bien su función, que es la de limpiar el cabello, lo cierto es que no es tan sano para la hidratación del cuero cabelludo; sobre todo en los rizos. Es hora de comenzar a leer las etiquetas de tu botella de champú y preferir aquel que esté libre de sulfatos.

2. Evita el uso de siliconas

Por su parte, las siliconas dificultan la oxigenación del cabello porque se acumulan en su fibra, provocando que se queden allí para siempre. Sí, para siempre... Bueno, no siempre; hasta que se limpien totalmente del cabello. De hecho, si no se eliminan rápidamente, el cuero cabelludo no puede oxigenarse apropiadamente y con el paso del tiempo pueden llegar a dañar la cutícula y resecarla. Lo que sucederá es que perderás el brillo natural de tus rizos y con él la hidratación de estos.

3. Usa acondicionador de medios a puntas

Una vez que has lavado tu cabello con un champú libre de sulfatos y siliconas, sigue el procedimiento de estilizarlo con un acondicionador, este también debe ser “limpio” de dichas sustancias. La forma correcta de aplicar el acondicionador es de medios a puntas.

4. Enjuaga con agua fría

Luego de aplicar el acondicionador, este se debe enjuagar con agua preferiblemente fría (lo que puedas soportar) y con los dedos se deben peinar los rizos, de tal manera que queden libres y desenredados.

5. Hidrata tu cabello

Después de la ducha, es importante hidratar los rizos antes de que se sequen. Así que, inmediatamente después de salir de la regadera, aun con el cabello goteando, puedes aplicar la crema para peinar de tu elección. Sin embargo, es primordial recordar que esta también debe ser “limpia”, sin sulfatos ni siliconas, ni los llamados petrolatos. Recuerda leer las etiquetas de los productos.

6. No utilices toallas ni secadores

Luego de colocar la crema para peinar directamente en el cabello empapado, es importante dejarlo secar; sin embargo, es mejor que no uses ni secador ni una toalla. Estos provocan frizz y que el cabello se encrespe. Lo ideal es usar una playera vieja de algodón que pueda absorber el agua durante una hora. O, bien, que se saque solo, al natural. Puedes usar difusor con temperatura tibia o fría.

7. Retoca con gel (sin alcohol)

Después, al término de una hora, deja libre tu cabello y solo moldéalo con gel (este también tiene que ser producto limpio) diluido con un poco de agua. Puedes apretar cada rizo conforme lo aplicas.

8. No toques tu cabello mientras está en proceso de secado

Ahora sí: deja tu cabello secarse al aire libre. Pero recuerda no tocarlo mientras esto sucede, lo mejor es dejarlo inmóvil durante unos minutos.

9. Evita lavarlo diariamente

El “curly method” es perfecto para hacerse cada dos días. No laves demasiado tus rizos, pues en lugar de hidratarlos podrías provocar una deshidratación.

10. Nunca lo cepilles en seco

Esta en verdad es una regla de oro. Si no quieres acabar con una melena de león incontrolable y súper encrespada, lo mejor es no cepillar tu cabello en seco. En realidad, tampoco es necesario hacerlo húmedo; con pasar las yemas de tus dedos entre cada mechón, para desenredarlo, es suficiente.

Gracias al “curly method”, puedes tener unos rizos elásticos, hidratados y envidiables, además de conservar su estado natural. Por supuesto, quizá no siempre podrás seguir los pasos al 100% pero lo importante es comenzar progresivamente una transformación de lavado y cuidado de tu cabello. El método se ha popularizado tanto que existen grupos en Facebook, en todo el mundo, en los que las chicas con “ondas” comparten sus secretos y tips para hacer de esta una rutina de cuidado diario. Aquí el grupo de México.

¿Crees que tener rizos es una maravilla o un sufrimiento? ¿Conoces más métodos para cuidar las ondas de tu cabello? ¡Cuéntanos en comentarios!

Compartir este artículo