20+ Personas que no saben qué es el dinero ni cómo manejarlo

Historias
hace 1 mes

A algunas personas, por mucho que lo intenten, el dinero parece escapárseles de las manos. Algunos, tarde o temprano, aceptan este hecho y se acostumbran a vivir de paga en paga. Pero otros intentan buscar maneras no triviales de resolver este problema.

  • Conocí a un chico de 32 años. Empezamos a salir, dábamos paseos, comíamos pasteles en los cafés... en general, todo iba genial. Un día, decidimos ir a comer shawarma. Dudó delante de la puerta, salió corriendo a hacer una llamada. Me quedé perpleja, y entonces me dijo: “Oye, ¿te parece bien que lo hagamos a tu costa? Es que mi madre me quitó la tarjeta del sueldo, porque no sé gastar dinero. Cuando necesito algo, la llamo. Si es algo que realmente necesito, mi madre me transfiere el dinero. Pero ahora no contesta al teléfono.
  • Mi madre cobra una buena pensión, además le envío 500 USD todos los meses, pero no tiene suficiente. Lleva años así. Me harté y fui a verla para averiguar adónde iba el dinero. Cuando me enteré, se me pusieron los ojos morados. Resultó que mi madre daba dinero a parientes listos que se dieron cuenta de que lo tenía. Que uno lo necesitaba con urgencia para hacer la cirugía, que al otro le urgía para alquilar un piso en otra ciudad, porque su hijo no podía vivir en una residencia estudiantil, el tercero no tenía suficiente para un coche mejor. Nadie le devolvía el dinero, aunque mi madre ya ni esperaba: “Pues, no puede devolvérmelo”. Pero resulta que yo sí puedo mantener a estos caraduras. Al mismo tiempo, mi madre me llamaba y se quejaba: no tenía para comprar medicinas, había que cambiar la estufa, etcétera. ¡Podría haber remodelado todo el departamento hace mucho tiempo y haber comprado la mitad de alguna farmacia!
  • Hace poco he pagado un montón de deudas que había acumulado por meter cosas en casa. En cuanto veía un video sobre interiorismo, enseguida compraba un montón de cachivache. Sigo sin poder deshacerme de muchas cosas innecesarias, pero ahora intento comprar con prudencia. Espero que me sirva de ayuda. © happy_life1 / Reddit
  • Me compré un coche a un tipo que no había visto en mi vida por 2 000 euros. Debo decir que no entiendo mucho de coches. Resultó que comprar un vehículo a la primera persona que conoces no es la mejor decisión, sobre todo cuando no sabes mucho de coches. © tchuruck / Reddit
  • Me avergüenza admitirlo, pero a veces tomo el efectivo de mi esposo sin preguntarle o saco dinero de su tarjeta y lo gasto en golosinas que seguro que no va a comprar (“Puedes cocinar esto en casa”, “Tú también eres buena cocinera”). No es que sea avaricioso, es que nuestro negocio no es muy rentable, solo tenemos para lo imprescindible.
  • No pude resistirme y compré una lujosa cama de madera con tallas por un montón de dinero. Mi esposa la odió de inmediato y tuve que deshacerme de esta belleza. Como resultado, vendí la cama casi 10 veces más barata. © Robert Mucci / Quora
  • No sé gastar bien el dinero, así que utilizo depósitos con penalizaciones por retirada anticipada. Cuando me llega el sueldo, meto inmediatamente parte del dinero en un depósito. Si tuviera toda la cantidad en la tarjeta, me gastaría hasta el último centavo. Ni siquiera sé cómo funciona.
  • Más o menos una vez cada 3 meses me despierto sudando frío y empiezo a pensar en qué tonterías gasto mi dinero. Compro constantemente cosméticos, bisutería, ropa, todo tipo de baratijas para la casa. Mi departamento es un auténtico desastre y no me atrevo a tirar nada porque he pagado con mi sueldo todas estas cosas. Las únicas compras sensatas de las que no me arrepiento son los electrodomésticos para la cocina. © One-Aside-7942 / Reddit
  • No sé gastar con sensatez en absoluto. Antes cobraba un sueldo modesto y vivía de paga en paga. Si ahorraba algo, el dinero se esfumaba rápidamente de todos modos. Obtuve un nuevo puesto, empecé a cobrar más, pero nada ha cambiado. Hace poco me aumentaron el sueldo, pero sigo sin poder ahorrar nada, todo lo gasto.
  • Me resulta muy difícil desprenderme del dinero. Cuanto más gano, más me cuesta gastarlo. Siempre me asusto cuando tengo que hacer una compra importante, intentando encontrar un análogo más barato. Mi novio, por el contrario, gasta el dinero con mucha facilidad y, como consecuencia, a menudo utiliza tarjetas de crédito y acumula deudas. No le molesta. Siempre le estoy regañando por ello, aunque soy consciente de que es cosa mía y él es libre de administrar su propio dinero. Pero este comportamiento me pone enferma. No sé qué hacer.
  • Una vez le presté mucho dinero a mi madre. Al mismo tiempo le compré algunos electrodomésticos y pagué la reforma de su cuarto de baño. Nunca recuperé todo el dinero. La inversión más estúpida de mi vida. © Jake Burrows / Quora
  • Creo que todos los padres tarde o temprano piensan: “¿Por qué demonios les compré a mis hijos tanta ropa y juguetes cuando eran pequeños? En serio, podría haberles dado un par de cajas y habrían estado encantados. Y en un par de años, nos gastaríamos el dinero que ahorramos juntos en cosas que los hijos quieren de verdad”. © dinnerbellding / Reddit
  • Tardé un año entero en deshacerme de mi adicción al maquillaje. Compraba literalmente todo lo que veía y estaba convencida de que me estaba gastando muy poco. Todavía me río nerviosa mirando las fotos de nuestro primer departamento, donde todas estas cosas ocupaban toda la mesa. Ahora mis cosméticos caben en un bolso pequeño. © tidylibrarian / Reddit
  • En mi mente sé que gastar mucho dinero en ropa es estúpido, pero no puedo dominar mi corazón. Me digo que en mi vejez es mejor recordar viajes y acontecimientos, pero solo puedo ser feliz con ropa nueva. Tristeza y melancolía.
  • Cuando tenía 18 años, recibí una herencia decente de mi abuela. Me pasé un año entero comprando ropa, invitando a mis amigos a sushi y haciendo otras tonterías. Mi padre me aconsejó que me comprara un coche, pero yo tenía un miedo terrible a los grandes gastos, mientras estas pequeñas compras no las notaba. Y entonces me quedé sin dinero. © oddgirl321 / Reddit
  • Le doy todo mi sueldo a mi esposa, si no, me quedaré sin dinero en un santiamén. Pero hay una cosa. Si necesito alguna cantidad de dinero, llamo a mi mujer y se lo cuento. Ella me transfiere el dinero sin hacer preguntas. Es que puedo hacer impulsivamente una compra cara y gastarme todo mi sueldo.
  • Mi coche se averió el año pasado, tanto que no se pudo reparar. No me disgustó mucho, porque casi nunca lo usaba. Y todo el dinero del seguro acabó malgastado, pidiendo comida a domicilio constantemente. Ahora me arrepiento muchísimo. © sicksages / Reddit
  • A mi madre le encantaba llevarme de viaje. En los viajes, íbamos de 6 de la mañana a 11 de la noche para ver monumentos y museos. A menudo dormíamos en el tren, en el autobús, en la estación de tren, en el aeropuerto. ¿Para qué gastar el dinero? Mamá también pensaba que los cafés normales eran un desperdicio, así que solíamos comer pan y embutidos de los supermercados. Me sentía agotada y hambrienta todo el tiempo. Odio viajar.
  • Gasto mucho dinero en ropa. Mis armarios están llenos de prendas, no tengo ni idea de dónde meter mi ropa vieja. Todavía tengo parte de mi ropa nueva sin desempaquetar. © StrawberryMother5642 / Reddit
  • Deformación profesional, es lo que hay. He sido jefa de contabilidad durante más de 25 años. A veces, me tumbo para soñar que ha llegado un montón de dinero y ya no tengo que trabajar más. Y en lugar de imaginar cómo me lo gastaré, me pongo a contar qué impuestos voy a pagar, cómo formalizarlo correctamente, dónde invertir para no perder tanta riqueza. En resumen, ¡nunca he gastado ese dinero!
  • Mi esposa no sabe gastar el dinero en absoluto, y nunca le he dicho cuánto gano. Ella está al tanto de aproximadamente un 20 % de la cantidad real. Y este es el sueldo "entero" que le doy. Naturalmente, siempre hay problemas, y entonces supuestamente pido dinero prestado. Pero en realidad lo saco de las arcas, donde ya he ahorrado para una vejez segura.
  • Cuando tenía 16 años, decidí ganar un montón de dinero. Compré un montón de cosas, sin molestarme, por supuesto, en estudiar el mercado. Como resultado, tuve que deshacerme de todo a mitad de precio. Y, naturalmente, malgasté casi todos mis ahorros en esta brillante idea. © Samuel Turner / Quora
  • Tuve una amiga que heredó de su abuela una casa y una cantidad decente de dinero. La joven se compró inmediatamente un coche nuevo, una computadora y todo tipo de accesorios para el coche. También le compró a su novio un montón de regalos. Muy generosa, pero un poco desmesurada. El resultado fue que tuvo que vender la casa y el coche. © Chrewl / Reddit
  • Compré un televisor de 75 pulgadas. Por fin me entregaron mi tesoro e intenté ponerlo en el mueble. Pero resultó que no era lo suficientemente ancho: las patas no cabían. No sé qué se me pasó por la cabeza, pero decidí urgentemente comprar un mueble nuevo. Tomé un taxi y me puse a dar vueltas por la ciudad. No encontré nada, así que acabé encargando un nuevo soporte por Internet. Y entonces calculé que me había gastado 5 veces más en el taxi que en el soporte. Todavía estoy cabreado. © sketchypoutine / Reddit
  • Mi hijo y yo acabamos ingresados en el hospital. Estamos en una habitación abarrotada, el pobre niño sollozaba cuando me llamó mi hermana. Balbuceó que necesitaba urgentemente dinero. No hay problema, se lo envié y solo entonces, en estado de shock, me enteré de que mi hermana necesitaba urgentemente comprar perfume con descuento y su sueldo, como siempre, se acabó. Y eso que tiene toda su casa llena de perfumes y gana 3 veces más que yo. Además ella sabía que mi hijo y yo estábamos en el hospital, pero eso no la detuvo en absoluto.
  • Cuando éramos joven, mi esposo y yo nos pasamos 3 meses ahorrando para comprar una nevera nueva. Nos apretamos el cinturón, ahorramos hasta el último centavo. Por fin, reunimos la cantidad necesaria y con alegría fuimos a la tienda. ¡Qué decepción: con nuestro dinero solo podíamos comprar un refrigerador diminuto del tamaño de una mesilla de noche o una nevera de segunda mano, golpeada por la vida y las mudanzas. Salimos disgustados y entonces tuve una idea brillante. Le propuse a mi esposo ir a un restaurante vecino y calcular cuánto dinero nos faltaba para un electrodoméstico decente. Calculamos, pero en el proceso gastamos casi todo el dinero que habíamos ahorrado. Tuvimos que ahorrar durante otros seis meses.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas