Genial
Genial

Cosas importantes que vale la pena aprender antes de los 30

Después de los 30 todo recién empieza. Finalmente viene un sentido de conciencia e independencia, comprendes lo que quieres lograr y recibir de la vida. Para realizar deseos y alcanzar lo máximo en todas las áreas de tu vida, sería mejor aprender ciertas cosas.

En Genial.guru hemos elegido 15 cosas necesarias que cada persona debe hacer antes de los 30.

1. Encontrar un trabajo que te dé placer

Después de graduarnos de la universidad, experimentamos: cambiamos oficinas y equipos de trabajo, salarios e incluso las ramas de actividad. Pero hasta los 30 es muy importante encontrar el trabajo que te va a satisfacer. Después de todo, en el trabajo que te brinda placer vas a desarrollarte y avanzar en la escala profesional.

2. Aprender a cocinar tu especialidad

Puedes odiar la cocina o saber de memoria todas las recetas de Gordon Ramsay, pero debes tener un plato que cocines como nadie más. Puedes elegir entre una entrada, un plato principal o un postre. Practica, no tengas miedo de agregar algo propio y llevar la habilidad a la perfección. Tu especialidad te dará la confianza de que saldrás airoso en el caso de tener invitados importantes.

3. Entender quiénes son tus verdaderos amigos

En nuestra juventud, estamos constantemente rodeados de personas, encontramos fácilmente nuevos conocidos y creemos erróneamente que todos son nuestros amigos. Pero con los años toda esta multitud se desvanece, y solo los amigos más cercanos se quedan con nosotros: aquellos que vendrán al rescate cuando estemos enfermos, y se alegrarán sinceramente por nuestros éxitos. Aprecia a las personas que han resistido las pruebas del tiempo y no te aferres a todos.

4. Dejar de contarle a todos los detalles de tu vida personal

Recuerda: para mantener una relación fuerte, no cuentes a todos sobre tus problemas de pareja. Si realmente estás harto y de verdad deseas desahogarte, pide una cita con un psicólogo. Un profesional imparcial te va a escuchar, va a ayudar a analizar tanto tus acciones como las acciones de tu pareja, de modo que tú serás capaz de mirar no solo desde la perspectiva de la víctima, sino también podrás observar tus propias desventajas y, como consecuencia, encontrar el camino correcto para resolver el problema.

5. Ser capaz de priorizar

Estamos apurados, tratamos de resolver muchos problemas y llegar a hacer de todo. Y después de un tiempo entendemos que dedicamos nuestro tiempo a pequeñeces y rechazamos algo importante. En la vida, generalmente recuerdas los viajes, los ratos que pasaste con tu familia y no cómo te quedabas en la oficina el viernes a la noche. Es importante aprender a priorizar y, más a menudo, hacer lo que realmente deseas.

6. Encontrar tiempo y dinero para descansar

La falta de descanso conduce al agotamiento moral y físico y reduce el nivel general de eficiencia. Por lo tanto, es mejor no gastar dinero en el último modelo del teléfono inteligente, sino en unas vacaciones merecidas. Durante un buen descanso, recargarás tu energía y estarás listo para hacer más. Acostúmbrate a ahorrar el 20 % de tu salario solo para descansar.

7. Obtener una licencia de conducir

Obtener una licencia de conducir es una forma de prepararse para la acción. Una vez que tengas la licencia, comienzas a pensar en comprar un auto y, en consecuencia, aumentar tus ingresos. Es más fácil viajar teniendo una licencia: puedes alquilar un auto y ver muchas más atracciones.

8. Conseguir unos ingresos extra

Antes de los 30 hazte cargo de tener una fuente adicional de ingresos: freelance, trabajo a tiempo parcial, ingresos pasivos o un negocio propio. Incluso trabajando en una empresa más estable, nunca se sabe lo que sucederá mañana. Por eso es importante conseguir una fuente de ingresos extra, para poder triunfar en una situación crítica.

9. Mudarte de la casa de tus padres

Vivir con los padres es conveniente: siempre está limpio y hay comida casera en el refrigerador. Sin embargo, tarde o temprano, debes decidir mudarte de la casa de tus padres, y es mejor hacerlo antes de los 30. De este modo aprendes a planificar tu presupuesto, teniendo en cuenta los gastos en servicios públicos (gas, luz, etc.), la comida y los productos diferentes, como detergente y otros, y vas a ser responsable de ti mismo.

10. Aprender sobre el alcohol

Mientras somos jóvenes compramos el alcohol más barato, sin pensar realmente en su calidad y su efecto en el cuerpo. Con la edad, comenzamos a prestar atención al sabor y la forma en que el alcohol enfatiza ciertos platos. Cuando aprendas sobre el alcohol, podrás disfrutar plenamente la combinación de la bebida con los alimentos sin dañar al mismo tiempo tu salud, ya que vas a elegir solo los productos de alta calidad.

11. Hablar bien al menos un idioma extranjero

En muchas empresas, para conseguir un empleo se requiere al menos un conocimiento básico de inglés. Se necesita también para comprar pasajes y viajar libremente por todo el mundo. Aprende al menos un idioma extranjero en el que podrás expresar tus pensamientos, y no olvides refrescar este conocimiento.

12. Aprender a hablar en público

Muchos de nosotros, incluso en la edad adulta, nos sentimos incómodos cuando necesitamos hacer un informe, defender nuestro punto de vista o, simplemente, hablar con un extraño. Aprende a superar tus propios miedos. A una persona que no está nerviosa, no tiembla y no usa palabras comodines, la escuchan, la perciben como una autoridad. Al poder hablar bien, te librarás de la incertidumbre y podrás presentar un proyecto con éxito, convencer a tu jefe de promoverte y hasta resolver un conflicto doméstico a tu favor.

13. Encuentra tu estilo

Un adulto debe tener un estilo personal en el que se sienta cómodo. Habiendo definido tu propio estilo, no tendrás más el problema eterno de qué ponerte, ya que elegirás cosas que enfaticen tu personalidad y se combinen armoniosamente con el resto de tu guardarropa. Recuerda que en la primera reunión la presencia es trascendente y, por lo tanto, es importante que te ayude a sentirte seguro.

14. Releer clásicos de la literatura

Estudiamos en la escuela unas obras clásicas, pero debido a nuestra juventud todavía no somos capaces de comprender todo el profundo significado de la historia. No seas haragán y vuelve a leer novelas famosas. Créelo, las percibirás de manera completamente diferente: comenzarás a notar la sátira, los trasfondos e, incluso, la actualidad en el momento presente. Además, aumentarás tu nivel cultural, por lo que vas a poder mantener una buena conversación, y tu discurso se enriquecerá con palabras lindas.

15. Ponerte en buena forma

Hasta cierta edad, podemos no hacer deporte. Incluso comer papas fritas por la noche no afecta la figura de muchos. Sin embargo, con el tiempo, el tono muscular general disminuye y el metabolismo se ralentiza.

Por lo tanto, si no quieres pasar todo el tiempo en casa después de los 50 años, ten el hábito saludable de hacer ejercicios regularmente. En tu programa semanal, debes incluir actividades físicas que te ayudarán a mantenerte en forma, y tener tu cuerpo activo y saludable.

Genial/Consejos/Cosas importantes que vale la pena aprender antes de los 30
Compartir este artículo