Genial
Genial

El Body Neutrality y cómo la neutralidad ayuda a aceptar nuestro cuerpo sin presiones

Es absolutamente normal pasar por momentos en los que nos vemos en el espejo y no nos gusta algo en particular de nuestro cuerpo. Por suerte, a medida que los tiempos cambian y la sociedad va rompiendo con ciertos cánones de belleza, se ha permitido abrazar nuevas corporalidades. Así como surgió el body positivity como forma de aceptación y amor propio, también está el concepto de body neutrality, que nos permite reconocer nuestro cuerpo tal como es sin necesidad de amarlo ni odiarlo.

No se trata de amar el cuerpo, sino de aceptarlo

Mientras que el body positivity se refiere a tener una visión positiva del cuerpo propio y las diversas particularidades físicas que lo distinguen, el body neutrality implica no siempre amar el cuerpo, sino aceptarlo y concentrarse en sus capacidades y características propias. Pensar en lo que es capaz o no de hacer, y no tanto en cómo luce.

El término fue popularizado en 2015 por Annie Poirer, una entrenadora de imagen corporal, en su libro The Body Joyful, donde afirma que “la neutralidad del cuerpo prioriza la función del cuerpo y lo que puede hacer en lugar de su apariencia. No tienes que amarlo ni odiarlo. Puedes sentirte neutral al respecto”.

Puedes reconocer ciertos detalles de tu cuerpo sin necesidad de odiarlos, pero tampoco sentir la presión del amor propio que pregona el body positivity. Es aceptar el cuerpo tal como es, y que es capaz de realizar muchísimas actividades (como caminar, correr, escuchar) más allá de sus diversas formas o particularidades.

Cómo adoptar la neutralidad corporal

La neutralidad corporal puede resultar de gran ayuda para alentar a las personas a concentrarse en lo que los cuerpos son capaces de hacer en lugar de como se ven, especialmente para quienes el enfoque del body positivity puede sentirse lejano. Puede ser un gran lugar para internalizar el sesgo que hay sobre el peso para canalizarlo desde una aceptación más auténtica y saludable.

La actriz Jameela Jamil (The Good Place, She-Hulk) se declaró como defensora de esta tendencia, definiéndola de la siguiente manera: “Imagina simplemente no pensar en tu cuerpo. No lo estás odiando. No lo estás amando. Eres solo una cabeza flotante. Soy una cabeza flotante vagando por el mundo”.

Así se puede pensar en aceptar el cuerpo y existir dentro de él sin que los pensamientos superficiales sobre cómo lucimos (y si tal parte de nuestro cuerpo se ve mejor o peor) ocupen la mente y causen pensamientos dañinos hacia la imagen y, sobre todo, a la mente del individuo.

Implica hacer lo que sentimos que nos hace bien y no hacerlo por imposición

El body neutrality se define como pensar en el cuerpo desde lo que se puede hacer con él y aceptar la forma que tiene. No se trata ni de amarlo ni de odiarlo, sino de reconocer que existe tal como es, con sus particularidades y su tamaño. De esa manera, la apariencia es apenas una parte de lo que compone a los individuos, pero no es lo que los define como seres humanos ni sus capacidades.

Por ejemplo, en el caso del ejercicio físico, se recomienda realizarlo porque uno se siente bien haciéndolo y lo hace de la manera que le es cómoda y le gusta. No simplemente porque sentimos la necesidad de tener que quemar grasa y perder peso para cumplir con los estándares de otros.

En el caso de la alimentación, incluye confiar en la relación del individuo con la comida que ingiere sin que tenga que sentir culpa o vergüenza. Permite comer comida quizá no del todo saludable de vez en cuando, o más allá del punto de saciedad. Todo depende de cómo el individuo perciba lo que es más necesario o importante para el bienestar de sí mismo y de su estado emocional en dicho momento.

Aceptar el cuerpo tal como es, más allá de sus defectos y virtudes

De esta forma, la neutralidad corporal se trata de aceptar el cuerpo tal como es, sin necesidad de sentir que debemos cambiarlo o luchar contra sus defectos. Brinda la oportunidad de alejarse de cualquier pensamiento relacionado con la superficie del cuerpo para poder enfocarse en avanzar con los distintos proyectos, actividades y afectos.

Esto permite que las personas puedan reconocer su cuerpo y seguir adelante sin que los complejos impuestos por la sociedad les impidan progresar en lo que crean necesario para su bienestar. Uno puede sentirse en paz consigo mismo y mejorar sus relaciones con los demás, ya que también los verá de la misma forma.

¿En qué cuestiones de la vida aplicas la neutralidad? ¿Qué parte de tu cuerpo has aprendido a aceptar?

Genial/Consejos/El Body Neutrality y cómo la neutralidad ayuda a aceptar nuestro cuerpo sin presiones
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos