Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

Hemos comprobado si es posible suavizar los pliegues en los zapatos y otros dos métodos que te serán útiles en verano

Científicos indican que, en promedio, las mujeres compran 270 pares de zapatos durante toda su vida y gastan enormes sumas de dinero en ello. ¿Alguna vez has pensado que en tu guardarropa hay un montón de tenis, zapatos y botas innecesarias que únicamente están acumulando polvo? Un par no te quedó a la medida, otro (tus favoritos) no se pueden tirar y las excusas son infinitas. Y así, de nuevo vas de compras y gastas tu salario ganado con mucho esfuerzo. Pero no tiene que ser así. Sabemos cómo “darle una segunda vida” a tus zapatos favoritos y ahorrarte dinero.

Genial.guru solicitó ayuda a Internet y probó algunos consejos para darle una segunda oportunidad a estos objetos necesarios del guardarropa.

1. Ablandar unos zapatos apretados

Para el primer experimento, elegimos unas zapatillas de cuero sintético con unas puntas terriblemente estrechas. Usarlos sin el riesgo de que aprieten los pies es imposible. Los consejeros de Internet prometen que los zapatos se estirarán medio número más.

Primer método: congelación

  • Qué necesitamos: bolsa hermética, agua, congelador.
  • Qué hacer con todo esto: debes llenar la bolsa hermética con agua, colocarla dentro de los zapatos y meter todo al congelador. Cuando se congele, el agua ganará volumen y los zapatos se estirarán.
  • Resultado del experimento: no funciona. Las zapatillas no se volvieron más flexibles. Posiblemente en la bolsa hermética quedó demasiado espacio libre: el agua, por supuesto, se expande, pero no lo hizo en donde debía.

Segundo método: calentamiento

  • Qué necesitamos: secador de cabello, calcetines gruesos.
  • Qué hacer con todo esto: ponte los calcetines gruesos e intenta ponerte los zapatos. Te advertimos que será algo incómodo, pero es necesario para alcanzar el efecto deseado. Posteriormente, apunta con el secador (el aire debe estar caliente) hacia las partes del zapato que necesitan ser estiradas. Importante: no te quites los zapatos hasta que se enfríen.
  • Resultado del experimento: funciona. El resultado superó nuestras expectativas más ambiciosas. Las zapatillas se estiraron a los lados y un poco a lo largo.

El experimento nos convenció tanto que decidimos ir más allá. Esto fue lo que obtuvimos.

Cuantas más capas (o entre más gruesos sean los calcetines que encuentres en tu guardarropa), mayor será el estiramiento. Comprobado: el efecto no desaparece incluso después de una semana.

2. Blanqueamiento de suelas

Internet está lleno de consejos para renovar la suela de los zapatos de goma y los tenis. En el marco del experimento decidimos probar inmediatamente varios trucos.

Laca vs. agua micelar

  • Qué necesitamos: agua micelar, acetona, discos de algodón.
  • Qué hacer con todo esto: humedece los discos de algodón y limpia cuidadosamente las partes afectadas.

Resultado del experimento: funciona. El agua micelar y el acetona limpian la superficie igual de bien.

WD-40 (aflojatodo) vs. pasta de dientes

  • Qué necesitamos: WD-40 (aflojatodo), pasta de dientes, discos de algodón.
  • Qué hacer con todo esto: aplica pasta o rocía el líquido sobre la suela, espera algunos minutos y remueve todo. Los autores del truco prometen que el WD-40 no solo blanqueará la suela sino que también la hará impermeable.
  • Resultado del experimento: funciona en un 50 por ciento. La pasta de dientes hizo un buen trabajo con la tarea, el WD-40 no.

¡Importante! No realices el experimento con WD-40 en zapatos elaborados de textil, el líquido deja manchas de las cuales es casi imposible deshacerse.

3. Reafirmar los pliegues en tenis y zapatillas

La bloguera Shantel Dé Bonsu compartió un truco que ayuda a “revivir” los viejos tenis. La chica se deshizo de los pliegues en zapatos en tan solo 5 minutos y quedaron prácticamente como nuevos. El tuit de la chica recopiló 350 mil “Me gusta”, los usuarios de Internet se apresuraron a utilizar este nuevo método de restauración y nosotros no podíamos quedarnos atrás.

  • Qué necesitamos: calcetines / ropa vieja / papel, una toalla pequeña, plancha y agua caliente.
  • Qué hacer con todo esto: Es necesario colocar calcetines o cosas viejas dentro de los zapatos lo más denso posible. Moja la toalla con agua caliente, colócala sobre las arrugas y pasa la plancha (es mejor desactivar la función de vapor). No mantengas la plancha sobre la toalla de manera continua, se tiene que levantar para no quemar los zapatos. El tiempo de planchado depende de que tan marcados estén los pliegues.
  • Resultado del experimento: el truco de Shantel funciona. Los zapatos se ven considerablemente mejor. Es hora de aplicarlo.

En nuestro experimento participaron 3 pares de zapatos

Botas femeninas de senderismo hechas de tela.

Zapatillas infantiles de piel perforada.

Zapatillas de piel lisa.

Resultado de nuestro experimento: los pliegues en las botas femeninas se suavizaron, pero no por completo. Con los zapatos de piel este truco va mejor, las zapatillas se ven como nuevas. Sin embargo, es necesario tener cuidado: el relieve en las zapatillas de piel lisa se desvanecerá junto con los pliegues.

¿Ya has probado los trucos de nuestro artículo o te enteraste de su existencia por primera vez? ¿Tienes el valor de repetir nuestra “hazaña”?

Compartir este artículo