Una pareja decidió averiguar qué ocurre si ponen los huevos de codorniz comprados en un supermercado en la incubadora

Un usuario de Pikabu y su esposa decidieron realizar un experimento y probar empíricamente si las codornices pueden criarse en casa a partir de huevos comprados en un supermercado regular. El autor describió detalladamente en su publicación cómo surgió la idea de probarse a sí mismo como criador de aves de corral en un estudio y qué dificultades tuvo que enfrentar.

Genial.guru tiene que admitir que le costó resistir la tentación de ir a comprar los huevos después de leer esta historia para intentar repetir el éxito de los muchachos. A final del artículo te hemos preparado un bono, queremos enseñarte una forma poco convencional de hacer nuevos amigos.

Cómo nació la idea de criar pollos de codornices

La pareja compró una incubadora como regalo para sus padres y decidió comprobar primero cómo funciona. Así como el tiempo de prueba era limitado, la elección recayó en la opción más asequible: los huevos de codorniz de la tienda. Para que las codornices pongan huevos, se mantienen juntas con los machos, a diferencia de las gallinas, por lo que es más probable que los huevos sean fertilizados. Una búsqueda en la red confirmó que es posible criar las codornices de los huevos comprados, incluso sin una incubadora, y en un radiador de calefacción normal, como lo hicieron un escolar y una chica joven de Rusia.

Los chicos compraron 80 huevos en un supermercado que no estaban en la nevera, sino en el área de ventas, eligiendo los más frescos. En la casa los revisaron con una linterna y desecharon 18 piezas (agrietadas). Dado que los huevos de codorniz tienen manchas, no lograron ver si fueron fertilizados o no.

Colocaron 62 huevos en la incubadora y se pusieron a esperar el resultado

La temperatura en la incubadora debe ser de 37,8 °C, la humedad del primero al décimo día, 80 %. El décimo día, la humedad debe reducirse al 40 %, la temperatura sigue siendo de 37,8 °C. El decimoquinto día, la humedad se debe aumentar a 75 % y la temperatura a 37,2 °C. Los chicos confiaban en el hecho de que eclosionarían de 3 a 5 huevos, pero después de 17 días de espera ansiosa, tuvieron un éxito que superó todas sus expectativas.

Primer pollo recién eclosionado

Desde las primeras horas, los pollos ya están moviéndose activamente en el interior de la incubadora, por lo tanto, cuando se secan, se trasladan a una caja con calefacción.

Así se ve un polluelo de codorniz al día siguiente de eclosión

Un pequeñajo de 3 días pesa solo 8–9 gramos

En lugar de 3-5 pollos “previstos”, la pareja crió una pequeña granja de 19 pollos

A partir del cuarto día, los pollos ya estaban llenos de energía: saltaron, corrieron en el interior de la caja e incluso intentaron volar

Hubo algunas dificultades: 5 pollos estaban defectuosos. Debido al hecho de que tenían las patas extendidas, no podían levantarse y gateaban sobre el vientre. Los granjeros llaman a estos pollos “helicópteros”. Los muchachos ataron sus patas con hilo de lana para unirlos, y al día siguiente los “helicópteros” ya lograron levantarse por sí mismos.

Cómo alimentaron a los pollos

Los primeros dos días, los pollitos recibieron 1 huevo de gallina finamente picado, el tercer y cuarto día, alimento molido y una mezcla de huevos, requesón y trigo molido. A partir del quinto día, la dieta consistió únicamente en alimento granulado.

Cómo terminó el experimento

Inicialmente, la familia planeaba dejar a los 4-5 pollos “previstos” en una jaula en el balcón como mascotas. Pero como el resultado superó las expectativas, todos los hermanitos emplumados fueron a la aldea, a la granja de los padres.

Bono: la residente de Malasia Erika Lim compró un huevo de pato en un restaurante y crió a una amiga

Se suponía que iba a ser un plato asiático espeluznante: huevo balut. Pero Erika decidió salvar al menos a un pato de tal destino. Ahora la chica tiene su mascota favorita, su amiga Daisy. Como beneficio adicional, Daisy pone 1 huevo cada 25 horas, y Erika ya no tiene que comprar los huevos en la tienda.

¿Te gustaría intentar criar alguna ave a partir de un huevo? ¿Qué sería: codorniz, pollo, loro o tal vez avestruz?

Imagen de portada as91 / Pikabu
Compartir este artículo