Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Cambios que delatan tu edad más que las fechas en tu documento de identidad

Según la psicóloga Gail Saltz, el miedo al envejecimiento es una de las fobias más comunes que experimentan las personas. El hecho es que el cuerpo humano está cambiando constantemente, adquiriendo nuevas propiedades con la edad. La doctora llegó a la conclusión que la única decisión correcta es saber con seguridad qué cambios relacionados con la edad de una persona son la norma y cuáles no lo son.

Genial.guru decidió seguir los consejos de los expertos y descubrir cómo debería cambiar el cuerpo humano con la edad, y qué hay que hacer para que la vida después de tales cambios permanezca cómoda.

1. Pérdida de sensibilidad dental

Con la edad, los dientes se vuelven menos susceptibles a los alimentos fríos y calientes. Aunque al parecer no es tan malo, de hecho, puede causar una serie de problemas. Según la Asociación Dental Americana, los nervios de los dientes se comprimen a lo largo de los años, lo que explica la disminución de la sensibilidad. Cuando suceden dichos cambios, la persona deja de sentir los síntomas de las enfermedades, por ejemplo, la caries.

2. La nariz se hace más grande

La persona promedio crece hasta los 18 años. Sin embargo, algunas partes del cuerpo, como la nariz, continúan creciendo a lo largo de toda la vida. Esto se debe a los cambios en los tejidos blandos, los músculos y el cartílago que conforman su estructura básica. A diferencia del hueso, el cartílago sigue creciendo con el tiempo. Un aumento en el crecimiento se produce en el período entre 50 a 60 años. Además, la punta de la nariz tiende a caer con la edad.

3. Las caderas se hacen más estrechas

La pérdida de líquido en las células del cuerpo que ocurre con la edad causa una metamorfosis visible de la figura. Con mucha frecuencia, la silueta del cuerpo femenino se transforma de “pera” (cintura delgada, caderas anchas) a la “manzana” (cintura ancha, caderas estrechas). En el caso de los hombres, la disminución en los niveles de testosterona durante el envejecimiento también afecta la distribución de la grasa y la circunferencia de las caderas, que suelen reducir su volumen.

4. Las pestañas se vuelven más cortas

Cuidado inadecuado de la piel alrededor de los párpados, problemas con la glándula tiroides, reacciones alérgicas del cuerpo: son los factores más comunes que afectan el grosor y la longitud de las pestañas. Pero incluso a pesar de estos factores, las pestañas sufren cambios. Según las investigaciones, el 44% de los hombres y las mujeres notan que, con el paso de los años, las pestañas se vuelven más delgadas y cortas.

5. La libido aumenta

Con la aproximación de la menopausia, el fondo hormonal se vuelve inestable. Los científicos creen que de esta manera, la naturaleza aumenta la probabilidad de procrear: la función reproductiva disminuye y la libido, por el contrario, aumenta. Según los psicólogos, los 40 años es la edad de liberación sexual que se consigue gracias al equilibrio mental: los niños ya son más independientes, la carrera es estable. Además, se disminuye el miedo de embarazo no deseado.

6. Aumenta el tamaño del pie

Los ortopedistas aseguran que, con la edad, el pie se vuelve más plano, lo que significa que aumenta en longitud y anchura. Esto se debe al hecho de que los ligamentos y los tendones se debilitan con el tiempo. En consecuencia, muchas personas tienen que elegir los zapatos 1-2 tallas más grandes que hace unos años.

7. Desaparecen las pecas

Las pecas se encuentran con mayor frecuencia en personas de piel clara y en personas pelirrojas. Como norma general, aparecen en la infancia, la adolescencia o la edad temprana. Según los expertos, con el paso de los años, las pecas se vuelven mucho más pequeñas y, a veces, desaparecen por completo.

8. Las huellas dactilares se transforman

A lo largo de los años, los forenses de todo el mundo han considerado que las huellas dactilares se asignan a una persona para toda su vida. Sin embargo, en 2015, los científicos realizaron un experimento a gran escala. Procesaron los datos de más de 15 mil personas que regularmente dejaban sus huellas dactilares en la estación de policía. Resultó que no solo los traumas (como las cicatrices) pueden transformar las líneas papilares, sino también la edad.

9. La percepción de los colores sufre cambios

Esta conclusión fue hecha por científicos estadounidenses que examinaron a 900 personas de entre 58 y 102 años. Resultó que los cambios oculares relacionados con la edad crean un efecto de filtro amarillo en los ojos humanos, lo que dificulta la distinción de los colores: azul de violeta y amarillo de verde.

10. El sabor de los alimentos cambia

Con la edad, la renovación de las papilas gustativas en la lengua se ralentiza. Según los expertos, esta particularidad afecta la percepción de los alimentos. Por lo tanto, son frecuentes los casos cuando una persona siendo joven no encuentra sabrosos algunos alimentos, y más tarde le parecen una delicadeza. Los cambios de los gustos gastronómicos femeninos comienzan a los 50 años, y en el caso de los hombres, a partir de los 60. Por cierto, las investigaciones indican que el queso de cabra, los frijoles y los pepinillos se han convertido en los productos alimenticios más populares entre las personas mayores.

Bono: sensación de felicidad

A pesar de todo lo anterior, las personas de edad avanzada se sienten más felices. Esta es la conclusión que sacaron científicos de San Diego. El estudio involucró a más de 1 000 hombres y mujeres de 50 a 99 años. Resultó que, con la edad, incluso enfrentando ciertos problemas, las personas veían la vida más positivamente que los jóvenes.

¿Conoces más cambios en el cuerpo que delatan la edad?

Ilustradora Natalia Okuneva-Rarakina para Genial.guru