Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Cosas que los padres deberían dejar de lado para poder criar a un niño maduro

Hay diferentes áreas de madurez: emocional, física, moral, social e intelectual. Todas son realmente importantes en la vida de los niños, ya que estas les permitirán convertirse en personas independientes y responsables, con sus propias opiniones y con la capacidad de ayudar a otros. Al apoyar a tu niño para que desarrolle todas estas cualidades y habilidades lo prepararás para ser un adulto responsable y maduro.

En Genial.guru queremos hablarte de algunos aspectos simples que puedes cambiar para mejorar la vida de tus hijos y hacerlos sentir más libres.

1. Puedes ayudar a tu hijo a desarrollar la autosuficiencia

Es mejor no hacer todo por tu hijo. Él debe aprender a vestirse, atar sus propias agujetas y ordenar sus cosas en la mochila para la escuela. Por supuesto, tú puedes hacerlo más rápido y con más efectividad, pero debes ser paciente y esperar a que tu niño lo haga sin ayuda. Es posible que no siempre estés allí para ayudarlo, por lo que debe saber que puede confiar en él mismo.

2. Puedes darle a tu hijo la oportunidad de elegir por sí mismo

Deja que tu hijo tome sus propias decisiones. No deberías elegir su ropa, juguetes y pasatiempos. Tampoco decidir qué le gusta y qué no. Puedes ayudarlo brindándole consejos y discutiendo su elección juntos, pero no debes pensar que sabes mejor que él qué es lo que quiere. Él mismo lo sabe, solo tienes que darle la oportunidad de obtenerlo.

3. Puedes dejar que tu hijo se vaya solo

No hay necesidad de seguir a tu hijo a todas partes. A medida que vaya creciendo, puede ir a la escuela solo o tomar el autobús escolar. Por supuesto, si lo llevas tú mismo te sentirás más tranquilo y estarás seguro de que el niño definitivamente llegó a destino. Sin embargo, al crecer, los niños aprenden las reglas de seguridad y entienden cómo comportarse en la calle. Además, si están en compañía de amigos, dejar que los niños vayan con ellos y discutan sus tareas hará que maduren y sean más conscientes.

4. Puedes enseñarle a tu hijo a tener autocontrol

Por supuesto, los niños son muy emocionales. Pueden estar locamente felices o llorar tan fuerte que se escucharán hasta en la calle. La alegría es maravillosa, pero, si al menor desacuerdo, el niño comienza furiosamente a gritar y a hacer un berrinche, se le debe mostrar cómo controlar sus emociones. El menor necesita aprender a ser sensible y sensato con respecto a lo que está sucediendo a su alrededor. Y, si consigue todo a gritos, entonces se acostumbrará a obtener todo de esa manera.

5. Puedes enseñarle a tu hijo la autodisciplina

Los niños deberían aprender a disciplinarse ellos mismos para hacer las cosas necesarias, hasta cuando no están relacionadas con el juego y la diversión. Cepillarse los dientes antes de acostarse, guardar los juguetes y hacer la tarea son parte integral de la rutina diaria. Para enseñarles a ser autodisciplinados déjalos hacer sus deberes por ellos mismos y solo recuérdales cómo deben limpiarse los dientes.

6. Deja que tu hijo conteste

Es necesario darle a tu hijo la oportunidad de hablar por él mismo. Esto es importante tanto por el bien de sus habilidades intelectuales, así como de las comunicativas. Él no debe temer que alguien le pregunte algo. Debe aprender a responder preguntas y a desarrollar una respuesta espontáneamente. De lo contrario, puede volverse tímido y desconectarse de los demás.

7. Puedes explicarle la causa y efecto a tu hijo

Explícales tus acciones a tu hijo. Si lo regañas, asegúrate de decirle por qué lo hiciste y de qué es culpable. Es importante que el niño se dé cuenta de sus propios errores y saque sus propias conclusiones, ya que debe entender que sus acciones pueden conducir a ciertos resultados. Trata de mantenerlo en calma cuando le expliques por qué es mejor comportarse de cierta forma en determinadas circunstancias y las razones detrás ello.

8. Puedes dejar que tu hijo cometa errores

Trata de no sobreproteger a tu hijo en exceso o de consentirlo todo el tiempo. Por supuesto, vale la pena explicar cosas que pueden llegar a ser peligrosas para su vida personal, pero puedes darle libertad de acuerdo a su edad cuando se trate de otras situaciones. Esto le permitirá aprender de sus errores y ganar su propia experiencia, lo cual le será muy útil en el futuro. Recuerda que los errores, las caídas y las decepciones son parte de la vida.

9. Puedes ayudar a tu hijo a formar su propia opinión

Es útil desarrollar la capacidad del niño para reflexionar críticamente ante una situación, así como para formular sus creencias en función de su comprensión y sus sentimientos. También es importante dejar que el pequeño exprese su opinión. Esto le ayudará a no sucumbir a las bromas de sus compañeros o a actuar de manera extraña y mala solo para demostrar su valentía. Al hacer esto, en el futuro, tu hijo podrá mantener su posición y no caerá bajo la influencia negativa de otras personas.

10. Puedes evitar tratar a tu hijo como si fuera pequeño todo el tiempo

Cuando tu hijo cumpla 3 años, puedes acostumbrarlo poco a poco a realizar algunas tareas. Puede organizar sus juguetes poniéndolos en su lugar, por ejemplo. Y, a medida que crezca, puedes ampliar la lista de sus responsabilidades domésticas. Esto contribuirá a su desarrollo y le inculcará diligencia y disciplina. Además, puedes enseñarle a ayudar a otros, así como a respetar el trabajo de las demás personas.

¿Qué métodos usas para criar a tus hijos? ¿Tratas de hacer que sean más maduros? Comparte tus pensamientos con nosotros en los comentarios.

Ilustrado por: Alena Sofronova para Genial.guru